Prescindir de la energía nuclear cuesta unos 20.000 millones de euros

Según informa el diario económico La Gaceta de los Negocios, acabar con la energía nuclear a medio plazo, un objetivo que se recogía en el programa con el que el PSOE ganó las pasadas elecciones generales, pero que hoy en día es cuestionado incluso dentro de las filas socialistas y por una parte del Ejecutivo, tiene un coste muy elevado, que en la actualidad parece inasumible.

0
comentarios
(Libertad Digital) Sustituir por energías renovables los nueve reactores nucleares (7.900 MW de potencia) que están funcionando en la actualidad costaría entre 15.000 y 20.000 millones de euros, dependiendo de la alternativa elegida. A esta cantidad habría que sumar, según informa La Gaceta en su edición de este lunes, las consecuencias en el empleo, ya que el cierre forzaría el despido progresivo de 20.000 trabajadores; el impacto económico en la zonas donde están instaladas las nucleares, y la pérdida de ingresos fiscales por parte de los municipios.

A todo esto hay que añadir el alto coste del desmantelamiento de las centrales que dejan de funcionar. Así, según los responsables de la central de Zurita, cerrarla definitivamente y deshacerse de sus residuos convencionales y radioactivos supondrá más de 100 millones de euros. Sólo la segunda y tercera fase del desmantelamiento de Vandellós I ha costado más de 300 millones de euros y los grupos ecologistas han evaluado el desembolso total en casi 600 millones.

Según la información facilitada por los responsables del Foro Nuclear, una central pequeña genera 250 empleos fijos y las que tienen dos reactores, en torno a 900. Sin embargo, una central eólica apenas requiere media docena de personas para su mantenimiento. Además, el impacto económico de cada unidad nuclear en la zona donde está instalada es de 18 millones de euros anuales y los municipios de las zonas de influencia de las centrales reciben 27 millones de euros al año en concepto de impuestos y cánones.
 
Según los expertos consultados por este diario, ni siquiera cumpliéndose el objetivo más optimista del Plan de Fomento de Energías Renovables, que prevé para 2010 un total de 21.538 GWh de eólica, 13.949 GWh de biomasa y 218 GWh de solar fotovoltaica, podrían sustituirse los más de 61.900 GWh que producen las centrales nucleares. Según aseguran que el reemplazo de la energía nuclear sólo sería posible con centrales de ciclo combinado y con carbón de importación, o multiplicando por cuatro la actual potencia de las renovables.

A pesar de que durante la campaña electoral el PSOE prometió que cerraría todas las centrales en un plazo de 20 años, La Gaceta de los Negocios afirma que la semana que viene (antes del día 17) el Ejecutivo renovará los permisos de la central de Trillo (la más nueva) 10 años más.

En Libre Mercado

    Lo más popular