Pedro Solbes.
print
POR LOS IMPUESTOS Y LA BUROCRACIA

Financial Times constata el "débil estatus" de España como cobijo para inversiones extranjeras

El "músculo" de las empresas españolas en el exterior contrasta con el "débil estatus" que el país ofrece a las inversiones extranjeras, que no sólo desanima a los empresarios de otros países, sino que entorpece los proyectos en investigación y desarrollo. Esto es lo que sostiene el diario británico Financial Times, que cita los impuestos y la burocracia como lo que más resta atractivo a España como destino de inversiones.

Noticia publicada el 11-12-2006

L D (Europa Press) El diario no pasa por alto que el Banco de España ha advertido reiteradamente que el país necesita crear un clima propicio para la inversión exterior si no quiere quedar descolgado del resto. Aún así, contempla que las últimas privatizaciones y la mejora de las condiciones fiscales y reguladoras han favorecido la llegada de capital extranjero a sectores como el de los servicios y, en concreto, a las telecomunicaciones.
 
Financial Times cita a analistas y directivos de empresas que advierten que España ha dejado de ser un entorno barato para las manufacturas y que califican el sistema fiscal de "poco amistoso" para los inversores extranjeros. La inversión directa desde el exterior en España se situó en 2005 en 16.600 millones, por debajo de los 18.600 millones del año anterior.
 
En el primer semestre de este año, la inversión extranjera efectiva, la que no tiene en cuenta las operaciones accionariales sin valor añadido, cayó un 86,9 por ciento en España. Fue debido, según la mayoría de los expertos, a la incertidumbre creada durante ese período por la reforma tributaria del Gobierno.
 
Las colocaciones procedentes del exterior ascendieron a 5.959 millones de euros, de los cuales sólo una tercera parte supusieron desarrollo de nueva capacidad productiva, un 93 por ciento más que en entre enero y junio de 2005, mientras que en cifras netas el resultado fue muy inferior, en concreto de 348 millones, casi cinco veces más que hace un año. Sin embargo, dicha cantidad distó mucho de la registrada en 2004, que resultó nueve veces mayor (3.943 millones).

En apariencia, los números incluidos en el último informe sobre flujos de inversiones exteriores directas elaborado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, reflejan una recuperación en el atractivo que España despierta en otras latitudes, lo que la consolida como el octavo país del mundo en recepción de capital.




Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados