print
POR LA FALTA DE CENTRALES TÉRMICAS

La CNE investigará el colapso que obligó a cortar la luz a 200 empresas el lunes

El Ministerio de Industria ha solicitado a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) que abra una investigación para aclarar por qué el pasado lunes había 7.500 megavatios (MW) de origen térmico afectados por paradas imprevistas, circunstancia que obligó a cortar la luz a los grandes consumidores. El lunes se quedaron sin suministro todos los clientes que tienen contratos con cláusula de interrumpibilidad entre las 17.30 y las 22.30 horas en todas las Comunidades Autónomas, aunque repartidos en dos bloques.

Noticia publicada el 23-11-2007

LD (EFE) En declaraciones a los medios de comunicación durante el I Encuentro hispano-francés de Energía, organizado por Enerclub, el secretario general de Energía, Ignasi Nieto, consideró "inaceptable" que las compañías eléctricas tuvieran tantas "paradas fortuitas" en sus centrales y que, dada la elevada capacidad actual del sistema eléctrico, no hay razones para "tener problemas".

El pasado lunes Red Eléctrica de España (REE) se vio obligada a cortar la luz durante tres horas a todos los clientes (unas 200 empresas) con contratos de interrumpibilidad, que incluyen cláusulas que permiten interrumpir el suministro a cambio de descuentos en la tarifa que pagan.

El secretario general de Energía explicó que el lunes había 10.000 MW no disponibles de los que 2.500 MW estaban justificados ya que se debían a las paradas programadas en las centrales nucleares de Ascó I y Almaraz II, por recarga de combustible, y en otra más que no ha especificado.

Los 7.500 MW restantes no estaban disponibles para cubrir la demanda debido, fundamentalmente, a paradas en centrales térmicas -ciclos combinados y carbón repartidas entre las diferentes compañías eléctricas- que el sistema no tenía previstas. "Es algo inaceptable que no debe volver a pasar", subrayó Nieto quien recordó que la interrumpibilidad es un mecanismo de "última solución" que no hubiera tenido por qué aplicarse dada la capacidad actual del sistema.

Nieto avanzó que la CNE inspeccionará las centrales que pararon y que si se detectan prácticas injustificadas podrían abrirse expedientes informativos y/o sancionadores a las eléctricas responsables.

Por su parte, el presidente de REE, Luis Atienza, reconoció que será difícil que haya que volver a aplicar la interrumpibilidad aunque el número de centrales que no pueden volcar su producción al sistema eléctrico sea todavía alto. Atieza añadió que el lunes se encontraban fuera de servicio por diversas razones 20.000 MW de potencia, fundamentalmente de centrales térmicas e hidráulicas. La no disponibilidad de estas últimas, explicó, se puede achacar a la caída de las reservas por la ausencia de lluvias de este otoño o por una mayor utilización de los embalses para producir electricidad.

El lunes se quedaron sin suministro todos los clientes que tienen contratos con cláusula de interrumpibilidad entre las 17.30 y las 22.30 horas en todas las Comunidades Autónomas, aunque repartidos en dos bloques. El primer grupo de clientes estuvo sin suministro entre las 17.30 y las 20.30 horas y el segundo entre las 19.30 y las 22.30 horas, de forma que en la franja horaria central (19.30-20.30), que coincide con el momento de máxima demanda diaria en invierno, se pudiera prescindir del consumo de los interrumpibles. Finalmente, gracias a la salida de estos consumidores se rebajó la punta de demanda en 3.000 MW y se situó alrededor de 40.000 MW.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados