Menú

El ahorro de las familias cae a su nivel más bajo desde 1999

Los españoles ahorran cada vez menos, a tenor de los datos sobre la contabilidad trimestral emitidos este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La tasa de ahorro de la renta disponible en el tercer trimestre de 2006 se ha situado en el 7,9 por ciento, casi un punto y medio menos que el año anterior, como destaca la nota. Los hogares aumentaron el consumo en ese período un 7,6 por ciento. En un entorno de deuda en aumento y tipos de interés al alza, esta caída del ahorro añade nuevas incertidumbres sobre la posición financiera de las familias y la situación de la economía en su conjunto.

Los españoles ahorran cada vez menos, a tenor de los datos sobre la contabilidad trimestral emitidos este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La tasa de ahorro de la renta disponible en el tercer trimestre de 2006 se ha situado en el 7,9 por ciento, casi un punto y medio menos que el año anterior, como destaca la nota. Los hogares aumentaron el consumo en ese período un 7,6 por ciento. En un entorno de deuda en aumento y tipos de interés al alza, esta caída del ahorro añade nuevas incertidumbres sobre la posición financiera de las familias y la situación de la economía en su conjunto.
(Libertad Digital) Tomando períodos móviles de cuatro trimestres se aprecia que en el último (que va del cuarto trimestre de 2005 al tercero de 2006) la tasa de ahorro del sector continúa descendiendo hasta alcanzar el 9,3 por ciento de su renta disponible, tres décimas menos que en el período móvil precedente.
 
A lo largo del tercer trimestre de 2006, la renta disponible de los hogares se incrementó un 5,9 por ciento sobre el mismo período del año anterior, o casi 8.500 millones de euros más. Este aumento se debe principalmente por el crecimiento del saldo de las rentas primarias (6,6 por ciento), tanto por el alza de las rentas mixtas y de los salarios como las rentas de propiedad, aunque éstas en menor medida.
 
Pero esa renta disponible habría crecido más de no ser por un mayor montante de impuestos sobre la renta y patrimonio pagados este trimestre (15 por ciento), así como por el mayor crecimiento del volumen de cotizaciones sociales pagadas (9,6 por ciento) que de prestaciones recibidas (8,9 por ciento).
 
Esta mayor renta disponible se destinó sobre todo a un aumento del consumo (7,6 por ciento), lo que necesariamente se ha acompañado de una caída del ahorro. Así, la tasa de ahorro en el tercer trimestre del pasado año cayó casi un punto y medio sobre el mismo período de 2005, hasta el 7,9 por ciento. Tomando períodos móviles de cuatro trimestres se aprecia que en el último (que va del cuarto trimestre de 2005 al tercero de 2006) la tasa de ahorro del sector continúa descendiendo hasta alcanzar el 9,3 por ciento de su renta disponible, tres décimas menos que en el período móvil precedente.
 
Si observamos el gráfico con un poco de perspectiva, veremos que la tasa de ahorro, que aumentó a lo largo de 2006, cae desde el segundo trimestre de 2004, en coincidencia con el cambio de Gobierno aunque no necesariamente relacionado con ello. Y de un 12,7 por ciento de tasa de ahorro en períodos móviles, y excepto el tercer trimestre de 2005, todos los transcurridos desde entonces han marcado una tendencia negativa.
 
Por otra parte, el sector de sociedades no financieras registró un decrecimiento interanual del 13,2 por ciento de su renta disponible durante el tercer trimestre, hasta los 11.527 millones de euros.
 
Sociedades no financieras
 
No obstante, el saldo de rentas primarias del sector aumentó un 4,3 por ciento, como consecuencia del notable incremento de su excedente de explotación bruto (9,8 por ciento), parcialmente compensado por un montante de rentas netas de la propiedad percibidas por el sector, un 23 por ciento más negativo que hace un año. La renta disponible alcanzada, unida al saldo positivo de 1.183 millones de transferencias de capital netas recibidas, no ha sido suficiente para financiar el montante total de inversión del sector, que alcanzó los 36.449 millones, un 3,1 por ciento más que hace un año. Por ello, las sociedades no financieras generaron una necesidad de financiación de 23.739 millones de euros, lo que supone un 10 por ciento del PIB trimestral, medio punto mayor que la registrada en el mismo trimestre de 2005.
 
Por otra parte, las Administraciones Públicas aumentaron su renta disponible un 9,7 por ciento en el tercer trimestre, hasta alcanzar 60.857 millones de euros, debido, especialmente, al crecimiento interanual experimentado por los impuestos netos (11 por ciento), tanto los ligados a la producción e importaciones (4,1 por ciento) como los de la renta y patrimonio (16 por ciento), y al comportamiento menos negativo de las rentas netas de la propiedad. Igualmente, el mayor crecimiento interanual de las cotizaciones sociales percibidas (8,3 por ciento) que de las prestaciones pagadas (8 por ciento) contribuyó también de forma positiva al aumento de la renta disponible, si bien se vió parcialmente atenuado por el incremento de las transferencias corrientes netas pagadas al resto de los sectores. El gasto en consumo final de las administraciones públicas aumentó un 7,5 por ciento en el tercer trimestre, lo que permitió generar un ahorro que alcanzó un valor absoluto de 22.298 millones, un 13,7 por ciento más que en el tercer trimestre de 2005.
 
Este ahorro, reducido en 398 millones por el saldo neto de las transferencias de capital percibidas, permitió financiar completamente el volumen de inversión de las administraciones públicas en este trimestre, obteniéndose una capacidad de financiación estimada en 13.681 millones de euros, un 5,8 por ciento del PIB del trimestre. Por otro lado, la renta disponible del sector de las instituciones financieras aumentó de forma muy significativa (43 por ciento) hasta situarse en 4.166 millones en el segundo trimestre. Esta renta disponible fue suficiente para financiar el volumen de inversión realizada por el sector, que ascendió a 1.212 millones de euros. De esta manera, las instituciones financieras obtuvieron una capacidad de financiación de 2.472 millones en este período, lo que representa un 1 por ciento del PIB, cuatro décimas mayor que hace justamente un año.
 
En el tercer trimestre de 2006 y como resultado de la actuación de todos los sectores institucionales, la economía nacional presentó una necesidad de financiación frente al resto del mundo de 18.651 millones de euros, 5.443 millones superior a la del tercer trimestre de 2005. Esta cifra representa un 7,9 por ciento del PIB trimestral, 1,9 puntos mayor que la estimada para el mismo período del año anterior.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios