Menú

La patronal agraria andaluza pide un PER extraordinario con apoyo sindical

La situación del campo andaluz empeora. La crisis de la construcción y de los servicios, sobre todo, empuja a la vuelta al campo a muchos trabajadores. Ello hace que el acceso al subsidio agrario sea más difícil. La patronal agraria andaluza pide un PER extraordinario.

0

LD (Pedro de TenaEl regreso al campo de un número creciente de trabajadores supone dos importantes dificultades. Una, que incluso para trabajar en el campo es precisa hoy una formación adecuada dada la presencia de nuevas tecnologías e innovaciones. Dos, que el número de jornales disponibles debe dividirse entre más trabajadores. Ello hace que el acceso al subsidio agrario sea más difícil. Por ello, la patronal agraria andaluza pide un PER extraordinario con apoyo sindical.

Cuenta El País que el éxodo de la ciudad al campo "significa que hay obreros rurales que no van a sellar los 35 jornales mínimos necesarios para poder cobrar el subsidio agrario una vez termine la temporada agrícola. En opinión de sindicatos y patronal, la situación puede ser dramática, por ello, han pedido al Ministerio de Trabajo que apruebe una ampliación -sin especificar su cantidad- del Programa de Fomento del Empleo Agrario, lo que antes era el Plan de Empleo Rural (PER), que este año está fijado en más de 137,2 millones para Andalucía. A estos fondos se añaden los créditos adicionales de la Junta, recogidos en el Acuerdo para el Empleo y la Protección Social Agraria (AEPSA), que superan los 4,7 millones."

Añade el periódico que la solicitud de ampliación de la cantidad destinada al PER se realizó en la última reunión de la Comisión Regional de Seguimiento del programa, celebrada el 27 de marzo, y que agrupó a representantes patronales y sindicales del campo andaluz, diputaciones, Junta y Delegación del Gobierno en Andalucía. La propuesta partió de Asaja y a ella se adhirió la otra organización, Coag, y los sindicatos CC OO y UGT.

"No es el primer PER extraordinario que se pide, pero éste es único, por el contexto económico de crisis en el que nos encontramos y por las características propias del sector, con la llegada masiva y repentina de nuevos trabajadores. Por eso nos hemos unido todos", afirma Ignacio Barrero, coordinador de Servicios Técnicos de Coag. Por su parte, fuentes de la Junta consideran que primero hay que desarrollar los fondos ya destinados. Y en el caso de que fuesen necesarios más, sí se puede contemplar un PER extraordinario.

En este sentido, las organizaciones agrarias como Coag o Asaja tienen claro que el objetivo del dinero extra del PER, de ser aprobado por el Gobierno, ha de centrarse en la realización de obras que potencien la infraestructura agrícola. "Creemos que los fondos ya han cumplido su papel en el adecentamiento urbano de los pueblos. Ahora es momento de apoyar aquellas obras que redunden directamente en un beneficio para el propio sector", defiende Felipe Galloso, representante de Asaja."

El pasado 19 de abril, el presidente de Asaja en Málaga, Javier Ciézar ya dijo que "el principal problema al que se enfrentan los desempleados del sector de la construcción que buscan trabajo en el campo andaluz es la falta de conocimientos y especialización en el ámbito agrario, y no el decreto del subsidio. Ahora se pretende que el campo asuma los trabajadores que se fueron y a muchos más que vienen por primera vez, pero en muchos casos sin conocimientos técnicos sobre la labor que deben realizar", explicó  y añadió que "la gente que trabaja en agricultura o ganadería debe tener una formación, ya que para trabajar en este ámbito hay que saber".

Respecto al decreto del subsidio agrario, Ciézar recordó que en su momento, la intervención de empresarios del sector y sindicatos "dulcificó" las medidas y limitaciones que contemplaba a la hora de recibir este subsidio que "con el tiempo los ciudadanos han asumido como una paga para que no se abandone el campo".

"La única limitación que finalmente se dejó, pese a la mala prensa que tuvo, fue la de que para poder recibir el subsidio, había que residir en Andalucía durante 10 años como mínimo", concretó el presidente de la asociación agrícola. "En la situación actual, no supone un impedimento cambiar del régimen general al subsidio agrario siempre que se cumpla este requisito", apostilló.

Asimismo, afirmó que lo que ahora pretenden los sindicatos es que el campo andaluz entre a formar parte del régimen general, y los parados del sector cobren el desempleo, "lo que supondría la pérdida definitiva del subsidio agrario, independientemente de las limitaciones que conlleve". "En tiempos de crisis es mejor conservar lo que tenemos y que siga habiendo subsidio agrario" confirmó.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot