Menú

La deuda pública española se dispara: más de 17.500 euros por persona

La deuda pública española alcanzará el 74,3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012 más del doble en términos relativos que en 2007, cuando marcó un 36,2% del PIB, según estimaciones de la Actualización del Programa de Estabilidad 2009-2013 que ha remitido el Gobierno a Bruselas.

0

En total, la deuda será de unos 812.000 millones de euros, lo que supondría una carga de 17.584 euros para cada español, según revela el diario Expansión.

Si, a partir de las previsiones económicas del documento, se calcula la cifra de deuda pública en 2012, sale como resultado: 812.472 millones de euros. Y, teniendo en cuenta las estimaciones demográficas del Instituto Nacional de Estadística para ese año, cada español tendría (figuradamente) una carga de 17.584 euros. En 2007, era de 8.569 euros.

Este año, el nivel de deuda pública se situaría en el 65,9% del PIB, según las previsiones del Ejecutivo. Las cifras están muy lejos de la tasa del 2008, del 39,7% del PIB, muy reducida entonces frente al 61,5% de media que tenía la UE.

Este es el "escenario central" que calcula el Ejecutivo, aunque también ha hecho estimaciones con diversos supuestos y riesgos que, de producirse, harían elevar la deuda aún más. Así, si la evolución de la economía es peor de la que prevé el Gobierno y hay un mayor ahorro, la deuda podría llegar al 75,8% en 2012, y si los tipos de interés suben más de un punto podría incluso alcanzar el 77,7% del PIB.

El Ejecutivo también prevé que el crecimiento económico se acelere con fuerza a partir de 2011, lo que permitirá ir reduciendo progresivamente el nivel de desempleo. La tasa de paro tocará techo este año en el 19% de media anual, para pasar al 18,4% en 2011, al 17% en 2012 y el 15,5% en 2013, un nivel que todavía es casi el doble del que había antes de que empezase la crisis.

El Ejecutivo presentó el pasado viernes un plan de austeridad para reducir el gasto de la Administración Pública en 50.000 millones durante los próximos cuatro años. El objetivo principal es acabar con las dudas sobre las finanzas públicas españolas y convencer a Bruselas de que el Estado puede volver al cumplir con el Pacto de Estabilidad, que establece un límite de déficit del 3% en 2013.

En Libre Mercado

    Servicios