Menú

La foto de Zapatero, los trucos de magia de Gallardón y el agujero de las CCAA

La prensa económica habla del intento de Zapatero por calmar a los inversores haciéndose una foto con empresarios. Además, Gallardón hace magia y se vende empresas a sí mismo y Salgado niega los problemas de gasto de las CCAA al mismo tiempo que les pide que lo recorten.

0
La prensa económica habla del intento de Zapatero por calmar a los inversores haciéndose una foto con empresarios. Además, Gallardón hace magia y se vende empresas a sí mismo y Salgado niega los problemas de gasto de las CCAA al mismo tiempo que les pide que lo recorten.

Comienza otra jornada de esta semana en la que el pánico de los inversores está poniendo a la economía española en una situación de asfixia que puede llevar a la suspensión de pagos o al rescate financiero en días, semanas o meses.

Los acreedores están dejando de confiar en la capacidad del Estado para pagar lo que debe y eso eleva la prima de riesgo que se paga por adquirir deuda pública española, que ayer tocó su máximo histórico al alcanzar los 260 puntos, es decir, que nos cuesta más del doble que Alemania obtener fondos para nuestras empresas y Administraciones Públicas.

El presidente del Gobierno ha decidido cruzarse de brazos hasta que pasen las elecciones catalanas del próximo domingo y, para calmar a los inversores, ha convocado a un grupo de empresarios con los que se hará una fotografía el próximo sábado en La Moncloa.

Zapatero se hará el interesante, recibirá las propuestas que le pongan sobre la mesa y luego no hará nada, como siempre. El mundo entero le reclama una señal de autoridad que elimine las dudas sobre la solvencia del España y, en lugar de presentar un plan creíble de ajuste, le pasa la pelota a Elena Salgado, Jáuregui o Rubalcaba para que insistan en que "estamos en la senda de la recuperación"

Los diarios económicos hacen referencia a esta reunión con los empresarios. Expansión prepara el encuentro con una encuesta a directivos y gestores de la que extrae una gran conclusión:"sin reformas habrá rescate" por parte de las autoridades europeas y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Por su parte, Cinco Días confía en que el encuentro sirva a Zapatero para recapacitar: "ya ha pasado el plazo de las promesas y ahora solo sirve el BOE".

El Economista no lleva esta cuestión a su portada y prefiere centrarse en el plan de ajuste irlandés, cuyo gobierno "mantiene el Impuesto de Sociedades en el 12,5%": tendrá que reducir 25.000 funcionarios, subir impuestos y recortar un 10% las pensiones. Esto es lo que pasa cuando se rescata a un país.

El diario defiende la decisión del ejecutivo irlandés de mantener el atractivo fiscal para las empresas y considera que "al tigre celta se le puede exigir un ajuste, pero no quitarle una tributación que hace al país competitivo".

La prensa salmón también hace referencia al encuentro que celebró ayer la vicepresidenta económica con los consejeros de las comunidades autónomas, en la que acordaron presentar las cuentas regionales cada tres meses, un proceso que empezará a rodar el año que viene. Es decir, que hasta mayo de 2011 no conoceremos el agujero de las cuentas públicas autonómicas del primer trimestre.

Salgado aprovechó para decir que "existe riesgo cero" en el déficit autonómico, a pesar de que sólo Madrid, La Rioja y Galicia cumplieron en 2009. La vicepresidenta pide austeridad y, al mismo tiempo, dice que no hay problemas de gasto.

Este tipo de mensajes esquizofrénicos son los que hacen huir a los inversores, porque ambas cosas a la vez son imposibles: o los gobiernos regionales gastan demasiado o están cumpliendo con el ajuste. Ya saben ustedes cual de las dos premisas es la cierta, y los acreedores de España también.

Por último, también destaca otra noticia en la prensa económica de este jueves que sirve a Cinco Días para titular a toda página: "Gallardón vende Mercamadrid": obtiene 200 millones para pagar a los proveedores, a los que debe más de 1.000 millones de euros. Cuando se lee la letra pequeña se descubre que la empresa compradora es "Espacios y Congresos", una compañía 100% municipal. Es decir, que el ayuntamiento se vende una empresa a sí mismo. Todo queda en casa.

En Libre Mercado

    Servicios