Menú

La fusión Air France-KLM convertirá al grupo público franco-holandés en la mayor aerolínea europea

Air France y KLM anunciaron este martes su intención de fusionarse para crear el líder europeo del transporte aéreo, por medio de una oferta de canje de acciones. Las dos compañías tienen la intención de firmar un acuerdo definitivo "en las próximas semanas". Air Italia podría sumarse en breve a esta alianza. El Estado francés posee el 54,4% de Air France; el holandés el 14% de KLM y el italiano el 63% de Air Italia.

0
L D (EFE) El nuevo grupo, que se llamará Air France-KLM, mantendrá las identidades respectivas de las dos aerolíneas, cuya unión es "una etapa muy importante en la consolidación del sector". Air France lanzará formalmente la oferta de canje de acciones (canje de 11 acciones de la compañía francesa y 10 warrants por cada 10 acciones de la aerolínea holandesa que suponen en torno a 16,74 euros sobre los precios de cierre de este lunes en Bolsa de la compañía holandesa y una prima del 40%) para hacerse con el capital del grupo holandés, aunque esa operación se completará con una ampliación de capital de la aerolínea francesa, por un monto que podría situarse en torno al 15 por ciento de su capital, y reservada a los accionistas de KLM. Ambos grupos esperan obtener unos ahorros de costes cercanos a los 650 millones anuales a partir de 2005.

La parte del Estado francés en Air France bajará del 54% actual a un 44% si prospera la operación, y los otros accionistas de la compañía gala tendrían el 37% del capital del nuevo grupo. Cuando se ejecute el acuerdo, los tenedores de acciones ordinarias de KLM controlarán el 19% del capital del futuro grupo, presidido por el actual número uno de Air France, Jean-Cyril Spinetta. La transacción contemplada valora las acciones ordinarias de KLM en unos 784 millones de euros, lo que representa una prima del 40% sobre la cotización de KLM al cierre bursátil de este lunes, y del 77% sobre la media de la cotización de sendas aerolíneas en los tres últimos meses.

Según el calendario "indicativo", la firma del acuerdo final del trato, que será notificado a las autoridades de la competencia de Estados Unidos y la Comisión Europea, tendrá lugar el 15 de octubre. El lanzamiento de la oferta de canje de acciones se produciría en la primera quincena de marzo próximo y el cierre en abril. Según el plan, Air France propondrá 11 acciones y 10 bonos de suscripción de acciones Air France (BSA) por cada 10 acciones ordinarias de KLM, y el valor indicativo de la oferta es de 16,74 euros por título ordinario de la compañía holandesa. Los BSA de Air France darán derecho a suscribir o comprar dos títulos de la aerolínea por 20 euros. Vencerán en tres años y medio y podrán ejercerse 18 meses después del cierre de la oferta. Si fueran ejercidos todos los BSA, se emitirían 31,2 millones de acciones de Air France-KLM, que representaría una ampliación de capital de unos 624 millones de euros.

Durante un período transitorio de tres años, Air France-KLM tendrá el 49% de los derechos de voto de la aerolínea holandesa. El 51% restante estarán en manos de dos funcionarios holandesas y del Estado de ese país para preservar los derechos de tráfico. Las dos aerolíneas ya han identificado sinergias potenciales que deberían tener un impacto positivo de entre 385 y 495 millones de euros anuales desde el quinto año en el resultado de explotación del futuro grupo. El equipo directivo de KLM ha confirmado su compromiso de aplicar el plan de reestructuración anunciado en abril pasado y los ahorros generadas por ese plan, evaluadas en unos 650 millones de euros al año a partir de 2005, se sumarán a las sinergias procedente de la fusión. El Gobierno francés había señalado que la alianza con KLM supondrá "mecánicamente" la privatización de Air France, que salió a bolsa en 1999 y permitió que sus empleados tuvieran un papel protagonista en la operación y ahora controlen el 11,8 por ciento del capital. En cuanto a la estructura empresarial, se creará un consorcio que cubrirá Air France y KLM, y que estará controlado por la aerolínea francesa. En principio, ambas compañías conservarán su identidad.

KLM, afectada por factores como la guerra de Irak o la neumonía atípica SARS, anunció el pasado mes de abril una serie de medidas de reestructuración, entre ellas la supresión de 3.000 empleos con el objetivo de reducir sus costes en un 10 por ciento en marzo de 2005. El ministro italiano de Industria, Antonio Marzano, se mostró favorable a la formación de una alianza tripartita entre KLM, Air France y Alitalia, en la que el Estado italiano controla actualmente el 62,3 por ciento. La aerolínea italiana está ya vinculada a la compañía pública francesa a través de unas participaciones cruzadas del 2 por ciento y un acuerdo comercial.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot