print
SEGÚN LA PATRONAL BANCARIA

España cerrará el año con un déficit presupuestario superior al 2% del PIB

Se acabó el superávit de las cuentas públicas. Después de que el pasado año cerraran el ejercicio con un excedente del 2,2 por ciento del PIB, un punto por encima de los presupuestado, el Gobierno esperaba lograr un superávit del 1,2 por ciento en 2008, objetivo ahora imposible. Según la patronal bancaria AEB, las cuentas públicas mostrarán un déficit superior al 2 por ciento, por lo que el Gobierno no tiene margen para aumentar el gasto -como prometió Zapatero- sin elevar la presión fiscal.
El FMI rebaja el crecimiento español
Crisis en el sector servicios

Noticia publicada el 18-07-2008

(Libertad Digital)  La economía española se enfrenta a dos tipos de problemas. Por el lado exterior tiene que hacer frente a los efectos de la crisi sfinanciera global, la escalada de los precios de la energía y de los alimentos, y el deterioro de las perspectivas de crecimiento tanto en los Estados Unidos como en Europa.
 
Desde el punto de vista interno, el ajuste del mercado de la vivienda está llevando a una desaceleración de la actividad y del empleo más intensa y profunda de lo esperado.
 
 
A ello se añaden importantes desequilibrios acumulados en la fase de auge del ciclo, en especial el diferencial de precios y costes con la Eurozona y el abultado déficit exterior. Todo ello en un contexto de menor holgura de las condiciones monetarias y un marcado empeoramiento de la confianza de los agentes económicos
 
Dentro de este marco de referencia y dado que el ajuste en el sector de la vivienda “fácilmente podría extenderse hasta bien avanzado el próximo ejercicio e incluso más allá”, el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) real en 2008 puede situarse en torno al 1,5 por ciento y por debajo de esta tasa en 2009.
 
Estas son las previsiones de la Asociación Española de Banca (AEB) incluidas en su último informe económico-financiero, en el que señala que la tasa de paro podría su perar el 11 por ciento en 2009.
 
La patronal considera que la tasa de inflación podría llegar al 5,5 por ciento este verano aunque, posteriormente, podría reducirse hasta el 3 por ciento en el año entrante siempre que se estabilicen los precios de la energía y de los alimentos y que se eviten los efectos de “segunda ronda”, es decir, el traslado de la inflación a los salarios de los trabajadores.
 
Con todo ello, las cuentas públicas mostrarían un déficit superior al 2 por ciento, agotando prácticamente la capacidad del Gobierno para elevar el gasto público. No hay dinero en las arcas para gastar sin endeudarse.
 
El presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ya ha prometido que elevará las protecciones sociales aunque la economía esté inmersa en una de las mayores crisis de la historia, por lo que la única manera de aumentar el gasto es elevando los ingresos, a tenor de las previsiones de la patronal bancaria.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados