print
A POCAS HORAS DEL DEBATE

Solbes prepara el terreno a Zapatero con nuevas promesas para las familias con hipotecas

 El PSOE ha hecho la última concesión a las familias agobiadas por el elevado IPC y la reciente subida del Euribor, antes del debate de esta noche. Pese a negar varias veces que España esté atravesando una "crisis", el vicepresidente Solbes ha anunciado que las familias que tengan más dificultades para afrontar el pago de su hipoteca podrán ampliar el plazo de la misma de forma gratuita para reducir así la cuota mensual. Sin embargo, Solbes no ha explicado qué familias podrán acceder a esta prerrogativa, cuándo, ni cómo. Tampoco ha aclarado cuántos intereses tendrán que pagar por ello.


Noticia publicada el 25-02-2008

(Libertad Digital) Aunque ha negado en varias ocasiones que España esté atravesando una "crisis", Solbes ha reconocido, durante un acto con empresarios de Castilla La Mancha, que existe un problema "complejo" por el que las familias tienen dificultades para afrontar el pago de sus hipotecas y ha explicado que para resolverlo se requiere la colaboración del sector financiero.

El objetivo del Gobierno es que las familias "con más dificultades" puedan ampliar "de forma gratuita" el plazo de su hipoteca para ver así reducidas las cuotas mensuales. Un coste que, según el Ministerio de Economía, alcanza los 1.000 euros de media, incluyendo la comisión bancaria y los gastos de gestoría y notaría (la comisión máxima, según la Ley Hipotecaria, es un 0,1 por ciento).

Ampliar una hipoteca media de 30 a 35 años cuesta 19.000 euros

Lo que no ha explicado Solbes, ni tampoco el Partido Socialista, es si estas familias tendrán que pagar los intereses que cuesta esta ampliación del plazo de su hipoteca, o también correrán a cargo del erario público. En cualquier caso, hay que recordar que ampliar una hipoteca media, de 120.000 euros, a un Euribor del 4,36 por ciento, de 30 años a 35, supondría pagar 41 euros menos al mes, pero al cabo de los 35 años habría que pagar casi 19.000 euros más en intereses a la entidad financiera.

A pesar de que esta nueva promesa ni siquiera está en el Programa Electoral socialista, el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, ha insistido que sigue "haciendo las cuentas" de las promesas electorales y es "perfectamente absorbible". "Yo sigo haciendo las cuentas y me siguen saliendo", ha señalado Solbes en una entrevista en el programa "Las Mañanas" de Cuatro, en la que recordó que las promesas electorales de los socialistas costarán aproximadamente unos 22.000 millones a repartir en la próxima legislatura, poco más o menos el superávit de las cuentas públicas. Este coste, insistió, es asumible con un crecimiento económico "de acuerdo con lo previsto, algo inferior al potencial".
 
Ni cómo, ni cuándo, ni quién
 
Según explica la agencia Efe, citando fuentes socialistas, el Gobierno llegará a un acuerdo con los agentes afectados –entidades bancarias, notarios y registradores– para ver en qué medida están dispuestos a colaborar para que resulten gratis a los hipotecados los trámites de la ampliación del plazo, como las nuevas escrituras y registros o las comisiones, que ahora pueden tener un efecto disuasorio por su alto coste. Así, una vez que se llegue a un acuerdo con todos ellos, la Administración asumirá –por vía directa o indirecta, como la revisión de aranceles– el coste de la medida.
 
De momento no se puede calcular el número de familias que podrán beneficiarse de la propuesta, hasta que no se determinen las variables a tener en cuenta para considerar si presentan dificultades económicas. El vicepresidente ha asegurado que esta medida, junto a la reducción de 400 euros en el IRPF, "aliviará" los pagos mensuales, aunque no ha concretado qué nivel de dificultad o endeudamiento necesitará una familia para poder acceder a esta ventaja, ni si la palabra "gratis" implica también que estas familias no tendrán que pagar más intereses por ampliar el plazo de su crédito.
 
Los bancos están a favor
 
La Asociación Española de Banca (AEB) ha declarado estar a favor en todo lo que sea facilitar la vida a los ciudadanos para pagar su hipoteca. Según ha asegurado un portavoz de esta asociación, los bancos prefieren renegociar las hipotecas antes de acudir a medidas más drásticas, entre las que se incluye el embargo de la vivienda. Además, recuerda que la nueva ley hipotecaria, elaborada para afrontar posibles subidas en los tipos de interés y respaldada por los bancos, precisamente ha rebajado "notablemente" los costes para renegociar las hipotecas con el mismo banco (novaciones) o para irse a una segunda entidad (subrogación). "Todo lo que sea avanzar en ese terreno nos parece bien".



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados