print
PARA GARANTIZAR LA ESTABILIDAD DEL SISTEMA

El BCE recomienda pensiones privadas y reducir gasto social, al contrario que Solbes

Los retos que se plantean en la economía española configuran una ecuación difícil de resolver. Este planteamiento ha guiado el último estudio del BCE sobre nuestro sistema de Seguridad Social. Su solución es tajante: Adoptar un sistema complementario de pensiones privadas y reducir las prestaciones sociales. Una receta radicalmente opuesta al planteamiento de Solbes que apuesta por subir las pensiones púbilcas y abrir el grifo del gasto social. Medidas que apuntan a un incremento de la presión fiscal.

Noticia publicada el 22-02-2008

LD (Europa Press) El miembro del Comité Ejecutivo y del consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) José Manuel González-Páramo considera que habrá que reducir las prestaciones sociales y los ingresos por jubilación para garantizar la estabilidad del sistema de Seguridad Social en el futuro.
 
Tras la presentación del estudio 'Instrumentos Financieros para la Jubilación', González-Páramo explicó que esta es la "solución a la ecuación" que resulta de subir las cotizaciones sociales y reducir la tasa de sustitución (porcentaje del último salario percibido equivalente a la pensión), condiciones necesarias para garantizar la estabilidad del sistema.
 
Una materia en la que también entraron Pizarro y Solbes durante el debate que mantuvieron este jueves por la noche en Antena 3. Solbes, se mostraba partidario de incrementar el gasto social manteniendo los impuestos. También dijo que no se fiaba de la empresa privada porque "comete excesos". Pizarro, en cambio, insistía en la necesidad de crear empleo y rebajar la presión fiscal para reactivar la economía.
 
Durante la clausura del acto, González-Páramo destacó que el envejecimiento de la población es un asunto de "gran importancia" para la sociedad española, por lo que abogó por utilizar las herramientas adecuadas para hacer frente a las consecuencias de los cambios que se están produciendo en la pirámide de población.
 
Según González-Páramo, uno de los principales "obstáculos" para llevar a cabo una reforma del sistema de la Seguridad Social es la falta de debate público que existe en torno a este tema, por lo que consideró "indispensable" lograr que los ciudadanos conozcan y comprendan las necesidades del sistema para poder desarrollar políticas adecuadas a la nueva realidad social.
 
González-Páramo concretó que el envejecimiento de la población es "particularmente intenso" en Europa Occidental y en España, y aseguró que las consecuencias "podrían ser graves" si no se toman las medidas adecuadas para hacer frente a los riesgos que conlleva la excesiva longevidad de la población.
 
A su parecer, si no se reforma el sistema de pensiones en el futuro, el gasto público de España por este concepto podría situarse en el 16% del Producto Interior Bruto (PIB) en el 2050, muy por encima del actual y superior al previsto para otros países de la UE.
 
En este sentido, apostó por contener el incremento de la tasa de dependencia española que, a su juicio, puede duplicarse en los próximos cincuenta años, a través del fomento de la natalidad y de la inmigración, factor positivo que contribuye a reducir la tasa de dependencia a corto plazo.
 
Asimismo, destacó la importancia de impulsar el crecimiento potencial de la tasa de actividad alargando la vida laboral de los trabajadores, aumentando los tipos de cotización y reduciendo las tasas de sustitución de salarios, lo que, a su juicio, supondrá una reducción en las prestaciones y los ingresos por jubilación.
 
Por otro lado, González-Páramo consideró que los países deberán contar con situaciones presupuestarias saneadas para garantizar el buen funcionamiento del sistema, y resaltó la necesidad de fomentar la cultura financiera entre la población española, "una condición necesaria para tomar decisiones colectivas, racionales y justas", señaló.
 
Sistema complementario de pensiones
 
Ante los retos del futuro, el estudio que presento hoy el representante del BCE recomienda, principalmente, la creación de un sistema complementario de pensiones privadas que propicie la transferencia al sistema financiero del riesgo que supone la longevidad de los españoles, como medida estratégica para afrontar la incertidumbre que plantean los cambios demográficos.
 
El director del estudio, Cesar Molinas, consideró que este sistema complementario, al que actualmente se puede recurrir de forma voluntaria, se podría implantar como "obligatorio" para fomentar el ahorro de los españoles y asegurar la trasferencia del riesgo de envejecimiento al sistema financiero.
 
Por otro lado, el estudio hace un llamamiento a la industria aseguradora para que apueste decididamente por la comercialización de pensiones vitalicias, para asegurar esta trasferencia de riesgos y como requisito "imprescindible" para que el mercado funcione.
 
Finalmente, señala la conveniencia de emitir Bonos del Estado a cincuenta años e incrementar la emisión a treinta, anima al Tesoro Público a emitir bonos referenciados a la inflación, y advierte de la necesidad de reformar la reciente regulación de la Hipoteca Inversa por ser la vivienda la principal vía de acumulación de riqueza de los españoles.
 
De cara al futuro, el estudio concluye que no existen razones para mostrar optimismo sobre el sistema de pensiones en España, porque los actuales flujos de inmigración y crecimiento de empleo están aliviando la situación financiera del sistema público de reparto en el corto plazo, pero la agravarán cuando se manifiesten plenamente las consecuencias del envejecimiento de la población.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados