print
SEGÚN LOS CONCESIONARIOS

Hacienda dejará de ingresar 3.600 millones de euros por la caída de ventas de coches

Más malas noticias para las arcas públicas, el agujero de las cuentas del Estado ha sufrido la caída de las ventas inmobiliarias, el aumento del gasto social y el temido fraude fiscal, factores a los que ahora se añade el descenso de las ventas de coches. Según la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción, Hacienda dejará de recaudar este año más de 1.600 millones de euros -que podrían duplicarse hasta 3.600 millones- en concepto de Impuesto de Matriculación y de IVA.

El Gobierno viola la Ley de Estabilidad
El déficit escala al 0,89% del PIB

Noticia publicada el 29-08-2008

(Libertad Digital) La patronal de los concesionarios advierte que esta cifra -estimada a partir de una previsión conservadora de retroceso del mercado del 20 por ciento para 2008- podría duplicarse hasta los 3.200 millones de euros si las matriculaciones de vehículos entran en una senda de caída del 40 por ciento como la que parece dibujar el mes de agosto, según los últimos datos disponibles.

Faconauto estima que la crisis que atraviesa la industria automovilística está agravando la situación de déficit en que se encuentran actualmente las arcas públicas debido, entre otros factores, a la desaceleración del consumo, la reducción de los ingresos por IVA y la caída de los ingresos por impuestos sobre hidrocarburos, todos ellos directamente relacionados con el sector del automóvil.

Los concesionarios, los principales recaudadores

La Federación afirma que los concesionarios representan un papel "recaudatorio" esencial para la Hacienda Pública ya que con una facturación de unos 80.000 millones de euros anuales, colaboran de forma importante a la creación de recursos públicos en términos de imposición directa y sobre todo indirecta.
 
En la automoción se genera un promedio de más de 20.000 millones de euros anuales entre la imposición en el momento de la adquisición del vehículo -Impuesto de Matriculación- y la imposición sobre su uso -Impuesto de Hidrocarburos e Impuesto de Circulación-, representando aproximadamente un 25 por ciento de la recaudación total por IVA y un 70 por ciento de la recaudación de impuestos y tasas especiales.

Asimismo, añade que la reducción de los beneficios de los más de 3.500 concesionarios existentes en España ejercerá también sus distorsiones sobre la recaudación del Impuesto de Sociedades. Sólo la facturación por venta de vehículos nuevos retrocedió un 24 por ciento, hasta situarse en 13.895 millones de euros en lo que llevamos de año, lastrando, en buena media, los ingresos de los distribuidores que están "salvando" sus cuentas gracias a la actividad de postventa.
 
El déficit estatal se agrava

Por otro lado, Faconauto apunta que la situación de déficit del Estado también se verá agravada por la caída de la recaudación del IRPF y las cotizaciones a la Seguridad Social derivada de los despidos previstos para 2008.
 
En la actualidad, las redes de concesionarios se enfrentan a "despidos masivos" que podrían afectar a más de 15.000 personas este año. Los principales perjudicados por esta posible reestructuración de empleo son los equipos de ventas que se han visto reducidos, hasta la fecha, en una proporción similar a la de caída del mercado (del 20 por ciento) debido, principalmente, a la no renovación de los contratos temporales o la supresión de contratos en prácticas.

Según el presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold, “los concesionarios son pymes, con un marcado carácter familiar, que cumplen una función social y económica insustituible en las comunidades y localidades donde están implantados”. Por ello, “encarnan un modelo empresarial de creación y consolidación de riqueza y puestos de trabajo que merece el reconocimiento y protección de la sociedad y los poderes públicos".

La Federación de Concesionarios estima que una suavización de los tipos de interés y una estabilización de la cotización del crudo Brent –de referencia en Europa- podrían contribuir a animar la decisión de compra de los consumidores afectados actualmente por el fuerte endeudamiento hipotecario familiar, la desconfianza en la evolución de la economía y las fuertes restricciones crediticias por parte de bancos y cajas. Faconauto reclama la adopción de medidas contundentes para relanzar el consumo y evitar crecimientos negativos que puedan suponer la entrada en recesión.
 



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados