print
HASTA 2030

Hacen falta otras cuatro Arabias Saudíes para cubrir la demanda de petróleo

La Agencia Internacional de la Energía asegura que para cubrir la demanda de petróleo hasta 2030 haría falta crear cuatro países con una producción similar a la que tiene Arabia Saudí. Siempre que las necesidades de crudo se mantuvieran en los niveles actuales.

Noticia publicada el 12-11-2008

LD (Europa Press) La Agencia Internacional de la Energía (AIE) advirtió este miércoles que si el crecimiento de la demanda mundial de petróleo se estancara hasta 2030, haría falta elevar la capacidad global de producción de crudo en una proporción de prácticamente cuatro veces la actual capacidad de Arabia Saudía, sólo para compensar el descenso de producción previsto para los yacimientos actuales.
 
El director ejecutivo de la agencia dependiente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Nobuo Tanaka, apuntó hoy en Londres en la presentación de la última edición del informe de Perspectivas mundiales de energía que las proyecciones de aceleración en el descenso del rendimiento de los campos incrementan la incertidumbre.
 
Los resultados de un análisis yacimento por yacimiento sobre las tendencias históricas de producción de 800 campos petrolíferos muestran que las tasas de descenso probablemente se incrementarán "considerablemente" en el largo plazo, desde una media del 6,7% hoy en día, hasta el 8,6% en 2030.
 
"Pese a que toda la atención se centra en el incremento de la demanda, las tasas de descenso son mucho más importantes a la hora de determinar el volumen de inversiones necesarias. Incluso si la demanda global de petróleo se mantuviera plana hasta 2030, sería necesario incorporar 45 millones de barriles diarios de capacidad productiva, el equivalente a casi cuatro veces la actual capacidad de Arabia Saudí, sólo para compensar los efectos de este descenso en la producción", dijo Tanaka.
 
La demanda crecerá un 1,6% anual
 
No obstante, la AIE prevé en su 'escenario de referencia' que la demanda mundial de energía aumentará un 1,6% anual de media entre 2006 y 2030, acumulando un incremento del 45%, por debajo de lo previsto el año pasado, especialmente por los efectos de la ralentización económica mundial y los mayores precios de la energía.
 
En concreto, la demanda de petróleo aumentará desde los 85 millones de barriles diarios actuales a 106 millones de barriles diarios en 2030, una estimación inferior en 10 millones de barriles diarios a la realizada el año pasado.
 
"Sería necesario agregar capacidad de producción bruta por 64 millones de barriles diarios entre 2007 y 2030, seis veces la actual capacidad de Arabia Saudí para hacer frente a este incremento de la demanda y compensar el descenso del rendimiento de los yacimientos", señala el informe.
 
Por otro lado, el informe destaca el incremento en la demanda de carbón, que registra el mayor ascenso entre los combustibles en términos absolutos y representa alrededor de un tercio del incremento en el uso de energía, mientras que las energía renovables muestran un rápido crecimiento y superarán al gas como segunda fuente de electricidad tras 2010.
 
Asía tiene hambre de petróleo
 
Asimismo, la AIE señala que China e India serán responsables de casi la mitad del aumento en la demanda mundial de energía hasta 2030, mientras que Oriente Próximo emerge como un nuevo polo de demanda.
 
Por otra parte, la organización pronostica que casi la totalidad del incremento de energía de origen fósil provendrá de países ajenos a la OCDE.
 
De este modo, el informe concluye en la necesidad de acometer hasta 2030 inversiones en el incremento del suministro energético por importe de 26,3 billones de dólares (21 billones de euros), lo que supone más de un billón de dólares anuales (800.000 millones de euros), pese a la congelación del crédito actual, con el fin de evitar una crisis de suministro que podría asfixiar la recuperación de la economía.
 
"No podemos permitir que la crisis económica y financiera retrase la adopción de medidas que son necesarias de manera urgente para garantizar el suministro energético y frenar las emisiones de gases de efecto invernadero.
 
Debemos comenzar una revolución energética global mejorando la eficiencia energética e incrementando el uso de energía de bajo nivel de emisiones de carbono", dijo Nobuo Tanaka.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados