Lunes 14 de Febrero
Actualizado a las 23:49:38
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

4
¿JUICIO POLÍTICO?

Putin no olvida: Jodorkovsky seguirá siete años más en prisión

Mijail Jodorkovski permanecerá siete años más en prisión. A unos meses de la finalización de su primera pena, el magnate, enfrentado a Vladimir Putin, ha sido condenado por segunda vez. Mientras, crecen las voces que piden su libertad y acusan al régimen ruso de persecución política y de buscar venganza.

LIBERTAD DIGITAL

El juez del tribunal de distrito de Jamovniki, en Moscú, ha establecido este lunes que el ex magnate del petróleo y opositor político ruso Mijail Jodorkovski y su socio comercial Platon Lebedev se apropiaron ilegalmente de bienes procedentes de la extinta compañía Yukos "para su propio enriquecimiento" y blanquearon el dinero generado por los beneficios de estas actividades criminales.

De momento se desconoce cuánto habrá que esperar a que se anuncie la sentencia, porque la lectura del veredicto se va a prolongar por bastante tiempo, según la agencia rusa de noticias RIA Novosti. Los fiscales han pedido siete años de cárcel para ambos, que se unirían a los siete que ya han cumplido de una pena anterior de ocho años por fraude fiscal y evasión de impuestos, informa Europa Press.

El enfrentamiento

Mijail Jodorkovski fue uno de los magnates rusos que aparecieron al calor de las privatizaciones de comienzos de los años noventa. Nacido en 1963, fue líder de las juventudes soviéticas y estudió Ingeniería. Tras la caída de la URSS, montó una pequeña empresa de importación y abrió un banco. Ambos negocios fueron creciendo a lo largo de los años y en 1995 compró la petrolera Yukos por 350 millones de dólares.

En principio, daba el mismo perfil que otros oligarcas rusos: cargos en el partido durante los últimos años soviéticos, cercanía con los dirigentes de la recién estrenada democracia y enriquecimiento súbito. No parecía haber muchas dudas de que, al menos en parte, debía su nueva posición a los contactos con el Kremlin y a tejemanejes no del todo claros.

Sin embargo, a comienzos de la pasada década, su perfil público cambió y también lo hizo la actitud del Gobierno y su fortuna en el terreno judicial. En 2003 fue arrestado y acusado de fraude, cargos que le llevaron a acabar en prisión, con una condena de siete años que expira en 2011.

En ese momento, lo que diferenciaba a Jodorkovski de otros oligarcas era que había manifestado su intención de entrar en política y, además, que había declarado que lo haría en contra de Vladimir Putin. De hecho, financiaba y prestó ayuda a grupos pro-derechos humanos y organizaciones de corte democrático. Además, según contaba Mario Vargas Llosa en una columna en El País de hace un par de años, introdujo en sus empresas "métodos de apertura y transparencia a la usanza occidental" y una gestión moderna, "publicando balances rigurosos, revelando los nombres de los accionistas, pagando impuestos y distribuyendo dividendos".

Esta imagen de empresario honrado, liberal y un punto idealista le llevó a ser visto por muchos como la mejor opción para la Rusia post-Putin y le granjeó enormes enemigos dentro del régimen. Tras la espectacular operación de detención en 2003 y su envío a una prisión, su capacidad de influencia sobre la sociedad rusa se redujo al mínimo.

La presión internacional

Al mismo tiempo, nacía una corriente en todo el mundo que pedía su liberación y acusaba al Kremlin de haber fabricado pruebas y haber montado un juicio con el objetivo de deshacerse de un rival político, antes que de encarcelar a un delincuente económico.

De esta manera, el propio Vargas Llosa, André Glucksman, Elie Wiesel, Gary Kasparov y la periodista asesinada Anna Politkóvskaya han pedido su libertad en los últimos años y han exigido que acabe una persecución que consideran política. Incluso, Barack Obama presentó una resolución en 2005 (tres años antes de ser elegido presidente) en la que pedía la inmediata liberación de Jodorkovski. Sin embargo, en los dos años de mandato del demócrata no parece haber habido ningún avance sustancial en la situación del millonario que, incluso, ve como ahora se le condena a permanecer aún más tiempo entre rejas.

La última condena

Para el Gobierno ruso, Jodorkosvi es simplemente un delincuente común, que se saltó las normas. De hecho, su opinión es que el tribunal ha actuado bien al considerar que Jodorkovski y Lebedev encabezaron un grupo organizado para la comisión de delitos financieros con fondos de la industria rusa del petróleo a través de Yukos. "El tribunal ha establecido que Jodorkovski y Lebedev se apropiaron de bienes abusando de su posición en la dirección", declaró el juez Victor Danilkin, citado por RIA Novosti.

Según la acusación, ambos directivos se apropiaron ilegalmente de los títulos de la petrolera VNK –adquirida por Yukos– y de 218 toneladas de petróleo de la propia Yukos. Asimismo, se les acusa del blanqueo de 3.000 millones de rublos (75 millones de euros). Y los abogados no han descartado que los fiscales presenten nuevos cargos en un futuro próximo.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, ha destacado la importancia del juicio y ha comparado a Jodorkovski con el banquero estadounidense Bernard Madoff. En este sentido, declaró que la condena adecuada para el magnate ruso serían los 150 años a los que fue condenado el norteamericano, si la ley rusa lo permitiera. "Un ladrón debe estar en la cárcel", señaló. Es sorprendente que siete años después de su primera condena, aunque su rival ha perdido buena parte de su fortuna y está políticamente muy debilitado, las declaraciones del ex presidente de Rusia sigan siendo tan duras. Parece que Putin no olvida las afrentas fácilmente.

Mientras, las dudas crecen, junto a la presión internacional a favor de Jodorkovsky. Otros muchos se hicieron millonarios en los mismos años, con oscuras maniobras y sólo él acabó en la cárcel. Precisamente el único que anunció que lucharía en la arena política contra Putin; el único que defendió principios liberales y democratizadores; el que más transparencia introdujo en sus empresas. Ahora sólo queda conocer su sentencia y ver la reacción de los líderes mundiales. ¿Habrá alguno que se atreva a enfrentarse al líder ruso en un tema tan delicado?

Publicidad

Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com
La Tienda de Libertad Digital La tienda de Libertad Digital Novedades Para ella Para él Vida y Hogar Salud Tabla de inversión Power Almohada con Altavoz Baño de Rosas Escáner de mano

También en Economía

DURÁN DENUNCIA EL "ACOSO" DEL BANCO DE ESPAÑA

PNV, CiU y PP presionan al Gobierno para no perder el control de las cajas

Mientras, la CECA inicia una gira por Asia para buscar inversores que acudan a sus ampliaciones de capital.
Crack de 1907, 1929, 1987, 2008...

'Será en octubre': ¿por qué las crisis financieras suceden cuando suceden?

En el s. XX varias crisis coincidieron en otoño, al igual que la actual -quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008-. ¿Existe algún patrón?
POR DETRÁS DE POLONIA Y CHIPRE

La competitividad de España se desploma nueve puestos en 2010

La competitividad de la economía española ha perdido nueve puestos en 2010, situándose ahora en el 42, por detrás de países como Polonia (39) o Chipre (40).

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899