Menú

El desplome de los bancos hunde un 4,6% la Bolsa española

El Ibex-35 acusó este lunes las caídas generalizadas en el sector financiero y sólo una empresa (Acciona) salvó la sesión en positivo. El selectivo cayó un 4,6% y se situó en los 7.270 puntos. La Bolsa comienza la semana en números rojos.

0
El Ibex-35 acusó este lunes las caídas generalizadas en el sector financiero y sólo una empresa (Acciona) salvó la sesión en positivo. El selectivo cayó un 4,6% y se situó en los 7.270 puntos. La Bolsa comienza la semana en números rojos.

LD (L. Ramírez) La desconfianza en la salud del sistema financiero y el aluvión de datos económicos que cada día tiran por tierra las expectativas de recuperación siguen lastrando a los mercados, y en particular, al español. El Ibex-35 se hundió un 4,6% en la primera sesión de la semana, una jornada en la que los grandes protagonistas fueron los bancos.

Así, el selectivo, perdió 350,40 puntos, hasta 7.270,50 unidades. En dos meses y un día de este ejercicio acumula unas pérdidas del 20,94%. En Europa, con el euro a 1,258 dólares, poco antes del cierre nacional las pérdidas eran menores, excepto Milán, que cedía algo más del 6%, mientras que Londres caía el 4,6% por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 3,8%; París, el 3,5%, y Frankfurt el 2,9%.

Todos los grandes valores bajaron: BBVA registró el mayor descenso del Ibex, el 9,33%, mientras que Banco Santander cedió el 8,16%, la tercera mayor caída del Ibex; Iberdrola, el 7,69%, la cuarta; Repsol, el 3,93%, y Telefónica, el 1,09%.

Los principales indicadores europeos abrieron la jornada con fuertes caídas arrastrados por el cierre bajista de Wall Street el pasado viernes, y no fueron capaces de remontar ni mitigar el descenso por los malos datos publicados hoy.

La confianza de los inversores sufrió un nuevo varapalo tras conocerse que el banco británico HSBC ha puesto en marcha una ampliación de capital por valor de unos 14.100 millones de euros para reforzar sus recursos propios, después de que cayera a casi la mitad su beneficio anual y la morosidad se disparase en Estados Unidos.

El beneficio neto de HSBC cayó un 62%, hasta los 7.385 millones de euros, lo que unido a las pérdidas de 12.309 millones de euros en EE.UU., han provocado el anuncio del cierre de la mayoría de sus oficinas estadounidenses y el despido de 6.100 empleados.

Además, el Gobierno de Estados Unidos anunció que otorgará otros 23.840 millones de euros a la aseguradora American International Group (AIG) para "estabilizar a esta compañía sistemáticamente importante", en un momento en el que la empresa se prepara para anunciar la mayor pérdida trimestral de su historia.

Con todo ello, La Bolsa de Nueva York aceleraba este lunes el descenso y el Dow Jones de Industriales bajaba un 3,4% a media sesión. Por su parte, el mercado Nasdaq perdía el 3%, mientras que el selectivo S & P 500 cedía el 3,8%.

¿Recapitalización bancaria?


El secretario de Estado de Economía, David Vegara, aseguró este lunes que el Gobierno "no puede ni debe" cerrar las puertas a las recapitalizaciones de las entidades financieras porque sería "despreciar" un instrumento que sí han sido usado muchos países europeos.

Así lo puso de manifiesto Vegara en un almuerzo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), donde recordó que el Gobierno puso "encima de la mesa" este instrumento por si hubiera que usarlo en un momento determinado. "Era evidente que países muy cercanos lo iban a usar", añadió.

Aseguró que se trata de una herramienta de "flexibilidad" y que el Gobierno "no aprueba por deporte" un Decreto Ley que contempla esta posibilidad si después no va a estar preparado para ponerlo en marcha.

"Estamos preparados", aseveró el secretario de Estado, quien, sin embargo, recordó que hasta ahora, no ha sido necesario recapitalizar ninguna entidad, lo que supone, a su parecer, "una buena noticia" que demuestra que España está mejor que otros países.

Vegara indicó que la puesta en marcha del decreto que contempla la posibilidad de hacer recapitalizaciones era bastante razonable, sobre todo tras la caída de algunos "monstruos de las finanzas" debido a la crisis.

Un Real Decreto con carácter de urgencia


Aunque el Gobierno todavía no haya utilizado la opción de comprar directamente acciones de bancos y/o cuotas participativas de las cajas de ahorros para salvar las entidades financieras de las caídas bursátiles y del desplome inmobiliario, la normativa le permite hacerlo desde hace meses.

El pasado mes de octubre, el presidente del Ejecutivo, José Luís Rodríguez Zapatero, celebró un lunes un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar un Real Decreto Ley con carácter de urgencia. En esta norma se faculta al Estado a entrar en el capital de los bancos y las cajas:

"Con carácter excepcional y hasta el 31 de diciembre de 2009, se autoriza al Ministro de Economía y Hacienda para la adquisición de títulos emitidos por las entidades de crédito residentes en España, incluyendo participaciones preferentes y cuotas participativas, cuando estas entidades necesiten reforzar sus recursos propios y así lo soliciten", establece el Real Decreto.  Los acuerdos de adquisición se adoptarán previo informe del Banco de España.

Esta nueva normativa puso otra vez encima de la mesa las divergencias entre Zapatero y su vicepresidente segundo, Pedro Solbes, ya que el también ministro de Economía y Hacienda dijo un día antes de que se celebrara este Consejo de Ministros que facultar al Estado a comprar acciones y cuotas participativas era “innecesario”. Al día siguiente, el presidente aseguró que es una medida “urgente que no puede esperar”.


En Libre Mercado

    Servicios