Menú

Unicaja se come un agujero de 2.000 millones de euros por orden del PSOE

En el argot financiero, un caballero blanco es el inversor que ayuda financieramente a la empresa que está siendo asediada por una OPA hostil, a diferencia del caballero negro o tiburón financiero que es quien realiza la OPA hostil contra una empresa o compañía.

0
En el argot financiero, un caballero blanco es el inversor que ayuda financieramente a la empresa que está siendo asediada por una OPA hostil, a diferencia del caballero negro o tiburón financiero que es quien realiza la OPA hostil contra una empresa o compañía.

LD (Pedro de Tena) El consejero de Economía de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, utilizó la expresión "caballero blanco" para referirse a Unicaja en relación con CCM. Pero como además afirmó que el sistema financiero andaluz no tiene un "futuro boyante" porque algunas entidades "lo están pasando mal" -callando que el Banco de España ha impuesto unas condiciones leoninas a Unicaja -, admitía que Unicaja, caballero blanco para CCM, puede ser "caballero negro" para las demás cajas en pre-crisis y para sí misma, al tener que asumir el "marrón" de 2.000 millones de euros de la caja castellano-manchega.

Según los datos admitidos, la CCM tiene un agujero de 3.000 millones de euros, pero el Banco de España sólo garantiza a Unicaja 1.000 millones de euros para compensarlo. De ese modo, Unicaja podrá ser caballero blanco para CCM pero se convierte en caballero negro para sí misma y para el resto de las Cajas andaluzas en situación de pre-crisis a las que ya no podrá ayudar si fuese necesario.

"En Andalucía y en España estamos aguantando. No digo que la situación financiera sea sólida, pero han llegado a la crisis con una solvencia que no tiene el sector financiero de nuestro entorno", explicó el consejero andaluz de Economía, que agregó que "en nuestro caso" el problema es que "han comprado más de lo que han vendido" y tienen pendiente vencimientos que pagar.

"Nuestras entidades pueden tener ya este año vencimientos, aunque por ahora no ha sido necesario socorrer a ninguna, lo cual es un dato", subrayó Griñán tras recordar que algunas entidades asumieron riesgos al "meterse" en sectores como el inmobiliario. Es decir, hay riesgos inminentes para otras Cajas.

Sorprende por tanto la celeridad con que se ha afrontado el proceso Unicaja-CCM, lo que indica que había riesgo de catástrofe a cortísimo plazo. La solución de urgencia se concretó durante las últimas 72 horas, después de que el pasado viernes se rompieran las negociaciones que la Dirección de Supervisión del Banco de España venía manteniendo con el equipo del presidente de la andaluza Braulio Medel. Como ya informó El Confidencial , Unicaja pretendía obtener un nivel de ayudas públicas suficientes para reequilibrar patrimonialmente CCM y hacerse cargo de su gestión.

La resistencia de Unicaja llegó a provocar que durante toda la jornada del viernes 27 de febrero se intensificaran los contactos entre el Banco de España y la CECA (patronal de las cajas de ahorro), orientadas a la búsqueda de algún potencial candidato alternativo a la caja andaluza, según fuentes próximas al organismo supervisor. Sin embargo, ninguno de los nombres barajados satisfizo a la casa del gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez.   

 Al parecer, todo se precipitó el sábado, último día de febrero, festividad de Andalucía. Braulio Medel recibió la llamada en persona del ministro de Economía. El mensaje de Pedro Solbes era claro: Unicaja tenía que aceptar la absorción de CCM bajo las condiciones propuestas por el Banco de España. Es decir, tendría a su disposición un máximo de 1.000 millones, probablemente con cargo al Fondo de Garantía de Depósitos de las cajas, cantidad que representa casi una cuarta parte de sus recursos y que no alcanzan ni de lejos los 3.000 millones de "agujero" que se adivinan en la Caja castellano manchega.

Las posibilidades de Unicaja de oponerse a la operación eran mínimas. Convencidos de esta situación, la caja andaluza pretendía obtener los recursos necesarios para digerir a CCM. Las compensaciones serán menores. Eso sí, su presidente Medel, que podría haber dimitido y haber denunciado la soga que se pone al cuello de Unicaja, tendrá opción de renovar en el cargo el próximo mes de enero de 2010.

En segundo lugar, aunque no menos importante, Solbes se comprometió a incluir a la entidad andaluza en los futuros programas de recapitalización que actualmente estudia el Gobierno, que son inciertos y ya veremos si inútiles.

En su comparecencia ante el Parlamento para informar, a petición propia, de la situación económica de Andalucía y sus perspectivas, Griñán se refirió al proceso de fusión de Unicaja con la Caja de Castilla-La Mancha y mostró su satisfacción por el hecho de que una entidad andaluza haya sido el "caballero blanco" pero no dijo nada de las condiciones adversas en que se va a producir la fusión que pueden convertir a Unicaja en caballero negro de sí misma y del resto del sistema financiero andaluz.

En Libre Mercado

    Servicios