Menú

Rajoy: la "dualidad" de los contratos es "letal" para el empleo

En la misma línea que señala el editorial de El País de este lunes, Rajoy ha vinculado su propuesta de reforma laboral a acabar con la dualidad de los contratos de trabajo, ya que los considera "letales" para el empleo. Desde Génova, ha trazado las prioridades del PP en materia económica.

0
En la misma línea que señala el editorial de El País de este lunes, Rajoy ha vinculado su propuesta de reforma laboral a acabar con la dualidad de los contratos de trabajo, ya que los considera "letales" para el empleo. Desde Génova, ha trazado las prioridades del PP en materia económica.

Tercera declaración pública consecutiva de Mariano Rajoy en clave económica en sólo dos días. Este domingo, en una extensa entrevista concedida al diario El Mundo, decía que no se opondría a un abaratamiento del despido si se vinculaba a una "mayor estabilidad".

Precisamente la fotografía que ilustraba esta entrevista, en la que aparece Mariano Rajoy junto a una de las colas que se forman en las oficinas del INEM ha sentado muy mal en Ferraz. Leire Pajín ha cargado duramente contra dicha fotografía. De la Vega tampoco se ha quedado atrás y ha dicho que le parece de mal gusto.

Este mismo lunes, ha concedido una entrevista al programa Hoy por hoy de la cadena SER. Por último, ha convocado una rueda de prensa en la sede de los populares en la calle Génova. Allí, Rajoy ha insistido en que el riesgo "real" que corre la economía española es quedarse en una situación "anodina", con un crecimiento en torno al 1%, porque se seguiría destruyendo empleo y "sería imposible" reducir la deuda y el déficit públicos.

Ante la reunión de la junta directiva nacional del partido, Rajoy ha asegurado que el riesgo de permanecer varios años creciendo a un ritmo "muy lento" está ahí y ese es el debate que se debe abordar ahora porque, de materializarse, supondría el "estancamiento" de la economía.

No es importante, según ha dicho, "si subimos o bajamos un 0,1%" sino cómo salir de esa eventual situación de estancamiento que, en su opinión, se perfila en el horizonte.

Y ante este panorama, el Gobierno lo que está haciendo, ha afirmado Rajoy, es practicar una política de "resignación" y poner en marcha este año medidas como la subida de impuestos al consumo (el IVA), el incremento de los precios de los servicios en los que interviene la Administración, como la luz, y el incremento en un 17% del Presupuesto del Estado con respecto al del año anterior.

De otras iniciativas, ha subrayado, "no sabemos nada", tan sólo que habrá una ley de economía sostenible, ya anunciada el pasado 12 de mayo, y que, a su juicio, "nada tiene que ver con lo que precisa" la economía española.

No subir impuestos y contener el gasto

Frente a la política del Gobierno, el PP tiene claro, ha dicho su presidente, que no subiría ningún impuesto este año, que bajaría los impuestos a los emprendedores para incentivar la creación de empleo y "algún día", ha enfatizado, se tendrían que empezar a abordar las reformas estructurales necesarias y aplazadas.

También ha hecho hincapié en que hay que contener el gasto publico para reducir el déficit y la deuda publica, que han alcanzado niveles "insostenibles" y ponen en "serio riesgo" el Estado del bienestar, igual que dijo en El Mundo y en La SER.

Reestructuración del sistema financiero

La reestructuración del sistema financiero es otra de las medidas que Rajoy cree indispensables para superar la recesión porque sin un sistema financiero solvente y que no genere dudas, ha dicho, "es imposible" la recuperación.

De momento, ha señalado, "lo único que se ha hecho en este terreno es convertir una caja de ahorros en un banco", en alusión a la integración de Caja Castilla La Mancha en el banco Liberta, propiedad de Caja Astur, porque el FROP, ha dicho Rajoy, aún no funciona.

Reforma laboral

Otra de las prioridades que ha planteado es la reforma laboral y ha alertado de que el modelo actual de "dualidad" de los contratos es "letal" para la recuperación del empleo, ya que, según ha explicado, hay unos españoles que cobran por despido una indemnización de 45 días por año trabajado, mientras que otros, el 30 por ciento de la fuerza laboral, de acuerdo con sus cifras, cobra "cero días". En estos mismos términos se expresaba este lunes el diario El País en su principal editorial.

Esto, ha dicho, "es lo que quiere mantener Rodríguez Zapatero", que, entre otras cosas, supone "una invitación" a que no se hagan contratos fijos.

Con la legislación actual, "es imposible crear empleo fijo y de calidad", ha señalado el líder popular y ha mencionado así la tasa, "inadmisible" del paro juvenil, que se sitúa en el 46,8%.

En esta misma línea, Rajoy ha dicho a los dirigentes del PP que cuando José Luis Rodríguez Zapatero llegó al Gobierno en 2004 había 2.112.715 parados y hoy prácticamente es el doble, rozando los cuatro millones.

En noviembre de 2009, el Gobierno había tenido que gastar 8.000 millones de euros más que en noviembre del ejercicio anterior en la cobertura de desempleo, y hay más de un millón de personas que no tienen ingresos ni cobertura alguna, ha señalado.

Aunque existen previsiones, a nivel mundial, de que se están produciendo signos de recuperación, con los que Rajoy se ha mostrado cauteloso, éstos no incluyen a España, ha subrayado Rajoy, quien ha explicado que la UE prevé un crecimiento para todos sus socios, salvo España, Irlanda y Grecia.

En Libre Mercado

    Servicios