print
RECORTARÁ A CERO LA CONTRATACIÓN EN ORIGEN

La receta Corbacho: 200.000 extranjeros menos y 100.000 empleados públicos más

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, insiste en que recolocará a cerca de 100.000 parados en actividades de interés social (empleos públicos), y anuncia que la contratación en origen de trabajadores extranjeros se "aproximarán a cero" en 2009 para paliar el aumento del paro, que amenaza con convertirse en la mayor destrucción laboral de la democracia española. En lo que va de año se han realizado 88.180 contrataciones por este sistema, tras las 200.000 del pasado ejercicio.


La mayor destrucción laboral de la democracia
El INEM podría entrar en déficit
Las recetas "singulares" de ZP para la crisis

Noticia publicada el 03-09-2008

(Libertad Digital) El Gobierno ya tiene su receta mágica para combatir el aumento del paro. Menos contratación de extranjeros y más empleo público para recolocar al creciente número de desempleados. En concreto, la aplicación de la medida podría suponer unos 200.000 trabajadores foráneos menos en 2009, y 100.000 nuevos contratos públicos en “actividades de interés social” para restar parados a las abultadas listas de los Servicios Públicos de Empleo (antiguo INEM).
 
"No parece razonable que en un mercado como el español, con 2,5 millones de desempleados, sigamos recurriendo a la contratación en origen", indicó Corbacho, que reveló que en lo que va de año se han realizado 88.180 contrataciones por este sistema, tras las 200.000 del pasado ejercicio.
  
"Por ello, el próximo año no voy a llevar al Consejo de Ministros un catálogo tan generoso y amplio de contratación en origen", avanzó el titular de trabajo tras la reunión de la Comisión de Seguimiento del Diálogo Social.
  
De hecho, el ministro indicó que este tipo de contratación se "aproximará al punto cero", y defendió que "las personas que se tengan que contratar en la economía española se contraten de los 2,5 millones de desempleados que registra España", informa Europa Press.
 
Tan sólo se demandarán trabajadores especializados
  
No obstante, Corbacho apuntó que tendrá en cuenta como excepciones las contrataciones especializadas o aquellas establecidas por el cumplimiento de los convenios internacionales que tenga suscritos o pueda suscribir España en un futuro. El problema es que la mayoría de este tipo de trabajadores eran demandados directamente por las empresas, ante la imposibilidad de cubrir determinados puestos de trabajo con mano de obra nacional.
  
Asimismo, el ministro puntualizó que esta decisión no tiene nada que ver con la reunión de la Comisión del Diálogo Social, celebrada este miércoles, si bien aprovechó la rueda de prensa posterior a esta reunión para realizar el anuncio.

El ministro de Trabajo hizo este anuncio tras reunirse con empresarios y sindicatos en la primera reunión "operativa" de la Mesa del Diálogo Social en la que el Gobierno se ha comprometido a revisar "todos los planes de empleo" del Ministerio de Trabajo para afrontar la actual crisis económica.
El 22 de diciembre de 2006 el Consejo de Ministros, a través del entonces Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, aprobó un acuerdo en el que se cifra en 180.000 los extranjeros que podrán acceder al mercado de trabajo en 2007.
 
Primera reunión de la Mesa de Diálogo 
 
La cifra, provisional y ampliable, incluye el llamado contingente de extranjeros, seleccionados según su perfil profesional y cuyo número se determina junto a las comunidades autónomas ( 27.034), los braceros de temporada (61.000) y aquéllos a los que el empresario puede ir a buscar a su país de forma nominativa (92.000 personas). El año se cerró, finalmente, con cerca de 200.000 contrataciones en origen.
 
Precisamente, la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración del Gobierno español, Consuelo Rumí, anunció hace escasos días, durante la presentación del libro Inmigración y Mercado de Trabajo que la prioridad del Gobierno sería recolocar a los desempleados nacionales y extranjeros, y reducir la contratación de inmigrantes en origen.
 
Son ocupaciones de difícil cobertura
 
Entonces, la responsable de Inmigración explicó que, el próximo septiembre, el Gobierno revisaría el catálogo de ocupaciones de difícil cobertura "para tener muy en cuenta la nueva situación económica" y ofrecer los empleos vacantes a los parados.
 
"Obviamente", añadió, la actual coyuntura económica repercutirá en la contratación en origen porque "la prioridad del Ejecutivo será fortalecer el mercado interno, reforzar la formación ocupacional y recolocar a los desempleados". Por tanto, a partir de septiembre la contratación en origen será "complementaria a las recolocaciones, más reducida y con perfiles diferentes", añadió.
 
Rumí pronosticó que la actual coyuntura económica provocará una "inflexión" en la llegada de inmigrantes, que "estoy convencida" no llegarán en la misma cantidad que en los últimos años.
 
Cuatro medidas
 
Además, Corbacho ha dicho que evaluará "todos los planes y programas de empleo" que existen en España para ver si se adecúan a la actual coyuntura económica e "identificar así por dónde tienen que ir los planes futuros". La revisión de los planes de empleo es una de las cuatro medidas prioritarias que el Gobierno quiere poner en marcha en el próximo trimestre y que el ministro de Trabajo anunció tras reunirse con los agentes sociales en la primera reunión del curso de la Mesa de Diálogo Social.
 
Otras de las líneas de actuación a las que se ha comprometido el Gobierno con los empresarios y los sindicatos son la mejora y modernización de los Servicios Públicos de Empleo, ante las nuevas "necesidades del mercado", y la reforma de la Formación Profesional, en la que trabajarán conjuntamente los ministerios de Educación y Trabajo. En este último punto, señaló que la próxima semana se presentará la "hoja de ruta" que definirá los cambios en la Formación Profesional.
 
El Gobierno también quiere desarrollar antes de final de año el "grueso" del Estatuto de la Ley del Trabajador Autónomo para que este colectivo tenga mayor "nivel de protección social", ya que asciende a cerca de tres millones de trabajadores. Preguntado por el plan de formación del que el martes habló la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, quien dijo que ayudaría a recolocar a cerca de 100.000 parados en 2009, Corbacho dijo que el Gobierno "no renuncia a que los futuros programas den cobertura a esta cifra".
 
Explicó que el análisis de todos los planes de empleo de España tienen como objetivo "hacer una apuesta de futuro" y convertir "el punto de dificultad" de una crisis económica en una "oportunidad". Señaló que algunas de estas medidas necesitarán un desarrollo legal y podrían aprobarse mediante reales decretos.
 
Asimismo, aseguró que antes de quince días el Gobierno informará a la Comisión de Evaluación y de Seguimiento del Diálogo Social de la evolución de las medidas económicas adoptadas por el Ejecutivo en los últimos consejos de ministros, relativas a las pymes o a sectores estratégicos, como la vivienda, el transporte, la energía y los servicios.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados