print
CORREDOR ADMITE LA "CRISIS PROFUNDA"

El Gobierno estima que el excedente de pisos tardará tres años en venderse

Los promotores tardarán unos tres años en absorber las cerca de 800.000 viviendas que acumularán de execedente' al final de este año por el frenazo de la compraventa de viviendas, siempre que se mantenga un "ritmo normal" de demanda, según señaló este miércoles la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor.

Noticia publicada el 23-07-2008

LD (Europa Press) Las estimaciones de la ministra de Vivienda se basan en una demanda por creación de hogares de entre las 400.000 y 450.000 viviendas anuales, frente a un ritmo de construcción de alrededor de 200.000 inmuebles en el mismo periodo de tiempo.
 
Según la ecuación de Corredor, la nueva construcción dejaría al descubierto cada año entre 200.000 y 250.000 viviendas demandadas, que deberían ser cubiertas por el stock de los promotores, de forma que en tres años se habría dado salida a entre 600.000 y 750.000 viviendas vacías.
 
Según precisó la ministra de Vivienda, la existencia de este 'stock' es el resultado de un crecimiento "insostenible" de la actividad constructora durante los últimos años. De hecho, el ladrillo ha venido aportando un 18 por ciento del PIB, cifra que, según Corredor, con datos de especialistas, debería ajustarse "hasta el 11 ó el 12 por ciento del PIB" en el marco de un nuevo modelo productivo.
 
A la espera de que esto ocurra, la ministra de Vivienda afirmó "sin paliativos" que el sector se enfrenta a una "crisis profunda" que "ya afecta de lleno a los ciudadanos", por cuanto tienen cada vez más dificultades para acceder a los créditos o, en el caso de "demasiadas familias", tienen "serios problemas" para pagar sus hipotecas, infladas por las subidas de tipos.
 
En este punto, la ministra de Vivienda también indicó que la crisis del sector afecta "de forma especial" a las empresas inmobiliarias "fuertemente apalancadas". Así, puso como ejemplo a Martinsa-Fadesa y su concurso de acreedores, del que dijo que "no es una buena noticia para el Gobierno".
 
En materia de precios, Corredor volvió a decir que "sería óptimo que los precios de las viviendas se situarán en el entorno del IPC, como parece que está ocurriendo", es decir, que se mantuvieran estables en torno a los actuales niveles, aunque los datos del primer trimestre arrojaron una tasa de crecimiento del 2% que ya implica una caída real de los precios.
 
"Reformas inaplazables"
 
En este contexto, Corredor estimó que la situación requiere de "reformas inaplazables", especialmente dirigidas al fomento de la rehabilitación y del alquiler, para dotar al mercado de una estructura "sólida" de cara al futuro.
 
Aseguró que este camino no pasa por incrementar la deducción por compra de vivienda, como pidió recientemente el portavoz de economía en el Congreso del PP, Cristóbal Montoro, ya que, en su opinión, así se penalizaría el alquiler.
 
"Va en contra de las prioridades del Gobierno y de la lógica económica en un momento como el que vive la economía", pecisó antes de añadir que esta medida "calienta el mercado y tira de los precios hacia arriba". Además, según precisó, esta deducción tiene un coste anual para el Estado, vía Presupuestos Generales del Estado, de 4.000 millones de euros.
 
El Gobierno no debe frenar el ajuste
 
Por otro lado, antes de entrar en detalles sobre las medidas a tomar, Corredor quiso dejar claro que la misión del Gobierno no es frenar el necesario cambio de ciclo, sino garantizar el acceso de los ciudadanos a la vivienda.

Asimismo, reiteró en varias ocasiones que el "punto de partida" de la recuperación debe ser establecer un ambiente de "confianza" en el sector, especialmente entre Ejecutivo y empresas, entendiendo que el Gobierno velará por éstas "dentro de los márgenes del libre mercado". .
 
Corredor se centró en algunas de las reformas y medidas que pretende acometer el Gobierno, comenzando por la rehabilitación de viviendas.
 
Así, recordó el Plan Renove que su Gabinete tratará de presentar al Consejo de Ministros antes de que acabe el año y que tendrá una dotación de 2.000 millones de euros anuales, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), para rehabilitar 500.000 viviendas a lo largo de la legislatura.
 
Reducir los plazos de los deshaucios
 
En materia de fomento del alquiler, la ministra aseguró que su Gabinete presentará próximamente al Consejo de Ministros un borrador, que actualmente se está redactando, del anteproyecto de ley de reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil y de reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos, para dotar de mayor seguridad jurídica a los propietarios.
 
Concretamente, precisó que la intención del Gobierno es reducir hasta 3 ó 4 meses los procesos de deshaucio. "Queremos garantizar a los propietarios que pueden alquilar sus viviendas sin muchos sinsabores", apostilló.
 
Por último, Corredor se refirió a la polémica que envuelve desde hace tiempo a las estadísticas que ofrece el Gobierno y aseguró que la intención de su Ministerio "no es competir" con otras fuentes estadísticas, aunque reivindicó la oficialidad de las estadísticas ministeriales.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados