Menú

Solbes claudica: El PIB caerá un 1,6% en 2009 y el paro sube al 15% hasta 2011

Solbes claudica y revisa el cuadro de previsiones económicas del Gobierno, ya que estaban a años luz de la realidad. La economía caerá un 1,6% en 2009 y el déficit se disparará hasta el 5,8% del PIB. El Gobierno admite que el paro superará el 15%, como mínimo, hasta 2011.

El ladrillo no remontará hasta 2012
FAES: Camino de los 4 millones de parados
Economía "no sabe" por qué no hay créditos
Consulte las previsiones oficiales (PDF, 179kb)
0
Solbes claudica y revisa el cuadro de previsiones económicas del Gobierno, ya que estaban a años luz de la realidad. La economía caerá un 1,6% en 2009 y el déficit se disparará hasta el 5,8% del PIB. El Gobierno admite que el paro superará el 15%, como mínimo, hasta 2011.

LD (L. Ramírez / M. Llamas) Del aquí no pasa nada a una crisis muy grave. El nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno implica un cambio radical de perspectiva en el discurso negacionista de la crisis que hasta ahora mantenía el Gobierno. El nuevo cuadro elaborado por Solbes no deja lugar a dudas: El PIB caerá un 1,6% en 2009, el paro se disparará hasta el 16% y el déficit público será del 5,8%. De hecho, según los datos del vicepresidente, España no verá la luz, como mínimo, hasta 2011.

 



Sus previsiones de desempleo se elevan sustancialmente ante los últimos repuntes del paro, al estimar que la tasa al cierre de 2008 alcanzará el 11,1%, frente al 10,4% previsto anteriormente. En 2009, la situación empeorará y el paro se elevará hasta el 15,9%, frente al 12,5% previsto en el mes de julio. De hecho, el Gobierno estima ahora que el desempleo superará el 15% hasta 2011. En concreto, calcula una tasa de paro del 15,7% para 2010 y del 14,9% en 2011.

En cuanto a la creación de empleo, el Ejecutivo estima que el 2008 cerró con una caída del 0,4%, frente al incremento del 0,2% que había previsto en la última revisión, mientras que en 2009 continuará el ajuste y la destrucción de empleo se elevará hasta el -3,6%.


 
 

La deuda pública, en máximos

En cuanto a la deuda pública, Solbes estima que se disparará desde el 38, 8% actual hasta un nivel próximo al 54% del PIB en 2011, rozando el límite que impone la UE (60% del PIB). Para 2009, esta tasa alcanzará el 47%, y para 2010 el 51% del PIB.

La falta de previsión, la minimización de los efectos de la explosión de la burbuja inmobiliaria, la creencia de que la crisis internacional que estalló con la crisis de las hipotecas de alto riesgo (subprime) en EEUU no llegaría a España y la propaganda electoral de los pasados comicios de marzo generaron unas previsiones económicas oficiales a años luz de la realidad.

Tras presentar unos Presupuestos Generales del Estado para 2009, que confiaban en un crecimiento económico del 1% para el año en curso, todos los organismos nacionales e internacionales avisaron de la “irrealidad” de estas estimaciones. Los datos del mercado anticipaban la recesión en España, mientras que el Gobierno defendía que el PIB subiría otro año más.

El vicepresidente segundo del Gobierno, pasó de negar la crisis, a admitir la “desaceleración”, para después admitir que España estaba en la antesala de la recesión, una vez que los datos del Banco de España y del Instituto Nacional de Estadística (INE) ya no se podían ocultar a la opinión pública.

Después dijo que los Presupuestos estaban desactualizados y, seis meses después de la anterior revisión de las previsiones, Solbes rebaja sus pretensiones iniciales. La economía caerá un 1,6% en 2009 y el déficit se disparará hasta el 5,8% del PIB. Frente al crecimiento del 1% y un déficit equivalente al 0,34% del PIB.
 

A años luz de las previsiones electorales

Esta previsión de crecimiento que ahora defiende Solbes choca frontalmente con el diagnóstico que hacía el vicepresidente antes de las elecciones del pasado marzo. Entonces, el Gobierno aseguraba que la economía española crecería un 3,1%.

Pero tras los comicios, el 25 de abril, el Ministerio de Economía volvió a rebajar esta estimación, dejándola en el 2,3%. En aquellos tiempos, Moncloa defendía sin contemplaciones que España no iba a verse afectada por la tormenta subprime, el sector inmobiliario iba a seguir aportando fondos a la economía, y la economía estaba en la “Champions League”.

Más tarde, el 24 de julio, Solbes presentó la enésima revisión de sus predicciones, esta vez de cara a la elaboración de los Presupuestos para 2009. El vicepresidente apuntaba a un crecimiento del 1% para 2009. Es decir, tres veces menos que lo previsto antes de las elecciones.

Con estas cifras, todos los organismos nacionales e internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la OCDE, la Fundación de las cajas de ahorro (Funcas), el Instituto de Estudios Económicos (IEE) y la Comisión Europea (CE), entre otros, avisaron al Gobierno de que sus cálculos eran erráticos y que ponían paños calientes sobre una crisis que afectaría más a España que a otros países.

Solbes no quiso variar sus estimaciones y llevó los Presupuestos al Congreso, donde fueron aprobados, previo pago, gracias a los apoyos de los partidos nacionalistas. Por ello, obtuvo el rechazo del Senado, pero el Gobierno no tuvo problemas para sacarlos adelante en el Congreso, una vez que fueron devueltos por la Cámara Alta. Lo curioso es que el crecimiento que registrará España en 2008 será un 90% inferior al calculado inicialmente por Solbes. ¿Acertará en sus previsiones para 2009?

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD