print
EL SECTOR INDUSTRIAL "REABSORBERÁ" A LOS PARADOS

El Gobierno dice que en 2009 se solucionará "el aumento del paro" y la "desaceleración"

Un mes después de prometernos, en campaña electoral, que creceríamos al 3,1 por ciento y que alcanzaríamos el pleno empleo, el Gobierno dio marcha atrás y rebajó sus previsiones de crecimiento. Ahora, se acumulan los indicadores en niveles de crisis. El paro ha repuntado en abril por primera vez en doce años y el sistema ya destruye empleos en todos los sectores. El Ejecutivo se ha encomendado al plan de choque y pronostica que "en 2009 saldremos del bache".

Comienza la destrucción neta de empleo
La producción industrial sufre la mayor caída de su historia
Primer aumento del paro en abril en doce años

Noticia publicada el 06-05-2008

LD (Luis F. Quintero) Hace escasas dos semanas, el Gobierno presentó un nuevo cuadro macroeconómico en el que revisó a la baja las previsiones de crecimiento para España, nada menos que un 25 por ciento en un mes. Unas previsiones de incremento del PIB, de empleo, tipos e inflación que nada tenían que ver con las que comprometieron Solbes y Zapatero durante la campaña electoral, a penas un mes y medio antes.
 
Libertad Digital, ya adelantó el pasado 25 de abril que los datos económicos de empleo, previsiones de crecimiento, Euríbor e inflación demostraban que el Gobierno había mentido en sus promesas electorales. En aquella información también adelantábamos la posibilidad de que Solbes se viera forzado a revisar, antes del verano, de nuevo este cuadro macroeconómico y sus propias previsiones de crecimiento.
 
Esta semana los malos datos económicos siguen acumulándose, adelantando un cuadro macroeconómico todavía inferior al que presentó Solbes. Uno de los datos indicadores más preocupantes es el del empleo. La afiliación a la Seguridad Social y los Servicios Públicos al Empleo, adelantan un comportamiento del mercado laboral, similar al registrado en la crisis de 1992. El sistema no sólo es incapaz de generar nuevos empleos sino que ya destruye puestos de trabajo. En sólo cuatro meses la afiliación a la Seguridad Social ha caído un 0,09 por ciento y el ritmo de crecimiento de la misma se ha desplomado en más de un 50 por ciento desde abril del pasado año. La variación interanual de la afiliación en este mes de abril es la más baja desde 1994.
 
Por otro lado, los datos de los Servicios Públicos de Empleo (antiguo INEM), arrojan un total de 2,3 millones de parados en el mes de abril tras registrar un repunte de 37.542 nuevos parados respecto al mes de marzo. Si lo comparamos con los parados que había en abril del pasado año, la diferencia asciende hasta los 315.393 parados más. Se trata del primer mes de abril en el que crece el paro de los últimos 12 años.
 
A estas cifras de empleo hay que sumar los datos de confianza de los consumidores y de consumo minorista que ya están en niveles de crisis habiendo registrado los peores datos de sus respectivas series históricas.
 
Por si fuera poco, son ya numerosos los analistas que estiman que las anunciadas medidas del plan de choque de Solbes para frenar lo que llaman “la desaceleración” se muestran insuficientes. El propio Ministerio de Economía recomendaba a los titulares de hipotecas que consultaran a sus asesores financieros antes de acogerse a la ayuda para ampliar el crédito, ya que supondría un incremento muy sustantivo de los intereses que comportaría, tal y como adelantó Libertad Digital.
 
Además, la devolución de los 400 euros prometida por el Ejecutivo será insuficiente y tendrá un impacto casi nulo sobre el consumo ya que muchas familias no podrán acceder a la medida por tener rentas demasiado bajas.
 
Por último, la promesa de que los parados generados serían reabsorbidos por otros sectores, de momento siguen pareciendo cantos de sirena a juzgar por los los datos de afiliación a la seguridad social y de paro que adelantan la destrucción de empleo en todos los sectores. Esto significa que los más de 2,3 millones de parados que tiene ahora mismo España, tendrán grandes dificultades para conseguir un nuevo empleo.
 
Las nuevas promesas del Ejecutivo
 
Una situación y unos datos de empleo a los que no se ha referido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero en su intervención de este martes en el almuerzo organizado para la última jornada de la 41 Asamblea del Banco Asiático de Desarrollo, que se celebra en Madrid desde el pasado sábado.
 
En su lugar, Celestino Corbacho, nuevo ministro de Trabajo, Miguel Sebastián, nuevo ministro de Industria y Pedro Solbes han analizado los datos y han fijado nuevas fechas de recuperación.
 
Celestino Corbacho
 
Pese a la escasa efectividad que plantea el nuevo Plan de Choque del Gobierno, el ministro de Trabajo estima que a pesar del "mal dato" del empleo, los puestos de trabajo se recuperarán gracias a las medidas aprobadas, aunque reconoce que no será de forma "inmediata".
 
Miguel Sebastián
 
Por su parte, Miguel Sebastián, ha señalado que el dato de desempleo es "un mal dato" y augura que no será hasta 2009 cuando "saldremos del bache". En su opinión, el repunte del paro y la caída en la afiliación a la seguridad social es "lógica" por la evolución del sector de la construcción. No obstante, a su juicio, "la industria está absorbiendo parte del crecimiento del paro aunque a corto plazo no puede absorberlo todo".
 
Lo cierto es que, atendiendo a los datos ofrecidos este martes por el Ministerio de Trabajo, el sector industrial ha generado más de 300.000 parados en abril, algo menos que la construcción que supera los 330.000. Además, el número de afiliados a la Seguridad Social en industrias extractivas ha caído en Abril un 0,21 por ciento. En industrias manufactureras la caída ha sido del 0,27 por ciento.
 
A esto hay que sumar que el Índice de Producción Industrial (IPI) se ha derrumbado literalmente el pasado mes de marzo, tras sufrir una caída del 13,3 por ciento con respecto al mismo mes de 2007, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de la mayor contracción del IPI en la historia reciente de España. Ni siquiera en la crisis económica de 1993 dicho indicador se redujo tanto en un solo mes.
 
Por lo tanto, se antoja harto complicado que los parados que ha generado el sector de la construcción sean reabsorbidos ya por el sector industrial, tal y como afirma Miguel Sebastián.
 
Pedro Solbes
 
El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, también ha analizado los datos de empleo. Según ha dicho, el titular de Economía, el Ejecutivo ya contaba con este aumento del paro debido a la "desaceleración" aunque ha dicho que "todavía se sigue creando empleo".
 
¿Podemos seguir creyendo al Gobierno?
 
Las declaraciones que ha ofrecido este martes el Ejecutivo hablan de nuevos plazos para la recuperación económica. Unos plazos que suponen una nueva revisión respecto de la que ofrecieron a principios de año, cuando estimaban que a partir de marzo o abril se recuperaría la confianza de los consumidores y comenzarían a bajar los precios. Ambas, previsiones que han resultado fallidas.
 
En principio, la verosimilitud de las promesas del Gobierno queda en entredicho a juzgar por las cifras que arrojan todos los indicadores. La confianza de los consumidores y la consumo minorista (las compras habituales de los ciudadanos) han caído a niveles de crisis. La morosidad hipotecaria ha crecido y el número de familias que no pueden hacer frente a sus deudas se ha disparado más de un 200 por cien sólo en los tres primeros meses del año.
 
Este mismo martes, el Colectivo Ioé ha coeditado con CIP-Ecosocial y la editorial Traficantes de Sueños el "Barómetro Social de España" en el que se advierte que el pago de las hipotecas y las continuas subidas de tipos de interés ha provocado que la deuda de los hogares españoles se triplique entre 1994 y 2006. Por su parte, el ahorro ha descendido un tercio en el mismo periodo, de tal modo que la deuda ha crecido seis veces más deprisa que su renta.
 
El Euribor continúa al alza, del mismo modo que el petróleo y los alimentos siguen encareciéndose. Los tipos de interés se mantendrán altos en tanto en cuanto el Banco Central Europeo mantenga su mandato de controlar la inflación. Este mismo lunes Trichet advirtió que se mantenían las presiones inflacionistas en la zona Euro y que "no hay tiempo para la complacencia".
 
La inflación, por su parte, sigue su tendencia alcista pese a que se moderó ligeramente la pasada semana. En abril, productos como la leche, la harina o el aceite de girasol han acumulado una subida del 40 por ciento respecto al mismo mes de 2007. Un cuadro macroeconómico que, de continuar en esta senda, avanza un crecimiento del PIB inferior al 1 por ciento, tal y como pronosticó Alberto Recarte.
 
Con este panorama, ¿podemos creer las nuevas previsiones del Gobierno?



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados