ABN Amro
print
UN 13 POR CIENTO POR ENCIMA DE LO OFRECIDO POR BARCLAYS

Santander, RBS y Fortis fijan su oferta por ABN Amro en 71.100 millones de euros

El consorcio bancario liderado por Santander había retrasado el anuncio de su decisión en torno a su oferta por ABN Amro hasta este martes, y finalmente la noticia se ha producido. El Santander, Royal Bank of Scotland y Fortis han presentado una oferta para adquirir ABN Amro a razón de 38,40 euros por acción, lo que supone pagar por el total del grupo 71.100 millones de euros, un 13,7 por ciento más que Barclays. De dicha cantidad, el Santander abonará 19.900 millones, Royal Bank of Scotland, 27.200 millones y Fortis, 24.000. Esta oferta ha sido recogida este martes por Fortis en una nota de prensa.

Noticia publicada el 29-05-2007

LD (EFE) El Banco Santander, Royal Bank of Scotland y Fortis formalizaron este martes su oferta de compra por ABN Amro, por el que ofrecieron 71.100 millones de euros, un 13,7 por ciento más de lo que está dispuesto a pagar Barclays. Esta transacción sería la mayor ejecutada hasta ahora en el mundo en el sector financiero, aunque su éxito no está asegurado porque está sujeta a que los accionistas de ABN Amro rechacen la venta de la filial estadounidense LaSalle a Bank of America y, además, tiene que competir con el acuerdo de fusión firmado con Barclays.

El consorcio ha ofrecido 38,4 euros por cada acción de ABN Amro, de los que 30,4 euros se pagarán en efectivo y el resto en acciones de nueva emisión de Royal Bank of Scotland -0,844 títulos por cada uno del grupo holandés-. En total, al Santander le corresponderá pagar 19.900 millones de euros; a Royal Bank of Scotland, 27.200 millones, y a Fortis, 24.000 millones.

El Santander se quedará en la transacción con el Banco Real, con Antonveneta y con la financiera holandesa Interbank, gracias a los cuales se convertirá en el segundo mayor banco de Brasil y en el séptimo de Italia. Para conseguir esos fondos, ampliará su capital en torno a un 5 por ciento -entre 4.000 y 4.500 millones de euros-, emitirá unos 5.000 millones en bonos convertibles, venderá numerosos activos inmobiliarios, efectuará titulizaciones y se desprenderá de participaciones no estratégicas, como San Paolo-Intesa.

La venta de Cepsa, que le otorgaría unos ingresos de más de 5.000 millones de euros no formará parte de esta operación por "razones de tiempo", aseguró en rueda de prensa el consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz. Royal Bank of Scotland, que será el que tenga un desembolso mayor en esta operación, se quedará con LaSalle, el área de clientes globales y de banca mayorista en Holanda y América Latina -salvo Brasil- y las de Asia y Europa -a excepción de Antonveneta-.

Para financiar estas compras, emitirá acciones por valor de unos 14.500 millones de euros y valores preferentes por 6.350 millones, en tanto que los 6.350 millones restantes provendrán de recursos propios de la entidad. Fortis, por su parte, se quedará con la banca minorista de Holanda, con la unidad de clientes privados globales y con la gestión de activos global. Los fondos para pagarlas saldrán de una ampliación de capital de 15.000 millones, de la emisión de hasta 5.000 millones en deuda y de la venta de activos no estratégicos por un máximo de 8.000 millones.

A la espera de que el Consejo de Administración de ABN Amro se pronuncie sobre esta oferta, los representantes del consorcio se mostraron hoy dispuestos a negociar tanto con la entidad holandesa como con Bank of America, aunque admitieron que es un "desafío" conseguir que recomienden su oferta, ya que su acuerdo con Barclays se lo impide.

Consigan o no un pacto -lo han intentado ya con ambas entidades y no han conseguido nada-, el consorcio está dispuesto a seguir adelante con su operación y espera cerrarla en el último trimestre del año, después de que entre julio y agosto se ejecuten las ampliaciones de capital de Fortis y el Santander y se celebren las juntas extraordinarias de accionistas necesarias.

Según sus previsiones, esta operación les permitirá conjuntamente un ahorro de costes en 2010 de 4.230 millones de euros; unos ingresos extras de 1.220 millones y unos beneficios de 5.450 millones.

A cambio, tendrán que hacer frente a unos costes de integración conjuntos de 6.810 millones de euros, pese a los cuales el Santander espera que esta operación incremente su beneficio por acción desde el primer año.

No fueron hoy tan claros en sus previsiones sobre recortes de empleo y se limitaron a asegurar que serán muy inferiores a los 10.800 despidos previstos por Barclays y que, en todo caso, los ajustes de plantilla se harán mediante prejubilaciones o bajas incentivadas, según el máximo ejecutivo de Fortis, Jean Paul Votron.

Pese a las dificultades, el grupo integrado por el Santander confía en el éxito de su oferta y defiende que es mejor que la que pueda presentar cualquier entidad de forma individual -como Barclays-, debido a la presencia y conocimiento que tienen los tres en los mercados en los que ABN opera y por la experiencia exitosa que tienen en grandes compras.

Tras hacer públicas sus condiciones, que se precisarán en la semana del 2 de julio, las acciones del Santander lideraron las subidas del Ibex-35 en la bolsa española, al ganar un 1,31 por ciento, mientras que las de Fortis cayeron un 0,29 por ciento y las de RBS descendieron un 0,78 por ciento.

Barclays ascendió, por su parte, un 1,87 por ciento, y ABN Amro cayó un 0,80 por ciento, hasta 35,81 euros, muy por debajo de los 38,4 euros ofrecidos por el consorcio, lo que demuestra las dudas del mercado sobre el éxito de la operación.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados