Menú

Obama amenaza a la banca: o reduce el coste hipotecario o lo harán los jueces

Una vez  aprobado el plan de estímulo para inyectar más dinero en los bancos, Obama quiere evitar los embargos hipotecarios, tal como avanzó LD. Amenaza con intervenciones judiciales si no se abaratan los préstamos y lanza un plan de 275.000 millones de dólares.

Una vez  aprobado el plan de estímulo para inyectar más dinero en los bancos, Obama quiere evitar los embargos hipotecarios, tal como avanzó LD. Amenaza con intervenciones judiciales si no se abaratan los préstamos y lanza un plan de 275.000 millones de dólares.

LD (L. Ramírez/M. Llamas) Barack Obama ha puesto como segundo eje de su política económica la salvación de los 9 millones de hipotecados en EEUU que tienen problemas para hacer frente a sus préstamos para la compra de vivienda y que están esperando ser embargados. El presidente se ha reunido este miércoles con los banqueros y les ha amenazado con intervenciones judiciales si no están dispuestos a abaratar las cuotas hipotecarias y detener los procesos de ejecución.

Tal como avanzó LD, el gigante financiero Citigroup apoyó un proyecto del partido demócrata para permitir a los jueces de EEUU modificar las condiciones hipotecarias sin el beneplácito de las entidades financieras, llegando incluso a perdonar una parte de los préstamos. Ahora el plan lleva el sello de Obama.

"Todos estamos pagando un precio por esta crisis hipotecaria y pagaremos un precio mayor si permitimos que se agrave", dijo Obama, quien destacó que el plan pretende "rescatar a las familias que han actuado de acuerdo con las reglas y de manera responsable".

En concreto, el plan presidencial pretende facilitar a unos 4 ó 5 millones de propietarios la refinanciación de sus préstamos hipotecarios a través de las agencias gubernamentales de garantía hipotecaria, Fannie Mae y Freddie Mac, para lo que el Tesoro ha recibido autorización para duplicar, hasta 200.000 millones de dólares la recompra de acciones preferentes de ambas entidades tuteladas por el Gobierno.

Sorprende que estas agencias públicas participe en el rescate de las familias, ya que fueron responsables de inflar el valor de las cedulas hipotecarias y colocarlas a los bancos norteamericanos. Esta intervención directa del sector público en la economía se saldó con el estallido de la crisis subprime.

75.000 millones de dólares

Se confirma así que, tras el rescate de la banca, de los planes de pensiones y de la industria de la automoción, entre otros ámbitos, el Gobierno de EEUU ultima su proyecto de auxilio a los hipotecados. Esta intervención en la gestión de la cartera crediticia de las entidades financieras irá acompañado por un volumen de dinero público (es decir, de los contribuyentes) de 75.000 millones de dólares.

El "Plan de Estabilidad y Asequibilidad de la Vivienda" tiene como objeto permitir que hasta nueve millones de propietarios puedan reestructurar o refinanciar sus hipotecas y evitar las ejecuciones de sus préstamos y la pérdida de sus casas.

En la actualidad, según la Asociación de Banca Hipotecaria de EEUU, cerca de 10.000 viviendas ven ejecutada su hipoteca diariamente.

Y es que las familias están ahogadas por sus hipotecas. El año pasado, más de 2,3 millones de propietarios de viviendas vieron ejecutadas sus hipotecas, lo que representa un aumento del 81 por ciento con respecto al año anterior. El 60% de los embargos se concentra en 6 Estados: California, Florida, Arizona, Ohio, Michigan y Nevada. En las actualidad, más de 3 millones de hipotecados coreen el riesgo de perder sus casas.

Casi el 16% del total del total de hogares que tienen en propiedad una vivienda en EEUU se encuentran en esta situación debido a la intensa depreciación inmobiliaria que padece el país desde mediados de 2006. De este modo, 1 de cada 6 hogares pagan más de lo debido por el valor de sus casas.

Tras una depreciación inmobiliaria próxima al 30% en algunas áreas del país, cerca de 12 millones de familias están hoy en una situación de capital negativo (negative equity) y, por lo tanto, están ahogadas por las deudas, según un reciente estudio de la agencia de calificación (rating) Moody's.

En concreto, de los cerca de 75 millones de hogares en propiedad, 12 millones tienen capital negativo y 64 millones poseen casas cuyo valor supera la deuda contraída. De estos 64 millones, 24 millones poseen sus viviendas libres de cargas, mientras que los 40 millones restantes conservan capital positivo (su precio es todavía superior a su deuda).

Según los datos oficiales relativos al precio de las casas y el volumen de hipotecas, a finales de 2006 algo más de 3,5 millones de familias contaban con una deuda superior al valor de sus propiedades. Dicha cifra se eleva a 8,1 millones de hogares a finales de 2007. En la actualidad, son 12 millones, y el avance en la caída de precios empujará hacia el capital negativo a cerca de 15,4 millones de hipotecados a finales de año.

El precio de la vivienda seguirá cayendo

La situación es mucho más problemática entre los propietarios que adquirieron su vivienda en los últimos 5 años, en plena burbuja inmobiliaria y de crédito. Así, el 29% de estos compradores están con el agua al cuello, ya que deben al banco mucho más dinero del que realmente tendrían que haber pagado por sus viviendas, según los precios reales de mercado, en base a un estudio de la empresa inmobilairia Zillow.

El problema es que "es muy posible que aumente el número de propietarios con el agua al cuello", hasta cifras nunca vistas en "nuestra historia", según el analista de dicha compañía, Mark Zandi, señalaba el pasado octubre The Wall Steet Journal.

Pese a todo, la deuda de la mayoría de los propietarios aún es inferior al valor real de sus casas y, de hecho, muchos de los que cuentan con capital negativo aún siguen pagando regularmente sus cuotas hipotecarias. Sin embargo, caer en esta situación incentiva la entrega de llaves a la entidad acreedora e implica la imposibilidad de acceder a nuevos préstamos.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso