Menú

El sector manufacturero español muestra una "lectura deprimente"

El sector manufacturero español aceleró su caída en septiembre y registró un descenso generalizado de la producción, las ventas y las exportaciones, según el Índice de Gestión de Compras de Markit (PMI) elaborado por Markit Economics.

0

Markit advierte de que el sector "muestra una lectura deprimente" debido a que "las empresas no pueden pasar a los clientes el aumento del coste de las materias primas" por la debilidad en la demanda.

El Índice, que tiene en cuenta factores como la producción, los pedidos y el empleo, descendió hasta los 45,8 puntos en septiembre y puso en evidencia "un marcado deterioro de las condiciones empresariales", además de que en 19 de los últimos 20 meses, la producción ha registrado una contracción.

A la caída de los nuevos pedidos para las exportaciones se les ha unido el descenso de los pedidos pendientes de realización. Aunque los precios de compra aumentaron en septiembre por primera vez en once meses, esta subida fue marginal y se debió al alza de las materias primas, en especial del acero.

Por su parte, los precios cobrados siguieron cayendo debido a la competencia y al interés de las empresas de impulsar las ventas. El empleo en este sector se redujo en septiembre por vigésimo quinto mes consecutivo debido a que las empresas ajustaron sus plantillas ante la debilidad de la demanda.

La debilidad en los nuevos pedidos provocó que las ventas realizadas se cubrieran con las existencias, cuya reducción causó a su vez que también disminuyese la reservas de materias primas. En la zona euro, Francia encabezó el crecimiento del sector manufacturero europeo, cuyo índice PMI fue el más alto de los últimos 16 meses gracias al aumento de la producción y los nuevos pedidos.

No obstante, el recorte de gastos en las empresas provocó que el empleo y los inventarios siguieran cayendo. El índice PMI final del sector manufacturero de la eurozona aumentó de los 48,2 puntos registrados en agosto a los 49,3 en septiembre.

Por países, la producción registró en Francia el ritmo de crecimiento más alto en casi tres años, y aunque en Alemania, Holanda, Austria y Grecia también creció, en estos países el ritmo de crecimiento fue menor al de agosto.

Alemania y Francia impulsaron el segundo aumento consecutivo de los nuevos pedidos para la zona euro en su conjunto, aunque en general el ritmo de crecimiento se mantuvo "tan solo modesto" debido a que en países como Holanda y Austria los ritmos de crecimiento se atenuaron.

Según el economista jefe de Markit, Chris Williamson, "mientras que la producción y los nuevos pedidos aumentaron con mayor intensidad, el ritmo de expansión fue tenue". Además, añadió que la pérdida de empleo fue generalizada en todos los países de la zona euro debido a las dificultades de las empresas para ampliar sus ganancias.

En Libre Mercado

    Servicios