Cola en una oficina de los Servicios Públicos de Empleo (antiguo INEM)
print
PESE A QUE SE CUMPLAN SUS PLANES, SERÍA TARDE

The Economist: "Los parados no comparten el optimismo de Zapatero en la recuperación"

El paro en España continúa levantando alarmas. The Economist dedica un artículo a la sangría de empleos que sufre nuestro país. Dice que el "optimismo de Zapatero" sobre una posible recuperación a finales de 2009, no es compartido por "los parados".

Pons compara a ZP con Madoff

Noticia publicada el 02-01-2009

(Libertad Digital) La rapidez con la que España destruye empleo sigue asombrando fuera de nuestras fronteras. El semanario británico The Economist ha dedicado un nuevo artículo sobre esta problemática titulado “Largas colas de parados”, en el que cuestiona la actuación del Gobierno frente a la galopante destrucción de empleo que sufre nuestra economía.
 
Para The Economist, el dinero que ha repartido el Gordo de Navidad, ha supuesto un plan de estímulo diez veces más efectivo que los puestos en marcha por el Ejecutivo. Mientras, nuestro sistema arroja cada día a miles de españoles al paro. “la tasa de desempleo es actualmente del 13%, pero el futuro es aún más tenebroso ya que algunos analistas la han colocado en el 16% y otros en el 18% para 2010”.
 
Frente a esto, el presidente del Gobierno señala “optimistamente” que “la economía española esté en condiciones de recuperar el empleo porque es fuerte”. Un “optimismo” que no ha calado entre la clase trabajadora, que se ve sacudida continuamente por expedientes de regulación de empleo y por planes de viabilidad empresarial que tiran de personal para suprimir gastos.
 
En cualquier caso, tal y como recuerda esta publicación, en el caso de que Zapatero tuviera razón y diciembre de 2009 marcase el inicio de la recuperación económica “sería demasiado tarde para la primera ola de parados que verían peligrar su subsidio al desempleo”.
 
Tampoco entre los sindicatos que, pese a que aún no se han movilizado, han manifestado su preocupación por la situación, dice The Economist. En este sentido, el artículo señala que la recuperación del mercado laboral ha de venir acompañada de otras medidas como la mejora de la educación o la investigación, “que no se están aplicando o que de producirse llegarán tarde”.
 
The Economist también llama la atención sobre el fenómeno de la inmigración, que ha contribuido a la generación de empleo durante la última década y que actualmente son uno de los sectores que antes pierden su trabajo. Desde organizaciones como Cáritas ya muestran su preocupación por brotes racistas mientras el Gobierno ofrece ayudas para que los Inmigrantes regresen a sus países de origen. El artículo recuerda que algunos economistas consideran que la flexibilidad que ofrecen los inmigrantes como mano de obra puede ser muy positiva para lograr la recuperación económica.


Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE