Menú

El colapso fiscal de California se extiende a otros 9 estados de EEUU

California no está sola. Otros nueve estados de la primera potencia mundial se enfrentan a una profunda crisis presupuestaria. El déficit público de EEUU aumenta a un ritmo récord. La recaudación fiscal registra un desplome histórico, y la población solicita recortes drásticos en el gasto público.

0

El mapa de las cuentas públicas de EEUU presenta su peor imagen desde la II Guerra Mundial. El déficit público ascendió a 176.000 millones de dólares en octubre, casi cuatro veces más que el mes precedente, según el Departamento del Tesoro.

El saldo negativo en las cuenta públicas del primer mes del período fiscal de 2010 superó por poco el cálculo de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, en sus siglas en inglés), que era de 175.000 millones de dólares, en el décimo tercer mes consecutivo de déficit.

El mes pasado la recaudación del Gobierno federal fue de 135.000 millones de dólares y sus gastos sumaron 311.000 millones de dólares, según datos oficiales del Tesoro.

El déficit fiscal de septiembre fue de 46.000 millones de dólares, con lo que EEUU cerró el período fiscal 2009 con un saldo negativo de 1,42 billones de dólares, triplicando así el déficit de 2008 (454.800 millones de dólares), lo que supone casi el 10% del PIB, frente al 3,1% del ejercicio anterior, según el CBO.

A nivel estatal, la situación no mejora. Más bien, todo lo contrario. El colapso presupuestario que ha sufrido California amenaza con extenderse a otros nueve estados del país. A principios de año ya se preveía que un total de 44 estados dispararían su déficit público como consecuencia de la profunda recesión económica que sufría el país. De hecho, Goldman Sachs avanzaba que, al menos, once estaban en riesgo de bancarrota, tal y como sucedió con California.

Diez meses después se confirma el pronóstico. Un estudio divulgado el miércoles advierte de que nueve estados se encaminan hacia un desastre económico similar al de California, que se ha caracterizado por la entrega de pagarés y un déficit presupuestario que carece de precedentes.

Las preocupaciones en torno al presupuesto podrían significar impuestos más altos, así como un aumento de la tasa de desempleo para 2010. 

Los afectados son algunos de los estados más poblados de la nación. En concreto, se trata de Arizona, Florida, Illinois, Michigan, Nevada, Nueva Jersey, Oregón, Rhode Island y Wisconsin, según el informe, elaborado por el Centro Pew.

Todos ellos registran déficits públicos de dos dígitos, paro elevado, alta tasa de ejecuciones inmobiliarias e importantes recortes presupuestarios con el fin de frenar la profunda crisis fiscal que padecen sus cuentas públicas. Estos 10 estados concentran a más de una tercera parte de la población de Estados Unidos y generan un tercio de la producción económica del país, según el estudio.

"Aunque California a menudo es la más observada, otros estados están enfrentando dificultades igualmente estremecedoras", indicó la directora del Centro Pew, Susan Urahn, un instituto de investigación con sede en Washington. "Las decisiones que adopten esos estados mientras intentan salir de la recesión tendrán un papel primordial en estimar la capacidad de recuperación de toda la nación", agregó.

California encabeza la lista de estados con una mayor crisis fiscal. Su gobernador, Arnold Schwarzenegger, se ha visto obligado a apicar drásticos recortes en el gasto público, próximos a los 60.000 millones de dólares, afectando a ámbitos esenciales del llamado Estado de Bienestar, como la educación y servicios sociales. Y, de hecho, el gobernador avanza nuevos recortes. Así, su estado prevé un déficit público de entre 12.400 y 14.400 millones de dólares en 2010. "Creo que aún no hemos ganado la batalla", advirtió Schwarzenegger esta misma semana.

¿La causa? Una fuerte caída de los ingresos fiscales a nivel estatal. Así, según un reciente estudio del Rockefeller Institute, los estados de EEUU han registrado un desplome tributario del 16,6% interanual en el segundo trimestre del año. Una caída récord desde que existen mediciones al respecto (1962).

Un total de 49 estados han ingresado menos dinero durante este trimestre y 36 muestran un declive de dos dígitos. A junio de 2009, el conjunto de estados han recaudado 63.000 millones de dólares menos, el doble de lo que habían obtenido de los estímulos fiscales aplicado por el Gobierno federal de Barack Obama.

Además, los indicadores avanzados del tercer trimestre siguen señalando caídas mínimas de un dígito en casi 40 estados. Los ingresos del impuesto sobre la renta han caído un 27,5%, mientras que los tributos sobre las ventas han descendido un 9,5%.

A nivel federal, la recaudación de impuestos experimenta una caída similar:

En este sentido, las últimas encuestas de opinión indican que crece la masa crítica sobre el modo en que Obama está manejando las cuentas públicas del país. El 57% de los estadounidenses desaprueban el aumento del déficit público, mientras que un 62% estaría dispuesto a sufrir una recesión más larga con el fin de evitar un mayor incremento del gasto público federal. Es decir, prefieren recortar déficit frente al plan de estímulo económico puesto en marcha por el Gobierno de EEUU (unos 800.000 millones de dólares).

Sin embargo, según estos mismos informes, tanto el Gobierno federal como los ejecutivos estatales optarán previsiblemente por subir impuestos con el fin de reducir la abultada brecha presupuestaria.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El oscuro incidente del que ni Antonio David se atreve a hablar
    2. El Gobierno del PSOE asesta un nuevo golpe a caza, pesca, tiro deportivo y coleccionismo de armas
    3. Moreno destroza el discurso de Rodríguez echándole en cara "el casoplón" de Iglesias
    4. Vídeo: Esteban González Pons tritura a Pedro Sánchez en el Parlamento Europeo
    5. Ernesto Sevilla se cachondea de Sánchez: "Me enseñó la Moncloa como quien te vende un piso pero no se quiere ir"
    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios