print
EL INDICADOR PULVERIZA LAS PREVISIONES

El Euribor se duplica desde 2004 y el Gobierno vuelve a decir que ha tocado techo

El indicador de referencia para fijar el precio de las hipotecas en España, el Euribor, ha duplicado su valor desde 2004. En diciembre de ese año, el indicador estaba en 2,356 por ciento y este miércoles ha cerrado a 4,588. Entretanto, el vicepresidente en funciones, Pedro Solbes, ha vuelto a decir que el Euribor "no subirá más".

Casi la mitad de las viviendas nuevas serán públicas en 2008

Noticia publicada el 12-03-2008

(Libertad Digital) Este miércoles, el Euribor, principal índice que se utiliza en España para fijar el precio de las hipotecas ha subido hasta el 4,588, muy cerca del 4,6 por ciento. Este mismo miércoles, Solbes ha asegurado que “las circunstancias actuales” hacen pensar que el Euribor “no va a subir más”. Una afirmación que ha repetido en numerosas ocasiones a lo largo del último año.
 
Lo cierto es que, desde 2004, cuando el PSOE cogió las riendas del Gobierno, el indicador de referencia para fijar el precio de las hipotecas no ha hecho más que subir. Si observamos el siguiente cuadro, descubrimos una tendencia ascendente del indicador desde 2004 hasta nuestros días. Concretamente aumenta más de un cien por cien su valor.
 
 
No obstante, el triunfalismo económico del Gobierno parece haberse apagado en el mismo momento en que el recuento de votos otorgaban la victoria a José Luis Rodríguez Zapatero. Este martes, en una entrevista concedida a Reuters, Solbes se desdecía de todas las previsiones que había dado como buenas antes de los comicios. Ni creceremos al 3,1 (ahora para Solbes son buenas las previsiones que hablan de un 2,5), ni bajará la inflación (seguirá por encima del 3 por ciento).
 
Este miércoles, en una entrevista con medios del grupo Prisa, Solbes ha estimado que, si logramos que el PIB aumente un 3 por ciento al año, “entonces deberíamos crear un millón de puestos de trabajo”. Durante toda la campaña electoral, Zapatero ha prometido crear en la próxima legislatura 2 millones de empleos.
 
Además, ha de afrontar grandes retos, como tratar de financiar todas las promesas electorales, desde los 6.000 euros que regalará a los propietarios que pongan en alquiler su vivienda, hasta las subvenciones al alquiler, los 400 euros que devolverá en junio, o las ayudas a los hipotecados.
 
Estos compromisos, representan, en suma, un problema que ha de resolver el Gobierno en un escenario de fuerte desaceleración, crisis en los mercados crediticios, brusco frenazo del sector inmobiliario, destrucción de empleo en la construcción y persistente pujanza al alza de los precios.
 
En cualquier caso, cuando las cuentas no salen, el Gobierno suele recurrir a la misma estrategia: el Euribor. Cuando en octubre la inflación cogió por sorpresa al Gobierno, Solbes no sólo achacó el fuerte repunte del IPC a que los españoles “no hemos interiorizado el euro”, sino que pronosticó que el Euribor no volvería a subir.
 
El 3 de septiembre del pasado año, una semana después de anunciar junto a Zapatero las desgravaciones por alquiler para jóvenes, Carme Chacón aseguraba que el Euribor había tocado “techo”. Fue en una entrevista concedida a Punto Radio en la que además, señaló que eran muy pocos los que tenían que “apretarse más el cinturón” para pagar la hipoteca. Justo el día anterior, en una entrevista concedida al diario El País, Zapatero anunció que los tipos de interés y el Euribor “deben haber tocado techo”. Sólo tres días después, el Euribor marcaba un nuevo máximo histórico y alcanzaba la cota del 4,807 por ciento.
 
No obstante, el Gobierno insistió. El 27 de septiembre, el ministro Solbes compareció ante la Comisión de Economía del Senado donde dijo que el Euribor había adelantado un posible crecimiento de los tipos, lo que significaba que “si aún no ha tocado techo”, es porque “están a punto de hacerlo”. El está a punto de hacerlo, lo cambió por un tajante “ya ha tocado techo” el 30 de octubre de 2007. En aquel momento dijo que iba a bajar.
 
Lo cierto es que, pese a que se ha moderado ligeramente los últimos meses, el Euribor ha vuelto a coger la senda alcista. Como vemos en el siguiente cuadro, en lo que va de 2008, el indicador sigue subiendo.
 

Pero la pelea del Gobierno con este indicador no termina aquí. Especialmente curioso fue el modo en el que se refirió Caldera a este indicador de referencia poco antes de la cita electoral. El pasado 13 de febrero, el ministro de Trabajo, trataba de minimizar el espectacular aumento del paro en los dos primeros meses del año y señalaba que parte de la culpa de esos desempleados la tenía el Catastrofismo del PP, algo que había influido mucho, según él en la Bolsa. Una coyuntura, en cualquier caso, pasajera para el Ministro quien señaló también que el poder adquisitivo de los ciudadanos había aumentado porque “han bajado los tipos de interés”, ante la mueca general (pues el BCE ha mantenido estable los tipos en las últimas reuniones) matizó, “me estoy refiriendo al Euroibor”.

Pero el último en demostrar el desconocimiento de este indicador fue el propio presidente del Gobierno. José Luis Rodríguez Zapatero, en una entrevista concedida a la Sexta tras su primer debate con Rajoy, aseguró que el Euribor, “lo fija el Banco Central Europeo”, cuando en realidad, su valor depende del precio de los préstamos que hacen entre sí los bancos más importantes del continente.

El precio de las hipotecas
 
Pero la escalada del Euribor ha venido acompañada de una subida del precio de la hipoteca media a lo largo de la legislatura que acabamos de finalizar. Según los datos de la Asociación Hipotecaria Española, en 2004 el importe medio de la hipoteca de vivienda era de 115.005 euros. 2007 cerró con un importe medio de la hipoteca de casi 150.000 euros.
 

 




Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados