Menú

El Banco de España obliga a aumentar provisiones por la ola de impagos

El Banco de España inicia una ofensiva para evitar una tormenta financiera en España por el incremento de la morosidad. El organismo supervisor duplica las exigencias a los bancos y cajas de ahorros en lo que a provisiones se refiere. Tienen que reservar más dinero para afrontar impagos futuros.

0
El Banco de España inicia una ofensiva para evitar una tormenta financiera en España por el incremento de la morosidad. El organismo supervisor duplica las exigencias a los bancos y cajas de ahorros en lo que a provisiones se refiere. Tienen que reservar más dinero para afrontar impagos futuros.

El sector inmobiliario debe 325.000 millones de euros a las cajas de ahorros y bancos que operan en España. Así lo admite el máximo responsable de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Santos González. A su juicio, los promotores y constructores "no pueden pagar", lo que "está afectando a la calificación que realizan las agencias de rating del sistema financiero nacional", así como a su valor bursátil.

El Banco de España no es ajeno a esta situación y su apuesta -junto con las fusiones apoyadas en el FROB- es obligar a las entidades a guardar más dinero del que reservaban hasta ahora para afrontar la morosidad. Es lo que se conoce en la jerga especializada como "provisiones bancarias". El mecanismo es sencillo: cuando un banco o una caja cree que un crédito concedido puede resultar impagado (préstamo dudoso) debe guardar un determinado porcentaje de fondos para afrontar la pérdida correspondiente.

El organismo supervisor que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha decidido apretar las tuercas a las entidades financieras debido al esperado incremento de la morosidad -especialmente de los créditos por actividades inmobiliarias- que se producirá este año como consecuencia de la depresión laboral, la recesión económica y el enquistamiento del mercado de la vivienda.

Los precios de las casas no bajan porque los bancos y cajas no están dispuestos a rebajar el precio lo suficiente para que haya demanda para los pisos. Si lo hicieran, entonces verían como sus cuentas sufren como consecuencia de la pérdida de valor de los activos, que hoy no reflejan en sus balances.

Hasta ahora la banca había sobrevivido gracias a las inyecciones de liquidez del Banco Central Europeo a un tipo de interés del 1%, pero durante 2010 el organismo monetario va a cerrar el grifo de las subastas masivas de dinero a las entidades, lo que se acompañará con una subida de los tipos en la segunda mitad del año.

Por lo tanto, el Banco de España ha emplazado a bancos y cajas de ahorros a guardar una parte de sus beneficios para destinarlo a provisiones. Se trata de provisiones "voluntarias", según explican fuentes del sector financiero, ya que hasta el pasado año el organismo supervisor no las exigía. Pero en 2008 las tornas cambiaron y se convirtieron en obligatorias. Ahora el Banco de España las eleva. La aplicación está contemplada en el Anejo IX, capítulo II de la Circular 4/2004.

En concreto, la banca ya tuvo que duplicar en los resultados de 2009 -pasar del 10 al 20%- la provisión por los inmuebles adquiridos (además de otros tipos de activos), y ahora el Banco de España anuncia que en 2010 este porcentaje se elevará hasta el 30% por la sobrevaloración actual que tienen las viviendas, según sus cálculos.

Pero ahora, el Banco de España ya está pensando en el cierre del ejercicio de 2010, y ha advertido que si la situación sigue deteriorándose, es muy posible que a finales de este año tengan que provisionar un 30% del valor de tasación de los inmuebles en lugar del 20% de 2009.

Asimismo, los bancos y las cajas de ahorros deberán elevar las provisiones hasta un 20% ´ó 25% en el caso de los activos de dudoso cobro (todavía no son impagos, pero se considera que pueden serlo a corto plazo).

Finalmente, el supervisor ha ordenado las entidades que eleven también las provisiones de activos "subestandar", esto es, los que no son todavía dudosos pero tampoco tienen la máxima calidad crediticia en lo que al pago de la obligación correspondiente se refiere. El Banco de España quiere que se incrementen del 10% actual al 15% del valor del activo.

En Libre Mercado

    Servicios