print
CHINA Y RUSIA, TAMBIÉN CONTRA EL BILLETE VERDE

El rescate financiero dispara el déficit público de EEUU y amenaza con hundir el dólar

El ambicioso rescate financiero del Gobierno de EEUU, que supera ya los 3,2 billones de dólares, disparará la "necesidad de financiación" del Estado hasta niveles récord, según el Tesoro norteamericano. El déficit aumentará hasta los 700.000 millones de dólares en breve. Además, China y Rusia amenazan con abandonar el dólar como divisa de referencia en sus transacciones comerciales.

Corea: más gasto público por la crisis

Noticia publicada el 03-11-2008

LD (M. Llamas) Hasta el momento, el rescate financiero que ha extendido el Gobierno de EEUU a la banca del país, los planes de pensiones, la industria automovilística y las hipotecas en riesgo de impago, entre otros ámbitos, disparará el endeudamiento público del país. Es decir, obligará al Gobierno Federal a pedir prestado al exterior una cantidad sin precedentes de dinero, elevando así la presión sobre sus desequilibradas cuentas públicas.
 
El subsecretario del Tesoro de EEUU, Anthony Ryan, admitió el pasado martes que la Administración Bush superó en julio la previsión de déficit público estimado para el presente ejercicio presupuestario, tras superar la cifra récord de 482.000 millones de dólares.
 
Sin embargo, tales cifras no incluyen todos los planes de recate público del Gobierno, con el objetivo de hacer frente a la peor crisis financiera desde el crack de 1929. Por ello, "las necesidades de financiación de este año no tendrá precedentes", advierte. Y es que, los 700.000 millones de dólares previstos inicialmente para evitar el colapso del sistema financiero del país corren el riesgo de quedarse muy cortos.
 
Hasta el momento, el volumen de ayudas que serán sufragadas mediante el aval de la deuda pública estadounidense supera ya los 3,2 billones y amenaza con duplicarse a medio plazo.
 
El déficit público se dispara hasta niveles récord
 
Además, el aumento de la deuda pública (es decir, crédito que solicita el Gobierno) se está produciendo en una grave contexto de crisis económica, según afirmó Ryan durante su intervención en la reunión anual del Sector de Valores y la Asociación de Mercados Financieros en Nueva York.
 
"El deterioro potencial de las condiciones económicas, dada la actual contracción del crédito, también podrían afectar (negativamente) al Presupuesto gubernamental de este año", cuyo ejercicio fiscal acaba de dar comienzo
 
Por ello, los analistas prevén que el déficit público supere los 700.000 millones de dólares a corto plazo, dada la inminente e intensa recesión que sufrirá el país, informa la agencia AP. De este modo, Ryan reconoció que el Tesoro estudia la posibilidad de reactivar la emisión de nueva deuda pública a 3 años para poder financiar el creciente déficit.
 
China podría renunciar al dólar en sus relaciones comerciales
 
El problema , sin embargo, radica en que las autoridades chinas muestran una creciente reticencia hacia el dólar estadounidense.  Así, el diario chino People's Daily, medio de comunicación muy cercano a las posiciones del Gobierno de Pekín, arremetía recientemente contra el billete verde como divisa de referencia internacional. En un editorial señalaba que los EEUU han "saqueado la riqueza mundial" gracias a su hegemónica posición monetaria, por lo que el mundo necesita "otras monedas" en sustitución del dólar.
 
De este modo, el diario estatal defendía la posibilidad de que China abandonase la utilización del billete verde en sus relaciones comerciales internacionales. "El dólar de EEUU está perdiendo la confianza de la gente. El mundo necesita con urgencia cambiar el sistema monetario internacional" y, por consiguiente, "la posición dominante del dólar", según el rotativo oficial del Partido Comunista en el poder, informa Reuters.
 
Por ello, avanzaba la posibilidad de que las relaciones comerciales entre Europa y Asia se efectúe en euros, libras, yenes (moneda japonesa) o yuanes (moneda china). Unas posiciones que fueron defendidas durante el séptimo encuentro Asia-Europa (ASEM) del pasado 24 de octubre. Las reservas chinas de divisas y oro suman casi dos billones de dólares y están colocadas en su mayor parte en obligaciones emitidas por el Tesoro de EEUU.
 
Rusia apuesta por eliminar el dólar
 
Y no solo se está avanzando dicha posibilidad con Europa sino también con Rusia. Desde hace tiempo, el Gobierno de Moscú viene reiterando su oposición al dólar como divisa de referencia internacional, y la crisis financiera está acentuando esta postura. Durante la reciente reunión mantenida entre el primer ministro ruso, Vladimir Putin, y su homólogo chino, Wen Jiabao, ambos dirigentes coincidieron en que sus respectivos países podrían resistir a la actual crisis financiera mundial en caso de que unieran sus fuerzas. En este sentido, Putin instó a China a ir más lejos y dejar de emplear dólares en sus intercambios comerciales con Rusia.
 
Igor Nikolayev, analista de la auditora privada rusa FBK, advierte de que ambas potencias podrían "optar por el euro, pero su futuro es incierto, sobre todo teniendo en cuenta la evolución actual de los mercados financieros mundiales". Además, tampoco está claro "si China estaría dispuesta a empezar a utilizar el euro, cuando la mayor parte de sus reservas internacionales se mantienen en dólares", informa la agencia rusa Novosti.
 
Por su parte, el director general de la consultora Kalita-Finance, Andrei Marinchenko, tilda dicha opción de "bastante realista". Considera que el rublo se encuentra ante una buena oportunidad para convertirse en una moneda de reserva. Y ello debido, sobre todo, a la creciente desconfianza de los chinos sobre el dólar, aunque todavía no estén acostumbrados a usar el euro.
 
Según Marinchenko, la decisión dependerá finalmente de los gobiernos de ambas poetencias. Sin embargo, confía en que la eliminación del dólar en las relaciones económicas entre Rusia y China favorecería a las empresas rusas y fortalecería el rublo como divisa internacional.
 
Posible alianza entre países asiáticos
 
Curiosamente, el presidente kazajo, Nursultán Nazarbáyev, propuso el pasado jueves a los seis países de la Organización de Cooperación de Shangai (OCS) trazar medidas anticrisis conjuntas y buscar nuevas formas de pago para no depender excesivamente del dólar estadounidense.

"Nuestros países deben elaborar un sistema de medidas conjuntas para superar la crisis financiera mundial con mínimas pérdidas", dijo Nazarbáyev al intervenir en la reunión de jefes de Gobierno de la OCS que se celebró en Astaná, la capital de Kazajistán.

Según el líder kazajo, los países que integran la OCS -Rusia, China, Kazajistán, Tayikistán, Kirguizistán y Uzbekistán- "tiene todo lo necesario para convertir la Organización en una potente asociación económico-financiera internacional", informa Efe.

El mandatario kazajo propuso a los países de la OCS buscar "nuevas formas de pago sin depender de una sola divisa", en alusión al dólar de Estados Unidos. "La dependencia de una sola moneda como divisa de reserva nos convierte en rehenes de un solo Estado y de su política. En el seno de la OCS debemos buscar soluciones a este problema a nivel de gobiernos", manifestó.

Añadió que "dentro de la región que abarca la OCS es muy importante abrir nuevos mercados los unos a los otros y encontrar nuevas formas de pago en estas difíciles condiciones".
 
Depreciación del dólar
 
Todo ello, aumenta la presión sobre la divisa estadounidense. En un momento en el que el propio Tesoro de EEUU reconoce que el país necesita financiación exterior récord para hacer frente al rescate financiero, el abandono del dólar por potencias tan importantes como Rusia o China provocaría una fuerte depreciación del billete verde, encareciendo además el coste de la deuda pública estadounidense.
 
Según el Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana (OCE), el dólar se ha depreciado durante el último año debido, "al empeoramiento progresivo del balance de la Reserva Federal (Fed)". El problema es que "el mejor activo de la Fed (deuda pública) ha caído alrededor del 40% en un año y ha sido sustituida por una serie de activos basura", a través de las distintas ventanas de descuento puestas en marcha por la Reserva Federal.
 

 
A principios del octubre, la Fed amplió la ventana de descuento con el fin de ampliar los préstamos a la banca comercial, acpetando como garantía dichos activos bancarios, llegando a alcanzar un nuevo récord próximo a los 410.000 millones de dólares.
 
"Esos activos basura son básicamente créditos con los bancos privados que estaban garantizados por los activos de mala calidad de esos bancos privados (como hipotecas subprime)", advierte el OCE. "El riesgo para la Fed y, por tanto, para el dólar, es que los bancos privados quebraran y, por tanto, no pudieran amortizar sus deudas con la Fed. En este caso, la Fed tendría que quedarse con el colateral de los créditos que, básicamente, también era incobrable (hipotecas subprime, por ejemplo)", añade.
 
De hecho, de momento, la Fed se vera obligada a contabilizar pérdidas potenciales de entre 2.000 y 6.000 millones de dólares (4.347 millones de euros) en la cartera de activos hipotecarios de Bear Stearns, que asumió para facilitar el rescate del banco de inversión por JPMorgan el pasado mes de marzo, según se desprende de un informe elaborado por Bank of America (BofA), informa Bloomberg.
  
Los analistas del segundo mayor banco comercial de EEUU consideran que el empeoramiento experimentado por los mercados hipotecarios en el último trimestre "coloca de lleno a la Fed en la misma posición que los bancos a los que regula a la hora de contabilizar ajustes en la valoración de los activos".
  
Asimismo, BofA destaca las dificultades existentes a la hora de calcular el valor razonable de estos activos y apunta que "será interesante ver cómo y de qué manera la Fed elige aplicar los principios contables del valor razonable".
  
En este sentido, los autores del informe señalan la dificultad existente para calcular el valor de esta cartera de activos ante la "limitada información pública" respecto a su composición. "Lo que sabemos a través de una presentación de JPMorgan es que los 30.000 millones de dólares de la cartera se componen casi al 50% de CMBS y el resto son hipotecas prime y Alt-A", afirma BofA. Un tipo de créditos que ya están provocando grandes pérdidas a la banca debido a su creciente morosidad, tal y como avanzó Libertad Digital.
 
Ante este deterioro del balance de la Reserva Federal, el Gobierno de EEUU decidió finalmente acudir al rescate de la Fed aprobando un plan de 700.000 millones de dólares mediante la emisión de deuda pública. "Tras esta intervención todo esto cambia ligeramente. Es cierto que la calidad de la deuda pública de EEUU empeora de manera notable, pero en contrapartida los bancos privados (deudores de la Fed) se salvan (de momento)", indica la entidad.
 
"Es como si todos esos activos basura que ahora posee la Fed (repos, TAF, PDCF y TSLF) se hayan sustituido por deuda pública, que aun siendo de peor calidad es mucho más segura que los anteriores activos", indica. "Si esto es así, la otra consecuencia de la intervención sería que el dólar se volvería bastante más sensible (volátil) a la marcha de la economía estadounidense de lo que lo era antes, ya que al fin y al cabo, la solvencia del Gobierno depende de su capacidad para recaudar impuestos, y esto viene limitado en su mayor parte, por la renta anual del país", concluye el OCE.
 
En este sentido, la economía de EEUU se encuentra al borde de la recesión económica, y ésta amenaza con convertirse en la mayor caída del PIB desde la crisis del petróleo de los años 70. Si a ello se suma el riesgo de que ciertos países abandonen el dólar en sus transacciones comerciales, el valor del billete verde corre el riesgo de hundirse. 



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados