Menú

Cameron facilitará el despido de los malos trabajadores

No sólo España tendrá reforma laboral. Reino Unido también aprobará un profundo cambio que flexibilizará su mercado de trabajo.

0

Este lunes estaba prevista una reunión entre el Gobierno de David Cameron y algunas de las compañías con más empleados del país para anunciarles varias de las claves de la nueva reforma laboral. Aún no se conoce con detalle en qué consistirá ésta, pero The Telegraph ha adelantado algunos de sus aspectos más polémicos. La nueva legislación será más flexible y permitirá a las empresas despedir con más facilidad a sus trabajadores. Como en anteriores ocasiones, los empresarios esperan que esto provoque un aumento en las contrataciones, puesto que se elimina el miedo a fichar a la persona equivocada.

Las medidas polémicas

El Telegraph titula su artículo "Las empresas tendrán más fácil despedir a los vagos". En su subtítulo detalla que las compañías tendrán más sencillo echar a los trabajadores menos productivos, como parte de un cambio completo en las leyes de empleo para "impulsar la recuperación económica".

Además, los empleadores podrán despedir a sus trabajadores durante los dos primeros años de contrato sin poder ser acusados de "despido injusto". Hasta ahora, ese límite estaba fijado en un año. Y aquellos que quieran acudir a la justicia tendrán que pagar una pequeña tasa para evitar que se aneguen los tribunales con falsas reclamaciones.

Las pymes británicas serán las más favorecidas con la nueva legislación, porque se les permitirá descolgarse de algunas disposiciones laborales. Entre otras cosas, por ejemplo, pagarán menos tiempo por las bajas por enfermedad de sus trabajadores.

En la cumbre entre el Gobierno y las empresas, a la que acudirán hasta 19 compañías como Jaguar, Land Rover, Tesco o McDonalds, se presentarán nuevos contratos de aprendizaje para recién graduados y personas que hayan dejado la escuela de forma anticipada.

Las razones

Aunque los sindicatos ya han anunciado movilizaciones si las reformas marchan en la dirección que se prevé, no es la primera vez que en el Reino Unido se presentan iniciativas similares. En los años 80, ya se introdujo una disposición similar, aumentando el tiempo durante el que se podía despedir a un trabajador sin temor a ir a juicio. En aquel entonces, la tasa de paro cayó de forma abrupta.

En opinión del Gobierno, es necesario aprobar normas más proclives a las empresas, el crecimiento y empleo. Las barreras al despido son también barreras a la contratación. En este sentido, una fuente del Ejecutivo señaló al Telegraph que "para persuadir a las empresas de que tienen que contratar empleados, necesitamos hacer más fácil que puedan despedir a esos mismos empleados si no están listos para el trabajo, puesto que así reduciremos el riesgo de contratar más, especialmente en lo que hace referencia a los jóvenes".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia