Martes 14 de Septiembre
Actualizado a las 00:07:59
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

8
SEGÚN THE WALL STREET JOURNAL

España "ilustra" los riesgos del euro: la burbuja precede a la recesión

La economía española “ilustra” los riesgos de la moneda única comunitaria. El diario norteamericano The Wall Street Journal dedica un artículo a esta cuestión y pone sobre la mesa los problemas que se generan cuando se integran economías heterogéneas, como se ha hecho en Europa.

LORENZO RAMÍREZ

Ahora que hasta Francia y Alemania comienzan a dar muestras de cierta recuperación económica, los miembros más débiles de la unión monetaria no ven la salida del túnel de la recesión. El grupo que lidera España está compuesto por Italia, Grecia y Portugal, países donde se esperan años de estancamiento del PIB, lo que se conoce como una crisis en forma de “L”.

Así lo explica The Wall Street Journal en un extenso artículo que publica este lunes. El diario se hace una pregunta: ¿Las divergencias existentes entre las distintas economías de la zona euro pueden suponer un problema para la unión monetaria en sí misma?

La divisa comunitaria está en máximos respecto al dólar. Un euro se cambia por 1,45 unidades del “billete verde”, este hecho, junto con la evolución de los tipos de interés, han reducido el miedo de los inversores sobre la economía europea. Sin embargo este enfoque no es extensible a todos los países de la región.

Para entender el proceso, el diario pone como ejemplo a España porque “ningún otro país ilustra mejor las ventajas y riesgos de la moneda europea”. Al adoptar el euro hace una década “España disfrutó de manera inmediata de unos tipos de interés más bajos que nunca”, ya que el BCE pasó a dirigir la política monetaria española.

De esta forma, se creó en España un “fuerte incentivo” a pedir préstamos, ya que los tipos de interés estaban por debajo de la inflación. era más rentable pedir un crédito que ahorrar, ya que la evolución de los precios castigaba el ahorro, mientras que los tipos alimentaban el préstamo.

Así, se creó una burbuja inmobiliaria y los precios de los inmuebles se dispararon, creando una deuda familiar del 130% de su renta disponible, todo ello acompañado de una expansión sin precedentes del consumo.

Sin embargo, en la antesala de la crisis, el BCE subió los tipos de interés y las familias y empresas españolas comenzaron a tener problemas para devolver sus préstamos. El periódico explica que, en otras épocas, los países a los que les pasaba esto recurrían a devaluar sus monedas para salir de la recesión, algo que España e Italia "hicieron en repetidas ocasiones" cuando tenían la peseta y la lira.

Pero ahora, al carecer de política monetaria, esto es imposible.  Por ello, los países en crisis deben recuperar su competitividad mediante "el descenso de los sueldos y los precios respecto a otros miembros de la eurozona", en un momento en el que la población se ha "acostumbrado" a una mejora de su nivel de vida. Es la tesis que defiende el economista Alberto Recarte, en su célebre Informe 2009.

Como resultado de todo ello, España es el único país que cerrará el año en recesión, con una caída del PIB prevista por Bruselas del 3,7%, un desplome que puede ser mayor, con una tasa de paro que roza ya el 19% y un déficit público que superará el 10% del PIB en 2009.

Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899