print
UNO DE LOS TRES PAÍSES QUE MÁS DIRECTIVAS SE SALTA

España tendrá que pagar más de 5.300 millones de euros por incumplir Kioto

Pese a que Zapatero es uno de los más firmes defensores de la lucha contra el cambio climático, y seguidor de las teorías que Al Gore predica previo pago de importantes sumas de dinero, nuestro país figura entre los tres que más directivas de Kioto incumple. Una situación que obligará a desembolsar más de 5.300 millones de euros. Zapatero se comprometió a firmar un nuevo contrato del hombre con la naturaleza.



Blanco desmiente a El País

Noticia publicada el 30-11-2007

(Libertad Digital) Las sumas de dinero que genera la lucha contra el cambio climático no deja de tener fin. En nuestro caso, España no sólo tiene que asumir la minuta que cobra Al Gore cada vez que pronuncia Cambio Climático en un estrado, sino que tendrá que afrontar el pago millonario de las multas por incumplir las directivas del protocolo de Kioto. Según un estudio, España tendrá que desembolsar 5.314 millones de euros por el reiterado incumplimiento de los compromisos que adquirimos en el tratado de Kioto.
 
Japón Italia y Españ son los tres peores ejecutantes de las 36 naciones que están de acuerdo en frenar la emisión de dióxido de carbono. El acuerdo de kioto de 1997 está diseñado para rebajar el calentamiento global solicitando créditos o permisos a las naciones por sus excesos de emisión. Unos permisos que se compran y se venden y que generan enormes costes a los países que más directivas incumplen.
 
España, Italia y Japón probablemente omiten sus compromisos de kioto porque subestimaron la relación entre el crecimiento económico y las  futuras emisiones de fábricas las fábricas. Conforme al protocolo de kioto y el tratado del Cambio Climático de Naciones Unidas, aprobado por 175 naciones y organizaciones, los países que exceden el tope de emisiones permitido deben comprar créditos en el mercado. Los vendedores son típicamente inversores industrial que han acumulado un exceso de créditos o permisos.
 
España incumplirá por un margen muy amplio (más de 14 puntos porcentuales) su objetivo de reducción de emisiones bajo el protocolo de Kioto en 2010 si no aplica nuevas medidas. Los costes por incumplir las diversas directivas del pacto podrían superar los 5.300 millones de euros. Además de España, sólo otros dos países de la Unión Europea -Italia y Dinamarca- superarán sus límites de emisiones de CO2 autorizadas, según las proyecciones hechas públicas hoy por la Comisión Europea.
 
De acuerdo con el reparto interno pactado entre los Quince, a España le correspondería limitar el aumento de emisiones a un 15 por ciento respecto a 1990. Pero, con las políticas actuales, el incremento en 2010 será del 42,3 por ciento. Con la obtención de créditos mediante inversiones para recortar el CO2 en países terceros, un mecanismo previsto por Kioto, se podría lograr una disminución adicional del 11 por ciento, y con planes de reforestación, otro 2 por ciento. Aun así, en el mejor de los casos, la subida en España se situará en el 29,2 por ciento.
 
El comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, señaló en rueda de prensa que los datos de España "no son buenos" pero agregó que las autoridades españolas "son conscientes de ello" y están tomando nuevas medidas para reducir las emisiones. En este sentido, destacó que el Gobierno está desarrollando "una política muy ambiciosa de renovables y es uno de los tres países más avanzados en tecnologías de renovables" y que ha elaborado un plan de asignación de emisiones "bastante estricto" para la industria para el periodo 2008-2013.
 
En 2005, las emisiones en España aumentaron un 3,6 por ciento respecto al año anterior y un 52,3 por ciento respecto a 1990. Las principales causas de estos incrementos son el mayor uso de combustibles fósiles para generar electricidad y suministrar calefacción y el aumento del transporte por carretera, según un informe publicado también este martes por la Agencia Medioambiental Europea. Este estudio alude al plan de medidas urgentes contra el cambio climático aprobado por el Gobierno el pasado mes de julio y señala que las autoridades españolas consideran que este plan les permitirá cumplir los objetivos de Kioto.
 
En cualquier caso, el comisario de Medio Ambiente destacó que los objetivos de Kioto asignados a cada Estado miembro forman parte de la normativa europea y si algún país no los respeta "estará vulnerando la legislación comunitaria y se les someterá a un procedimiento de infracción".



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados