Pedro Solbes comparece en Moncloa
print
REBAJA EL OPTIMISMO DE ZAPATERO

Solbes prevé una desaceleración de nuestra economía y afirma que "no podemos crecer permanentemente"

A pesar de que las previsiones del FMI, OCDE o Morgan Stanley señalan al sector inmobiliario español como el punto flaco que provocará una caída de nuestro crecimiento económico, Solbes ha dicho que la "desaceleración del precio de la vivienda" no tiene impactos negativos. Con todo, el ministro reconoce que "no podemos crecer permanentemente" y prevé una desaceleración económica. Precisamente este viernes, Standard & Poor's también ha dibujado un panorama poco halagüeño de la economía española al alertar sobre los numerosos desequilibrios que sufre la economía española con una "fuerte corrección" del mercado inmobiliario. Esta semana, Zapatero ha vuelto a decir que vivimos el mejor momento económico de la demorcacia.

Noticia publicada el 25-05-2007

LD (EFE) Este viernes se ha aprobado en Consejo de Ministros el techo de gasto no financiero de los Presupuestos Generales del Estado, que será para el año que viene será de 153.920 millones de euros, el 6,7 por ciento más que el de este año. Estará "en línea" con el crecimiento del PIB nominal previsto para 2008, que es del 6,6 por ciento. Pedro Solbes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha reconocido que "no podemos crecer permanentemente al 4,1 por ciento". Y ha insistido en que "no puede ser", "no es razonable" que se mantenga, por lo que "tendremos que ir a una desaceleración".

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Solbes ha abordado, a preguntas de los periodistas, las numerosas llamadas de atención que nuestra economía están haciendo instituciones como el Fondo Monetario Internacional, Morgan Stanley o la OCDE, que este jueves preveía una corrección a la baja del crecimiento para 2008 hasta el 2,7 por ciento.

También le han preguntado sobre la información adelantada por el diario La Razón y la cadena COPE según la cual Solbes recomendó a Zapatero que adelante las elecciones generales al próximo otoño porque la negociación de los Presupuestos puede resultar un coladero de exigencias nacionalistas.

Solbes dice que no comparte "en absoluto la previsión de la OCDE" y sospecha que ese 2,7 por ciento, seis décimas por debajo de la previsión del Gobierno (en el 3,3 por ciento), viene de que la institución cerró su informe sobre España cuando se estaba produciendo la brutal corrección de las cotizaciones de las empresas inmobiliarias, y antes de que se conociera el dato del primer trimestre, que marca un crecimiento interanual del 4,1 por ciento.

En contra de las previsiones de FMI, Morgan Stanley o la OCDE, Solbes afirmó que la moderación en el precio de la vivienda "no está teniendo ningún impacto en términos negativos" en nuestra economía. En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Solbes no descarta una "corrección suave a la baja" en el crecimiento del sector de la construcción, moderación que, según explicó, está "implícita" en la previsión de crecimiento de la economía española para el próximo año, del 3,3 por ciento.

El ministro de Economía ha restado importancia a la incidencia de la previsible corrección del mercado inmobiliario sobre la economía española, un elemento destacado por el FMI, la OCDE y Standard & Poor's. Solbes reconoce que se está experimentando una corrección tanto en los precios como en las ventas, Por otro lado considera que la desaceleración inmobiliaria se está comparando con otros sectores "que están tirando" del crecimiento.

Al respecto, Solbes no ha mencionado su sugerencia de adelanto de elecciones, pero sí ha reconocido que la dificultad en la negociación de los Presupuestos es mayor por coincidir con año electoral. Pero "ya hemos iniciado los contactos" con los grupos de la Cámara, y puesto que las cuentas del Reino "tienen los mismos elementos", Solbes prevé que se repita el apoyo que se produjo con los anteriores Presupuestos.

Techo de gasto

Por otro lado, Solbes ha dado a conocer el objetivo de estabilidad presupuestaria para el trienio 2008-2010 aprobado este viernes por el Consejo de Ministros, y que prevé que las Administraciones Públicas alcancen un superávit del 1,15 por ciento del PIB en cada uno de los próximos tres años.

El techo de gasto aprobado se ha elaborado teniendo en cuenta que los ingresos del próximo año calculados por el Gobierno ascienden a 156.807 millones de euros, el 6,8 por ciento más que en 2007, con lo que el próximo ejercicio el Estado cerraría con un superávit de 2.886 millones de euros, el 0,26 por ciento del PIB.

Con la previsión de superávit para los próximos tres años el Gobierno cumple con lo previsto en la nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria, que se aplica por primera vez en la elaboración de los presupuestos de 2008, y según la cual las cuentas públicas deben cerrar con saldo positivo siempre que la economía crezca por encima del 3 por ciento.

El superávit del 1,15 por ciento del PIB se logrará con saldos positivos en todas las administraciones, a excepción de los ayuntamientos, para los que se prevé equilibrio en el cierre de las cuentas de los próximos tres años.

Así, se calcula para la Administración Central un superávit del 0,30 por ciento del PIB (del 0,26 por ciento por parte del Estado y del 0,04 por ciento en los organismos autónomos); del 0,60 por ciento en el caso de la Seguridad Social y del 0,25 por ciento en el conjunto de las comunidades autónomas.

En el caso de las comunidades autónomas, el objetivo del 0,25 por ciento de superávit no incluye el posible déficit adicional, de este mismo porcentaje, en el que pueden incurrir aquellas que financien inversiones productivas o con fines medioambientales.

Tanto este superávit como el déficit adicional fue acordado por el Gobierno y las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado 24 de abril.

Según el Ministerio, el techo de gasto aprobado hoy permitirá atender las necesidades de gasto público y garantizar que España tenga en 2008 una política fiscal "prudente" que permita a un tiempo "suavizar" las presiones de demanda, "dar confianza" a los agentes económicos y moderar la evolución de la inflación. En definitiva, según este departamento, se trata de aprobar una política fiscal "adecuada a la fase de ciclo económico" actual.

Con la aprobación del techo de gasto, que deberá ratificar el Congreso de los Diputados, se inicia el proceso de elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para 2008.

El Ministerio ya ha anunciado que en los próximos días comenzarán las reuniones con los portavoces de los grupos parlamentarios para informarles de las líneas principales de estos presupuestos.




Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados