Menú

Pánico en Sarajevo: La población acapara estufas eléctricas por la falta de gas

Primeras señales de pánico en Europa tras el corte total de suministro de gas por parte de Rusia. Los centros comerciales de Sarajevo fueron invadidos este miércoles por la población para comprar estufas eléctricas. Mientras, Rumanía declara el estado de emergencia por tener gas sólo para 100 días.

La UE amenaza a Moscú
Rusia corta el suministro de gas a Europa
Primeras señales de pánico en Europa tras el corte total de suministro de gas por parte de Rusia. Los centros comerciales de Sarajevo fueron invadidos este miércoles por la población para comprar estufas eléctricas. Mientras, Rumanía declara el estado de emergencia por tener gas sólo para 100 días.
LD (Agencias) Los centros comerciales de Sarajevo fueron invadidos este miércoles por la población para comprar estufas eléctricas o de combustibles sólidos para superar la crisis energética, tras el corte total del suministro de gas ruso.

Los ciudadanos esperaban en largas colas frente a las tiendas sin preguntar por el precio de las estufas, pero en algunos establecimientos ya se habían agotado en pocas horas. El suministro de gas a Bosnia-Herzegovina quedó totalmente interrumpido en la tarde de ayer, martes.

Frente al mayor centro comercial de la capital, el Robot, que prolongó su horario de trabajo ante esta situación, se había formado en la noche pasada una cola de 200 metros en la que los sarajevitas esperaban a una temperatura de 12 grados bajo cero.

La calefacción en Sarajevo, capital de medio millón de habitantes, depende totalmente del gas ruso. Mientras, el ministro rumano de Economía, Adriean Videanu, declaró este miércoles el estado de emergencia en Rumanía, tras cortarse por completo el suministro del gas ruso en Ucrania, y afirmó que el país tiene recursos suficientes de este combustible para 100 días más.
Estado de emergencia en Rumanía

Videanu justificó este paso con la necesidad de que las autoridades y las compañías de energía estatales puedan garantizar el consumo y funcionamiento del sistema de transportes, y permitir la compra oficial urgente de fuentes alternativas de energía.

La población rumana no se verá afectada por el corte de gas ruso y, pasados los cien días de reservas que tiene el país, se habrá salido del invierno, dijo Francisc Toth, director de la empresa rumana de gas Romgaz, tras precisar que los principales afectados serán los grandes consumidores industriales. Rumanía abastece normalmente más del 70 por ciento de su consumo de gas con recursos propios e importa el 30 por ciento restante de Rusia.
 
Se restringe el consumo en Europa central y del Este
 
No es el único. Los países de Europa Central y del Este han comenzado a racionalizar el combustible, tras amanecer, en medio de una fuerte ola de frío, sin una gota del gas ruso que normalmente cubre buena parte de sus necesidades energéticas.

El corte total de los suministros de gas natural que desde Rusia llegan a Europa, pasando por Ucrania, fue confirmado este miércoles tanto por el monopolio gasista ruso, Gazprom, como por la compañía ucraniana Naftogaz, que se acusan mutuamente de haberlo originado.

Al menos 16 países están afectados, desde Macedonia a Francia, pero el que más sufre es Bulgaria ya que de Rusia proviene el cien por cien de los 12 millones de metros cúbicos diarios de gas que cubren el 90 por ciento de sus necesidades energéticas.

Sofía detectó ya ayer el corte total del suministro que en pocas horas dejó a miles de hogares sin calefacción en ciudades como Ruse, a orillas del Danubio, que no cuenta con reservas o fuentes alternativas para compensar este corte.

En todo el país, con temperaturas de entre 7 y 12 grados bajo cero, el cierre del gas ruso ha reducido el consumo hasta los 4,5 millones de metros cúbicos al día, informó el ministro búlgaro de Economía y Energía, Petar Dimitrov, que ha instado a los pequeños consumidores a economizar la calefacción.
 
Cierre de escuelas

Esta mañana, en Sofía se anunció el cierre de las primeras escuelas que no pueden garantizar la temperatura mínima para los alumnos. La situación también es delicada en Eslovaquia, donde la empresa distribuidora de gas SPP declaró anoche el estado de emergencia y las autoridades redujeron el suministro a la industria y otros grandes consumidores, ya que el país centroeuropeo sólo tiene recursos propios para cubrir sus necesidades durante diez días.
 
Mientras que los checos están tratando de buscar rutas alternativas a la de Ucrania para recibir el gas ruso, otros países afectados, como Grecia y Eslovenia, esperan poder defenderse gracias a sus fuentes alternativas de energía y los suministros provenientes de otros países.

Similar es la situación en Macedonia, Turquía, Polonia, Austria, Alemania, Italia y Francia, a los que tampoco les llega ya el gas ruso a causa de esta crisis, la segunda desatada en Europa por la disputa por las tarifas del gas entre Rusia y Ucrania.

La presidencia checa de la Unión Europea emplazó este miércoles a Rusia y Ucrania para que los suministros de gas a la UE se reanuden mañana. El serio conflicto y sus efectos en la UE serán abordados por los ministros comunitarios de Exteriores en una reunión en Praga.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro