Menú

Moncloa también maquilla los PGE: dispara el gasto público un 14,5% para 2010

El Gobierno ha "vendido" un recorte del gasto público del 4,5% interanual en los Presupuestos Generales del Estado para 2010. Sin embargo, Economía maquilla los datos: el techo del gasto crece a un ritmo histórico del 14,5%, es decir, oculta una subida de 23.181 millones.

0

LD (M. Llamas / L. Ramírez) Tras negar la peor crisis económica que sufre España en los últimos 50 años, y después de ocultar el aumento real del paro mes tras mes, el Gobierno optar ahora por maquillar los Presupuestos Generales para 2010.

En un alarde de valentía, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y la ministra de Economía, Elena Salgado, han presentado el informe sobre los "objetivos de estabilidad presupuestaria" para el próximo trienio.

En la rueda de prensa que ha tenido lugar tras el Consejo de Ministros de este viernes, ambas han destacado el esfuerzo "sin precedentes" del Gobierno por reducir el gasto público el próximo año con el fin de cumplir con el Pacto de Estabilidad que marca Bruselas -un déficit público máximo del 3% del PIB-.

En concreto, Salgado vende una "contención del gasto sin precedentes, ya que el gasto no financiero disminuirá un 4,5% respecto a 2009", según el comunicado oficial. Es decir, un ajuste presupuestario de 8.681 millones para 2010 respecto al presupuesto liquidado el presente año.

Sin embargo, el anuncio tiene trampa. En realidad, el Gobierno no reduce el techo de gasto, sino que lo incrementa en un 14,5% interanual. Un aumento histórico de 23.181 millones de euros. La trampa consiste en incluir en el cierre del ejercicio presupuestario vigente un gasto extraordinario de 32.000 millones de euros, que no estaban previstos en los actuales Presupuestos. Dicho volumen de gasto procede, en gran medida, del espectacular aumento del paro.

Unos PGE para 2009 irreales

Y es que, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2009 hacían aguas por todos lados, al contemplar unas previsiones del todo irreales en materia de paro o ingresos fiscales. Tal desajuste ha obligado al Gobierno a aprobar líneas de crédito extraordinarias para poder sufragar el coste de las prestaciones por desempleo. Economía ha decidido incluir dicha cuantía, imprevista, en la liquidación presupuestaria del actual ejercicio. Hasta Solbes admitía que estaban desfasados los PGE.

El techo de gasto sirve de base para configurar los próximos PGE. La cuestión es que el Gobierno situó dicho techo en 160.158 millones de euros para 2009, con un incremento del 5% respecto a 2008, y no en 192.020 millones tal y como muestra el informe presentado este viernes por Salgado. Es decir, Economía ha incluido 31.861 millones de gasto que no estaban previstos para el cierre presupuestario del presente año.

Puesto que el Gobierno fija el techo de gasto para 2010 en 183.339 millones, esto le permite afirmar que aplicará una contención presupuestaria "sin precedentes" en el siguiente ejercicio del 4,5%. Sin embargo, en realidad, el Gobierno aumenta el techo de gasto en 23.181 millones -hasta los 183.339 millones- si se toma como referencia el techo de gasto inicialmente previsto (160.158 millones de euros). Un aumento histórico del 14,5%.

En realidad, el Ejecutivo reconoce su propia trampa en el informe. Así, en la página 5 del mismo indica que el gasto de 2010 disminuirá un 4,5% interanual, siempre y cuando, se "compare con el Presupuesto final de 2009".

El problema es que ambas variables no son comparables: la variación real en el techo de gasto se debería medir sobre las previsiones elaboradas por el Gobierno en esta materia para 2009 (160.158 millones) y para 2010 (183.339). Algo que, sin embargo, no hace el Gobierno.

Ante la caída de la recaudación y el aumento de las ayudas, el Banco de España prevé para 2009 y 2010 sendos déficits públicos superiores al 8% del PIB. Previsiones ambas alejadas de los nuevos cálculos de Economía presentados este viernes.

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, reconoció el pasado mayo que 2009 será un año "difícil" para las cuentas públicas e indicó que el Gobierno quiere volver a situar el déficit público por debajo del umbral del 3% en el 2012, tal y como exige Bruselas.

Una vez que el Gobierno apruebe el techo de gasto para el próximo año, deberá ser ratificado primero en el Congreso y, posteriormente, en el Senado, en lo que será una prueba importante para conocer los apoyos parlamentarios con los que cuenta el Gobierno.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot