print
FRANCIA QUIERE IMITAR EL PLAN DE EEUU

La UE estudia avalar la concesión de créditos blandos al sector del automóvil

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, pidió este martes que la UE ponga en marcha un plan de ayuda a la industria automovilística similar al adoptado en Estados Unidos, para no dejar a los fabricantes europeos en una situación de desventaja. Washington avalará préstamos por valor de 25.000 millones de dólares a bajo interés para General Motors, Ford y Chrysler.

Noticia publicada el 21-10-2008

LD (EFE) "La crisis financiera nos lleva a una crisis económica", reseñó Sarkozy en una comparecencia ante el Parlamento Europeo, donde insistió en que, igual que lo han hecho ante las turbulencias, los Veintisiete deben responder de manera unida a la desaceleración.

Hizo hincapié en que Europa "necesita una industria sólida" y planteó que los Estados miembros creen fondos soberanos, y que éstos actúen de forman concertada para apoyar al sector industrial. El presidente francés, que lidera este semestre la UE, también consideró que la zona euro "no puede seguir adelante sin un gobierno económico claramente identificado".

Sarkozy dejó claro que "el verdadero gobierno económico del área es un Eurogrupo que reúna a los jefes de Estado y de Gobierno" y recalcó que, en una crisis como la actual, limitar esos encuentros a los ministros de Finanzas "no está a la altura".

Ante los eurodiputados, el presidente francés subrayó que ya "estamos de lleno" en la crisis económica, reclamó apoyo directo a la industria y confió en que, en este ámbito, impere en Europa la concertación.
 
GM, Ford, Chrysler, en el punto de mira

Valoró el plan diseñado por las autoridades estadounidenses para asistir al sector del automóvil -Washington avalará préstamos por valor de 25.000 millones de dólares a bajo interés para General Motors, Ford y Chrysler- y reclamó que "pasemos esto a Europa".

Advirtió de que, si no se diseña un mecanismo de apoyo, la industria automovilística europea puede quedar en una situación de competencia delicada, sobre todo teniendo en cuenta que "estamos pidiendo a nuestros constructores que fabriquen coches más limpios", en el marco de la lucha contra el cambio climático.

Sarkozy recalcó que no se trata de cuestionar el mercado único, los principios de la libre competencia ni la legislación sobre ayudas de Estado, pero incidió en que Europa "no puede ser ingenua frente a la competencia de las otras grandes economías". Europa "necesita una industria sólida", para seguir construyendo barcos, aviones y coches, afirmó el presidente francés.
 
Alega competencia desleal de EEUU

También alertó ante el riesgo de que sociedades europeas sean adquiridas "a precio de saldo" por entidades extranjeras, aprovechando la crisis y su baja cotización bursátil. En este punto, planteó a los Estados miembros que reflexionen sobre la pertinencia de crear fondos soberanos -controlados por los Estados y que tienen, principalmente, los países con grandes superávit corrientes, como China, Rusia y otros los exportadores de materias primas-.

Estos instrumentos podrían utilizarse, apuntó Sarkozy, para asistir al sector industrial en el actual contexto de debilidad económica.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados