print
SOLBES NO SE ATREVIÓ A PREDECIR SUS CONSECUENCIAS

La Oficina Económica de Moncloa dice que la crisis financiera no afectará a España

Aunque Pedro Solbes reconoció que no sabe cómo se comportaría la economía española si las actuales turbulencias en los mercados financieros internacionales duran más de seis meses, la Oficina Económica de Moncloa, dirigida por David Taguas, ha elaborado un estudio en el que se asevera que la crisis financiera internacional no afectará a España.

Noticia publicada el 30-09-2007

LD (Europa Press) La Oficina Económica de Moncloa descarta que las turbulencias financieras de las últimas semanas en los mercados internacionales vayan a suponer una crisis crediticia nacional o internacional, y rechaza que se vaya a producir una recesión económica derivada de estas perturbaciones.
  
La Oficina que dirige David Taguas ha elaborado un estudio sobre la "Situación y Perspectivas de la Economía Mundial y de España", al que ha tenido acceso Europa Press, en el que realiza un análisis pormenorizado sobre los efectos de la crisis financiera derivada de las conocidas hipotecas "subprime" en Estados Unidos.
  
De acuerdo con este análisis, las turbulencias en los mercados financieros no han dado lugar a una crisis crediticia, sino a una falta de liquidez a nivel internacional, que ha originado una "rápida reacción" de los bancos centrales para solventar estos problemas, pero que no ha podido evitar que se genere una "crisis de confianza" en el sistema financiero internacional y que permanezca la "incertidumbre" en torno a la volatilidad de los mercados de deuda.
  
En este contexto, la Oficina Económica de Moncloa contempla un "escenario base" -con una probabilidad del 95%-, en el que se producirá una crisis de liquidez con efectos macroeconómicos negativos "poco intensos y duraderos", por lo que descarta una restricción del crédito a empresas y familias y un endurecimiento de las condiciones financieras.
  
Para el organismo que asesora al presidente del Gobierno, esta crisis no producirá tampoco ningún daño en la "solvencia" de las empresas, ni provocará una contracción de la inversión y del consumo que pudiera dar lugar a una recesión económica mundial.
 
Crecimiento "sólido y equilibrado" de España
  
Descartado este escenario, indica que la economía española está preparada para afrontar esta crisis de liquidez, dado que su crecimiento económico es ahora "más sólido y equilibrado", con una menor contribución negativa del sector exterior. De hecho, destaca que el PIB creció un 4% en el segundo trimestre del año, muy por encima de su crecimiento potencial (3,4%).
  
Del mismo modo, la Oficina de Moncloa resalta que la tasa de inversión ha continuado creciendo, hasta alcanzar en el segundo trimestre el 31,2%, un "nuevo máximo histórico en democracia". Además, indica que entre el primer trimestre de 2004 y el segundo de 2007 se han creado 2,7 millones de puestos de trabajo, lo que ha permitido colocar la tasa de paro por debajo del 8% "por primera vez en 30 años".
  
En este sentido, descarta que el impacto de la crisis de liquidez vaya a incrementar "de forma sustancial" la desaceleración que ya se contemplaba en las previsiones sobre la economía española a comienzos de 2007, toda vez que el Gobierno estima que el aumento del PIB se moderará en el segundo trimestre de este año y en el conjunto de 2008.
 
"Ajuste gradual" del sector inmobiliario
  
Por ello, asegura que el sector inmobiliario español ya estaba "en un proceso de ajuste gradual" de demanda, precios y oferta antes de que se desatara el pasado mes de agosto la crisis de liquidez, por lo que rechaza que vaya a verse afectado por la misma, pese al fuerte endeudamiento hipotecario de los hogares españoles.  
  
En esta misma línea, la Oficina Económica indica que el crecimiento de los precios de la vivienda está en un proceso de "moderación", pero no prevé que vayan a registrarse caídas de los mismos, aunque hay entidades que están constatando un descenso de precios en determinadas zonas del país.
  
El organismo dirigido por David Taguas sustenta este argumento en la idea de que en España existe aún una "elevada" demanda potencial de viviendas, derivada de un "importante" proceso de formación de hogares y de un interés turístico. Además, señala que el endeudamiento de las familias, aunque ha superado el 100% de su renta disponible, se sitúa en el promedio de las economías avanzadas.
 
España sigue registrando superávit
  
El saneamiento de las finanzas públicas (España cerró 2006 con un superávit del 1,8% del PIB), que permitiría tomar medidas contracíclicas en caso de que fuera necesario, y un sistema financiero "diversificado y solvente" también permiten, según la Oficina Económica, afrontar esta crisis de liquidez en condiciones óptimas.
  
"La economía española está creciendo en torno a su potencial y las perspectivas son favorables, dado sus sólidos fundamentos, en especial, por el lado de la oferta: sobresaliente ritmo de inversión, creación de empleo y mantenimiento del superávit público", subraya.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados