Rodriguez Zapatero y Abdelaziz  Buteflika. (LD)
print
NADAL A LD: "ES MÁS IRRESPONSABLE DE LO QUE CREÍAMOS"

El PP ve al Gobierno "en plena huida adelante" por culpar a Sarkozy de la crisis con Argelia

El PP ha leído con asombro la noticia de que el Gobierno culpa directamente a Sarkozy de la expulsión de Repsol y Gas Natural de Argelia. El diario Negocio cita este miércoles "fuentes cercanas al Gobierno" al revelar que el presidente francés presionó a finales de julio a su homólogo argelino, Abdelaziz Butteflika, para que cancelara la concesión a las energéticas españolas en el proyecto de Gassi Touil. Álvaro Nadal, secretario de Economía y Empleo del PP, ha señalado a LIBERTAD DIGITAL que "el Gobierno es más irresponsable de lo que pensábamos, si, como parece, ha decidido huir hacia delante señalando al presidente francés para tapar su grave incompetencia en la defensa de las empresas españolas en el exterior".

SARKOZY VOTE OUI, por Víctor Gago


Noticia publicada el 05-09-2007

LD (Víctor Gago) El PP prefiere que sea el Gobierno quien salga a cara descubierta a decir lo que este miércoles fuentes anónimas "cercanas" al Ejecutivo han contado al diario Negocio: que Sarkozy pidió en persona a Butteflika, el pasado 27 de julio, que echase a Repsol YPF y Gas Natural del proyecto Gassi Touil, en el que las concesionarias españolas han invertido unos 1.600 millones de euros.
 
"Es tan irresponsable que desde el Gobierno, para escapar de sus responsabilidades en esta crisis, se provoque otro encontronazo con Francia, apenas unos días después del episodio con el primer ministro Fillon, que más vale no echar leña al fuego y que el presidente aclare cuanto antes esta grave acusación", ha comentado Álvaro Nadal a Libertad Digital.
 
El PP remarca que en el ataque a los intereses españoles en el exterior no hay mas mano negra que la del Gobierno y su "pésima política exterior", como la definió este martes Mariano Rajoy; a lo que Nadal añade el factor de "una política energética caótica".
 
"Sin un proyecto de diversificación claro, más dependientes que nadie del exterior para el suministro energético y aislados por la política exterior, era cuestión de tiempo que los argelinos se aprovechasen de la debilidad, la imprudencia y la improvisación permanente de Rodríguez Zapatero", ha comentado a este diario el secretario de Economía y Empleo del PP.
 
"Lo que no puede ser", observa, "es que Zapatero vaya contando por ahí que no hay lugar en España para centrales nucleares y, claro, al día siguiente, Sonatrach empieza a presionar a sus socios españoles porque sabe a España más un poco más dependiente del gas que anteayer".
 
El portavoz del PP se pregunta, además, "dónde han estado metidos los ministros de Industria, primero Montilla y ahora Clos, durante estos tres años de relaciones con Argelia, que tienen que ser unas relaciones eminentemente económicas y comerciales, como las enfocó con éxito el Gobierno del PP".
 
Que Sarkozy "pueda haber movido ficha en Argelia, es lógico, desde el punto de vista de los intereses de Francia", apunta Nadal, "lo que no tiene ninguna lógica de Estado es la dejación permanente que ha hecho el Gobierno de Rodríguez  Zapatero de la defensa de los intereses de España en el mundo".
 
Nadal denuncia el "grave error" de Zapatero al haber enfocado las relaciones exteriores con prejuicios ideológicos como los que inspiran la Alianza de Civilizaciones.
 
"Toda negociación con otro país tiene un decorado, y la nuestra con Argelia no ha tenido el mejor decorado posible, después de la visita de Zapatero a Marruecos, en la que la que viró bruscamente la política española sobre el Sahara. Argelia se ha tomado la justicia por su mano, tratando cuestiones comerciales y económicas como al grito de excusas políticas que el señor Rodríguez Zapatero ha servido en bandeja", ha argumentado el portavoz de asuntos económicos del PP, en declaraciones a este diario.
 
Mala negociación
 
Además, este verano, Industria, presionada por Argelia, accedió a todas sus exigencias en el proyecto de Medgaz. Como consecuencia, el Ejecutivo levantó los límites de venta de gas a Sonatrach en el mercado español y le permitió aumentar su papel en el gasoducto entre ambos países y convertirse en su mayor accionista individual. Fuentes del sector energético apuntan que Sonatrach se ha hecho con el 'know-how' suficiente durante los dos años en que ha estado desarrollando el proyecto con Gas Natural y Repsol YPF. Además advierten que, teniendo mano libre para comercializar gas en España, Argelia pretende desarrollar todas las reservas del perímetro de Gassi Touil en solitario, algo que deja fuera a Gas Natural y Repsol. Dos empresas españolas que ganaron un concurso público internacional para desarrollar este proyecto gasista en Argelia, el mayor proyecto de gas del país y el primero controlado por extranjeros. Una aventura con una inversión de 5.900 millones.
 
No obstante, en agosto de 2006, la argelina Sonatrach, cambiaba su estrategia al firmar una alianza con la rusa Gazprom. De esta manera, unían fuerzas el mayor proveedor de gas del Viejo Continente y la suministradora de la cuarta parte de este combustible. En aquel momento, la Comisión Europea mostró su preocupación e incertidumbre a cerca de lo que podría suceder a raíz de esta unión. Más, teniendo en cuenta el conflicto desatado en enero entre Rusia y Ucrania a cuenta del suministro de gas.
 
Las advertencias venían de lejos
 
La actitud mostrada por Clos en esta negociación levantó polémica en múltiples ocasiones. El pasado 21 de marzo, el diputado del PP, Jorge Moragas, preguntaba al ministro Clos en sede parlamentaria por el curso de unas negociaciones que apuntaban a un incremento del precio del gas que Argelia vendía a España. En su pregunta, el diputado popular, hacía referencia a una entrevista que concedió el ministro de energía argelino Chakib Kherill al diario Expansión en la que advertía que el precio del gas que vendía a España aumentaría el 20 por ciento. A su vez, cargaba contra Gas Natural y Repsol acusándoles de incumplimiento de contratos.
 
La única respuesta que acertó a hilar Joan Clos en aquel momento es que "Argelia es un país que tiene gas, que nos lo vende a nosotros y lo quiere vender más caro; y lo que queremos es comprar más barato y estamos negociando". El fruto de esas negociaciones fue presentado por Clos como una noticia positiva para los planes de expansión de las empresas españolas que operan en el país Africano. A este contexto es necesario sumar las relaciones diplomáticas entre Argelia y España tras el apoyo del Ejecutivo de Zapatero a Marruecos en el conflicto del Sáhara, contrario a los intereses del pueblo saharaui y de la propia Argelia.
 
Pero el diario Expansión no fue el único que gozó de una entrevista de Chakib Kherill. En las páginas de la revista Petroleum Economist, que recuerda este martes La Gaceta. El ministro de Energía argelino ya advertía a finales de este verano que, tras las concesiones de Joan Clos, "Sonatrach puede desarrollar sus reservas por sí misma con la ayuda de empresas de servicio. Dinero tengo. Reservas tengo. Mercados, tengo. Dispongo de acceso a la tecnología. ¿Qué me aportas?", se preguntaba Kherill en referencia a Gas Natural y Repsol.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados