Menú

"Reino Unido corre el riesgo de entrar en una crisis como la de Islandia"

La eventual rebaja en la calificación crediticia de Reino Unido situaría bajo una fuerte presión a la libra, "que correría el riesgo de verse inmersa en una crisis similar a la vivida en Islandia", según un informe de la firma Schroders. Irlanda, Grecia, España y Portugal esperan su turno.

0
La eventual rebaja en la calificación crediticia de Reino Unido situaría bajo una fuerte presión a la libra, "que correría el riesgo de verse inmersa en una crisis similar a la vivida en Islandia", según un informe de la firma Schroders. Irlanda, Grecia, España y Portugal esperan su turno.
LD (Europa Press) Esta previsible rebaja se produciría tras las de Irlanda, Grecia, España y Portugal, "pero estos cuatro países disfrutan de la estabilidad del euro, lo que reduce significativamente el riesgo de divisa para los inversores", según destaca Azad Zangana, economista paneuropeo de Schroders, quien analiza el anuncio hecho por Standard & Poor's (S&P) de situar en vigilancia negativa el ráting de Reino Unido.

Por su parte, Adam Cordery, responsable de estrategias de crédito de la firma para Europa y Reino Unido, comenta que "la deuda que se está deteriorando más rápidamente en el mundo no es ni la de las compañías ni la de los bancos, sino la de los gobiernos".

"Ahora que el apalancamiento se está desplazando a los balances de los gobiernos, ¿de dónde podría venir la próxima crisis?", se pregunta el analista.

a revisión a la baja incorpora nuevas estimaciones sobre el impacto que tendrán sobre las cuentas públicas los planes de rescate de la banca británica en el último año.

La cantidad de esos planes de ayuda asciende, según las cifras de Stantard & Poor's, a entre 100.000 y los 145.000 millones de libras, los que representa entre un 7 y un 10% del PIB.

Estos factores pueden llegar a doblar en los próximos cuatro años el nivel de deuda pública, que "si alcanza el nivel del 100% en 2013, haría incompatible una calificación de 'AAA'" para la economía del Reino Unido, advierte la agencia en su nota.

La lectura positiva es que la economía británica sigue siendo "rica y diversifica", con "una política fiscal y monetaria flexibles" y un mercado laboral y productivo igualmente "flexibles".

S&P revisará estas perspectivas cuando se celebren las elecciones generales, previstas para 2010, y cuando conozca la nueva política económica y fiscal del Gobierno que salga de las urnas.

En Libre Mercado

    Servicios