Miércoles 3 de Noviembre
Actualizado a las 00:01:01
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

17
EN EL RESCATE EUROPEO

¿Por qué llamó Obama a Zapatero? EEUU se juega 54.000 millones de dólares

A muchos habrá sorprendido la llamada del presidente de EEUU, Barack Obama, al jefe del Ejecutivo español. Sin embargo, el toque de atención responde a un interés muy concreto. EEUU se juega un mínimo de 54.000 millones de dólares en el rescate europeo, cuyo éxito depende del ajuste fiscal de España.

M. Llamas
El martes volvió a acontecer un hecho inédito. El presidente de la primera potencia mundial llamó al jefe de Gobierno de un país europeo -España- para ejercer una presión directa a fin de que lleve a cabo las reformas necesarias para reducir el déficit público. ¿A qué se debe esta reacción?
 
La llamada se interpreta en función de un contexto muy concreto y extraordinario. Obama está ejerciendo su actual papel de acreedor con sus deudores más irresponsables y peligrosos. El Gobierno de EEUU se ha implicado de lleno en el rescate de la zona euro. El acuerdo alcanzado el domingo entre los líderes del Eurogrupo y el Fondo Monetario Internacional (FMI) involucra de lleno al Gobierno de Washington en la crisis de deuda pública que sufre el seno de la Unión.

El plan de rescate contempla un fondo total de 750.000 millones de euros para rescatar a países miembros de la zona euro en caso de quiebra -Grecia, Portugal, España, Irlanda e Italia-. El FMI se ha comprometido a poner encima de la mesa hasta 250.000 millones de euros dentro de este paquete. Y ello, para garantizar la liquidez que precisan varios gobiernos comunitarios a fin de acometer sus respectivos recortes fiscales y reformas estructurales. El objetivo fundamental es reducir el déficit público al 3% en 2013, volviendo así a las exigencias presupuestarias que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.
 
El FMI depende de Washington, ya que es el mayor contribuyente de fondos. El rescate europeo, al igual que el de Grecia y el de los países del Este de Europa pertenecientes a la UE, ha sido acordado entre Bruselas y el Fondo Monetario.

No es de extrañar si se tiene en cuenta el inmenso volumen de dinero que incluyen dichos planes. En concreto, el Gobierno de EEUU se juega un mínimo de 54.000 millones de dólares (42.500 millones de euros) en el rescate europeo, cuyo éxito depende en gran medida del ajuste español. EEUU aporta el 17% de la contribución aportada por el FMI a dicho plan, según la cuota que ostenta este país en el seno del Fondo.

España se sitúa en el centro de la crisis de deuda pública. Acapara la mayor atención y preocupación por parte de los mercados dado el tamaño de su economía -5 veces superior a la griega-. España es demasiado grande para ser rescatada, de modo que si Grecia es el equivalente a la caída del banco de inversión estadounidense Bear Stearns durante la crisis subprime de 2007, España sería el particular Lehman Brothers, cuya quiebra hizo temblar los cimientos del sistema financiero internacional a finales de 2008.
 
En este sentido, el FMI estimó recientemente que, en caso de quiebra, el rescate de España ascendería a 474.000 millones de euros. Hay, pues, mucho dinero en juego. Dinero que procede de los contribuyentes de otros países, no sólo de Alemania sino ahora también de EEUU. Además, la posible caída de España provocaría un nuevo terremoto financiero, sumiendo a la economía mundial en una nueva fase recesiva que afectaría a todas las grandes potencias, incluida EEUU, según los analistas internacionales.
 
Este contexto es el que envuelve la llamada de Obama a Zapatero. El presidente de EEUU se puso en contacto con el jefe del Ejecutivo español en su papel de potencial acreedor, no de amigo o aliado político, al igual que ha acontecido con la canciller alemana, Angela Merkel -“España será vigilada”-

El mensaje de Obama ha sido muy claro: España necesita reformas. De hecho, la Casa Blanca, una vez finalizada la llamada, publicó un comunicado explicando a la opinión pública estadounidense el contenido de dicha conversación:
El Presidente Obama y el Presidente español José Luis Rodríguez Zapatero sostuvieron una conversación telefónica como parte de las actuales consultas del Presidente con sus aliados cercanos sobre la situación económica mundial. Hablaron de la importancia de que España tomara medidas decididas dentro del marco de los esfuerzos de Europa para fortalecer su economía y reafirmar la confianza en los mercados. El Presidente expresó el apoyo de Estados Unidos a estos esfuerzos. El Presidente también transmitió sus saludos al Rey Juan Carlos deseándole una pronta recuperación de la reciente intervención quirúrgica a la que fue sometido.

La participación de EEUU en el rescate europeo ha levantado duras críticas entre algunos analistas y destacados miembros de las filas republicanas, quienes se han apresurado a señalar que el “problema de Europa es de Europa”. Así, según Michael Pento, economista jefe de Delta Global Advisor, "la inflación y la deuda no es la respuesta a un problema causado por la inflación y la deuda". "Es un problema europeo que debería haber sido tratado por los europeos".
 
Además, la Reserva Federal (FED) se ha implicado igualmente en el rescate al reabrir las líneas de crédito swap con otros bancos centrales para inyectar dólares, sobre todo, al BCE. Una medida que tampoco ha estado exenta de críticas, ya que dicha participación aumentará aún más el balance de la FED. Y ello, en un momento en el que, precisamente, se pretendía comenzar a reducir dicha expansión monetaria. En concreto, las líneas swap incrementarán el balance de la FED desde los 2,3 billones de de dólares actuales hasta los 2,5 billones. “Poner más dinero de EEUU en circulación en un momento en que el banco central está tratando de reducir su balance sólo aumentará las presiones inflacionarias” en el futuro, alertó Pento.

El FMI desembarca en Madrid
 
Por último, la llamada de Obama coincide con la llegada de los inspectores del FMI a Madrid. Una delegación del Fondo comienza esta semana una visita a España en la que evaluará su política de reducción del déficit público y se reunirá con los principales departamentos del Ministerio de Economía, informa Efe.

Pese a que la visita ha sido vendida por el Gobierno como una revisión rutinaria, la clave es que se produce en una semana crucial para Zapatero, que se ha visto obligado a explicar este miércoles en el Congreso nuevas medidas para acelerar la reducción del déficit, tal y como le han exigido el Eurogrupo y el FMI.

Según fuentes del Ejecutivo, el FMI se reunirá con los responsables de las Secretarías de Estado de Economía y de Hacienda y Presupuestos, así como de las secretarías generales de Política Económica y Presupuestos. Según las mismas fuentes, los representantes del Fondo visitarán la Comisión Nacional de Competencia (CNC), el Instituto de Crédito Oficial y, previsiblemente, el Banco de España.
Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com

También en Economía

LA BANCA DEBERÁ ASUMIR "QUITAS" SOBERANAS

Merkel y Weber imponen su criterio: "Quiebras ordenadas" en la zona euro

La canciller germana, Angela Merkel, apoya a su banquero central, Axel Weber. Alemania ya ha tenido suficiente y advierte de que los países miembros con problemas financieros deberán aceptar reestructuraciones de deuda. Es decir, los bancos acreedores asumirán quitas en su cartera de bonos soberanos.
MEDIO BILLÓN DE DÓLARES

Bernanke se lanza a otra inyección masiva de liquidez

Ben Bernanke no está dispuesto a que se pueda decir que no actuó contra la crisis. El problema es si sus actos son acertados. Esta semana la Fed presentará su enésima inyección de liquidez. Las anteriores no han dado resultados. ¿Lo hará ésta? Mientras, la inflación espera a la vuelta de la esquina.
UN NUEVO BROTE VERDE

Zapatero vuelve a las andadas: ya atisba "un cambio de tendencia"

Tan sólo dos buenos datos han desatado el optimismo del presidente del Gobierno. La semana pasada se conocía que el paro descendió en verano en 70.000 personas; este martes, se adelantaba que el PIB creció algo en el tercer trimestre. La consecuencia: Rodríguez Zapatero ya habla de "cambio de tendencia".

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899