Francisco González durante la presentación de este
print
FG: "TODO LO QUE HACEMOS HA DE SER MORALMENTE ACEPTABLE"

El BBVA revolucionará su modelo de negocio bancario para captar 8,5 millones de clientes hasta 2010

El presidente del BBVA, en la presentación del nuevo plan estratégico del banco, ha incidido en las ideas de innovación, transformación y accesibilidad. Su objetivo es captar 8,5 millones de clientes hasta alcanzar los 51 millones de usuarios en 2010 con una inversión de 5.600 millones de euros. Entre los proyectos previstos figura la integración de oficinas en tiendas o cafeterías. Francisco González, que no quiso contestar a preguntas ajenas a la presentación, dijo que "todo lo que hacemos debe ser publicable y moralmente aceptable".

Noticia publicada el 24-05-2007

(Libertad Digital) El pabellón Madrid Arena ha sido el marco escogido por el BBVA para celebrar una convención con 2.000 directivos del grupo. Justo antes de que comenzara, su presidente Francisco González ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha presentado la puesta en marcha de un un nuevo plan estratégico a tres años. Este nuevo modelo está centrado en la innovación y tiene como uno de sus principales objetivos la captación de 8,5 millones de clientes en todo el mundo, hasta alcanzar en 2010 los 51 millones de usuarios.

Palabras como innovación, accesibilidad, tecnología o transformación han aderezado un discurso en el que ha desgranado un ambicioso proyecto que entraña, según González, revolucionar el modelo de negocio bancario del BBVA con nuevas fórmulas que ofrezcan un servicio personalizado a los clientes. Entre los objetivos principales de este plan se encuentran los inmigrantes y los jóvenes.

Según González, el BBVA pretende captar en España 1,5 millones de clientes entre jóvenes e inmigrantes. Para México espera 4 millones, y en América del Sur, 3 millones.

Para lograr estos objetivos, la entidad bilbaína invertirá 5.600 millones de euros con los que diversificará su oferta. Así, hará posible que las oficinas del banco sean, por la mañana, entidades del BBVA y por la tarde, se abran para el servicio de "dinero express", orientado a público inmigrante. También han proyectado la inserción de las oficinas bancarias en centros comerciales e incluso en cafeterías. Así, también han previsto espacios dentro de sus oficinas para albergar toda la amplia oferta de productos no financieros, como televisiones, minicadenas, cristalerías, motocicletas u ordenadores.
 

 
En la amplia exposición, que han continuado varios directivos del grupo tras la intervención del presidente, el BBVA incide en que se duplicará la cartera de créditos en América. También  pretenden implementar en nueve puntos la eficiencia (cuantía de los ingresos que consumen los gastos). La meta del BBVA es que en 2010, esta cuota baje del 44 por ciento, en la que está situada ahora, hasta cifras inferiores al 35 por ciento.

Todas las innovaciones técnicas, que han mostrado en una exposición habilitada en el mismo pabellón, ayudarán, según González a lograr estos objetivos. Entre estas innovaciones tienen previsto comercializar productos que no sean estrictamente financieros. Esta oferta representará en conjunto el 25 por ciento del margen de intermediación del grupo en 2010.

Para poder llevar a buen término estos retos, la entidad invertirá 5.600 millones de euros de sus beneficios en tecnologías hasta 2010, de los que 2.500 millones se emplearán exclusivamente en los planes de innovación. El presidente de la entidad se mostró convencido de que este proyecto "va a crear mucho más valor que las aproximaciones convencionales de nuestros competidores" y va a permitir al grupo "ser el ganador del sector financiero y de servicios del siglo XXI".

Entre los planes del BBVA para España y Portugal es prioritario captar incrementar su cartera de clientes jóvenes e inmigrantes, mediante la potenciación de las líneas Blue BBVA y Dinero Express. En cuanto a sus innovadores productos no financieros intentarán que las ventas asciendan hasta los dos millones. El máximo responsable de este área, Jaime Guardiola, ha explicado que, para ello, se transformará la mitad de la red de sucursales de la entidad, que pasarán a ser oficinas Duo -tradicional más Dinero Express-, puntos multiproducto, multitiendas o multioficinas.

México
Especial atención se ha prestado al crecimiento en México. En este país  la entidad quiere pasar de 14 a 18 millones de clientes, multiplicar por 2,5 veces el crédito al consumo y triplicar el volumen de hipotecas para la compra de vivienda. El director del área, Ignacio Deschamps, explicó que en este país se abrirán 245 oficinas hasta 2.010, se fomentarán las transacciones electrónicas para que pasen a representar el 88 por ciento del total, se pasará de 4.876 cajeros a 7.500 y se incrementará el número de comercios afiliados hasta alcanzar los 150.000. Deschamps resumió que con todos estos movimientos se quiere mantener la "posición comercial líder" que el grupo tiene en México en esta década de gran crecimiento en la que se transformará el escenario bancario del país.

América del Sur

El plan estratégico del grupo también afectará a América del Sur. Los directivos del grupo destacados en estas regiones tratarán de captar 3,3 millones de clientes hasta alcanzar los 12 millones. Además intentarán triplicar el saldo de tarjetas y consumo, abrir 240 oficinas hasta tener una red de 1.600 sucursales e instalar 2.000 nuevos cajeros para elevarlos hasta 5.600.

En este área, la entidad ha adelantado que hará un especial esfuerzo en planes de acción social, especialmente enfocado a la educación. Las dos iniciativas principales serán la creación de la Fundación para las Microfinanzas con una dotación de 200 millones de euros y el compromiso de dedicar el 0,7 por ciento de los beneficios de cada país a la mejora de la educación de los sectores más desfavorecidos de la población (18,4 millones de euros en 2007).
 
China
 
El presidente, Francisco González también ha advertido que el proceso de consolidación y crecimiento en China a través de Citic será lento y más complicado debido a las características especiales del país. Tal y como ha explicado González, las condiciones políticas en China, donde "no hay libertad" total para operar a nivel empresarial, ha provocado que el grupo se haya dado un plazo de unos 10 años para consolidar este proyecto. A través de su alianza con Citic, BBVA intentará llegar a los más de mil millones de chinos. También ha llamado la atención sobre las posibilidades de negocio en otras zonas sin explotar y en vías de desarrollo que supone un nicho importante de mercado, como la India, Vietnam o Corea.
 
"No hemos venido a hablar de eso"
 
Con la diplomacia que le caracteriza, durante el turno de preguntas, Francisco González ha evitado contestar a un periodista que le ha preguntado por los supuestos planes del banco para el italiano Monte dei Paschi porque, según dijo "no hemos venido a hablar de eso". Precisamente, por este motivo, advirtió que no contestaría a cualquier pregunta que no estuviera centrada en los planes de innovación y transformación del banco. De esta manera, González daba al traste con cualquier expectativa de interrogarle a cerca del dossier que salió de Moncloa con la intención de tumbarle y que fue desvelado por Manuel Conthe, cuando aludió a aquella "triangulación perturbadora", formada por Arenillas, Sebastián y la cadena SER.
 
No obstante, González pudo lanzar un mensaje a navegantes en una de sus contestaciones. El presidente del BBVA dijo que "cuando uno hace las cosas hay que hacerlas bien moralmente". González explicó que "se lo digo desde el punto de vista del Banquero, todo lo que hacemos ha de ser publicable y moralmente aceptable".  



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados