print
CASI 50.000 MILLONES DE EUROS

La financiación del BCE a los bancos españoles se dispara un 169 por ciento

A pesar de que Pedro Solbes estaba convencido de que la crisis financiera de liquidez desatada por las hipotecas basura (subprime) no afectaría a las entidades españolas, la realidad es bien distinta. La financiación concedida por el Banco Central Europeo (BCE) a los bancos y cajas de ahorros nacionales se ha disparado un 169 por ciento en julio, hasta los 50.000 millones de euros, el quinto máximo histórico en lo que va de año.

Noticia publicada el 14-08-2008

(Libertad Digital) El sector financiero español ya temía las repercusiones de las restricciones monetarias de la economía mundial. El Banco de España reconoció hace unos días que las turbulencias norteamericanas “han secado la liquidez” de las entidades que operan en el mercado ibérico, y la Asociación Española de Banca (AEB) cree que los problemas se alargarán “hasta bien entrado 2009”.
 
Además, la Asociación Hipotecaria Española (AHE) señaló la semana pasada que España es uno de los países más afectados por los problemas de liquidez, ya que los bancos y cajas de ahorros han apostado por la titulización de los créditos para la compra de vivienda (conversión de los préstamos en bonos que compran y venden los inversores) de forma espectacular, multiplicando su volumen en los últimos siete años.
 
Y todo ello sin olvidar que Morgan Stanley ha advertido de que los beneficios y dividendos de la banca española serán menores en el futuro, ante las cada vez mayores probabilidades de que se desate una crisis económica en España similar a la registrada a principios de los años 90, tal y como apunta el deterioro sostenible de los datos macro.
 
Pues bien, la financiación concedida por el Banco Central Europeo (BCE) a las entidades financieras residentes en España en las subastas de crédito alcanzó los 49.384 millones de euros en julio, lo que supone un nuevo máximo histórico, el quinto en lo que va de año, según datos del Banco de España recogidos por Europa Press.
 
Esta cifra, además, supone un incremento del 169 por ciento respecto a la demanda de financiación por parte de las entidades españolas registrada en julio de 2007, cuando se alcanzó un volumen de financiación de 18.325 millones de euros.
 
Asimismo, la petición de liquidez al BCE por parte de las entidades aumentó casi un 5 por ciento en julio respecto al mes precedente, cuando demandaron 47.077 millones de euros.
 
Crisis de confianza
 
Esta cifra incluye tanto a los bancos españoles como a las sucursales que otras entidades de la Eurozona tienen en España y su mayor incremento responde a la crisis de confianza que azota a los mercados desde el pasado verano.
 
Para el conjunto del Eurosistema el aumento fue más moderado en julio, con un importe de 458.121 millones de euros, un 1,18 por ciento más que hace un año, pero un 0,5 por ciento menos respecto a los 460.645 millones del mes de junio. De esta forma, la demanda de financiación al BCE por el conjunto de entidades de la zona euro cayó por segundo mes consecutivo.
 
Es decir, que cuando los demás países de nuestro entorno mejoran su capacidad de financiación, España la empeora.
 
La demanda española, el 10,7 por ciento del total
 
En concreto, la financiación concedida a las entidades que residen en España representa el 10,7 por ciento del total de financiación otorgada por el organismo durante el pasado mes de junio a todas las entidades en Europa.
 
El grueso de la financiación a las entidades lo acapararon las operaciones a más largo plazo, con 33.727 millones de euros, seguidas de las operaciones principales de financiación, con 15.745 millones de euros.
 
Por el contrario, las reservas mantenidas por las entidades de crédito en junio alcanzaban los 24.027 millones de euros, un 13,8 por ciento más que en julio de 2007, aunque este importe representa un descenso del 2,1 por ciento respecto a junio.
 
El BCE ofrece financiación a las entidades de los países que integran el Eurosistema, un mecanismo al que la banca ha recurrido cada vez más en los últimos meses como alternativa a los mercados mayoristas, que están cerrados como consecuencia de la desconfianza generada a raíz de la crisis subprime en Estados Unidos.
 



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados