print
ROZA EL 1 POR CIENTO FRENTE AL 0,46 DE HACE UN AÑO

La morosidad hipotecaria interanual crece un 115 por ciento en el primer trimestre

La tasa de morosidad de los créditos hipotecarios concedidos para la adquisición de una vivienda alcanzó el 0,99 por ciento al cierre del primer trimestre, con lo que ya roza la barrera del 1 por ciento, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE). Es decir, ha aumentado un 115 por ciento con respecto al mismo periodo de 2007. En el caso de las cajas de ahorros crece un 133 por ciento interanual.

El Euríbor vuelve a alcanzar nuevos máximos
Los bancos ganan un 10 por ciento más hasta marzo

Noticia publicada el 12-06-2008

(Libertad Digital) Este dato es 0,53 puntos básicos superior a la tasa registrada un año atrás, cuando se situó en el 0,46 por ciento, y se sitúa 0,27 puntos por encima del nivel alcanzado al cierre de 2007, momento en el que alcanzó el 0,77 por ciento.
 
De hecho, tal y como avanzó LD, la morosidad hipotecaria en España avanza en la actualidad a un ritmo muy superior al que se está registrando en EEUU. Así, la dudosidad de los créditos concedidos para la adquisición de vivienda creció un 75 por ciento a finales de 2007 respecto al mismo periodo de 2006 (un 0,72 por ciento de morosidad frente al 0,41 registrado en diciembre de 2006). Al mismo tiempo, las ejecuciones hipotecarias en algunas zonas costeras de España casi se han multiplicado por tres en apenas 12 meses.
  
Por entidades, las cajas de ahorros situaron la tasa de morosidad en sus préstamos hipotecarios en el 1,19 por ciento al cierre del primer trimestre, lo que supone más del doble que el nivel alcanzado en marzo de 2007, cuando se colocaba en el 0,51 por ciento de los préstamos hipotecarios, informa Europa Press.
 
La morosidad de las cajas crece un 133 por ciento
  
Los bancos, por su parte, lograron mantener la morosidad por debajo del 1 por ciento a pesar de que casi duplicaron el porcentaje, ya que la tasa de morosidad de su cartera hipotecaria se situó al cierre de marzo el 0,63, frente al 0,33 por ciento que suponía un año atrás.
  
La morosidad de las cooperativas de crédito alcanzó el 0,69 por ciento, frente al 0,38 por ciento de marzo de 2007, mientras que los establecimientos financieros de crédito, que tradicionalmente presentan ratios muy elevados de morosidad, situaron la tasa en el 6,28 por ciento, casi dos veces más que doce meses atrás, cuando estaba en el 3,37.
  
Por otro lado, el porcentaje de dudosos del total del crédito a empresas y familias alcanzó el 1,196 por ciento y fue 0,466 puntos superior al registrado un año atrás, momento en el que alcanzó el 0,73 por ciento.
  
Asimismo, el porcentaje de dudosos para la rehabilitación de vivienda alcanzó al cierre del primer trimestre el 1,19 por ciento, frente al 0,73 por ciento que registró en marzo del año anterior.

La morosidad aumentará de forma "importante"

A este respecto, el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, Juan Ramón Quintás, advierte de que la morosidad aumentará "de forma importante" en España, y reconoció que es "imposible volver al crecimiento de los años anteriores" de las cajas españolas.

En una conferencia pronunciada en el foro de Los desayunos de El Correo, patrocinada por Azvi, Quintás apunta que las cajas están "reduciendo los costes y aumentando su eficiencia" ante estas previsiones. Además, precisa que "las cajas de ahorros están creando un colchón para hacer frente a la morosidad que va a venir".

Señala que la economía española está toreando "un triple miura", la crisis subprime, la crisis mundial de las materias primas y el cambio de ciclo de economía, por lo que aunque en 2007 el sistema bancario español obtuvo "un máximo histórico de beneficios", es "un error" pensar que es "inmune", ya que se está en un sistema globalizado.

Ante esto, el presidente de la CECA afirmó que "no se puede estar tranquilo ni satisfecho, y sí legítimamente preocupado por ver cómo el sistema bancario español se sitúa".

"El peor problema del sistema bancario español" es que los mercados mayoristas están cerrados" ante la situación económica actual de desconfianza entre las entidades financieras por el desconocimiento de la ubicación de los "paquetes tóxicos" de las subprime.

"El ahorro español es pequeño y el país necesita financiación extranjera para financiar a las empresas, pero esté mercado está cerrado". En este sentido, Quintás precisa que el Banco Central Europeo (BCE) "ha actuado bien" y las cajas de ahorros "se están esforzando en captar fondos". Además, indica que "se está haciendo un esfuerzo para que el mercado mayorista reconozca que España "no tiene paquetes tóxicos y vuelva a confiar".

Al hilo de esto, explica que España cuenta con un regulador que realiza un control "muy prudente", por lo que "no hay activos tóxicos preocupantes", ya que "no llegarán al 0,1 por ciento".

"Estafa mundial" de 1,2 billones de euros

Quintás ha realizado una explicación de la situación económica actual desde el origen en "un mundo inundado de liquidez" hasta la falta de confianza entre las entidades bancarias, pasando por una situación que "era imposible de sostener" por sus "altos beneficios sometidos a una falta de control".

Califica la situación de "estafa mundial", donde en las mejores estimaciones se calcula que existe entre un billón de euros y 1,2 billones de euros en pérdidas en el sistema financiero internacional, de los que 350.000 millones de dólares están reconocidos como pérdidas y unos 150.000 millones de dólares están "ocultos", porque "las víctimas aún no lo han declarado".

Por último, señala que en este marco "lo peor" es que "la evolución es imprevisible y no hay predicciones fiables".



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados