Menú

WSJ: "Grecia es el telonero, España el espectáculo principal"

España, de la que no se suele hablar nunca en EEUU, es últimamente la protagonista de la portada del Wall Street Journal. Este lunes, uno de sus mejores analistas repasa el "estado de negación" en el que vive Zapatero y la complicada papeleta que tenemos por delante.

0
España, de la que no se suele hablar nunca en EEUU, es últimamente la protagonista de la portada del Wall Street Journal. Este lunes, uno de sus mejores analistas repasa el "estado de negación" en el que vive Zapatero y la complicada papeleta que tenemos por delante.

O el Wall Street Journal la tiene tomada con España o es que en España pasa algo realmente grave. El diario económico más prestigioso de Nueva York vuelve a la carga con los problemas financieros del país. Irwin Stelzer, uno de los analistas más acreditados del rotativo neoyorquino y director del departamento de Política Económica del Instituto Hudson, habla en la misma portada del "estado de negación de Zapatero" respecto a la crisis y sus consecuencias, que están sintiéndose ya conforme avanza el "dolor" por todo el país y la zona euro.

Advierte Stelzer que "Grecia es el telonero, un acto de calentamiento. España el espectáculo principal". La presencia en Madrid la semana pasada de las principales autoridades financieras del mundo indica que los problemas son realmente serios. "Los bancos españoles" continúa Stelzer "tienen el interbancario y los mercados de capital congelados" por lo que su única salida es refinanciarse vía el BCE. Nada que no sepamos ya en España, pero que empieza a preocupar en la primera plaza financiera del mundo.

A pesar de la visita de Strauss-Kahn y de la delegación del Tesoro norteamericano a Madrid, el escepticismo sigue reinando en los mercados. Para Stelzer la razón hay que buscarla en que "el Gobierno español no está en posición de ayudar a sus propios bancos" por lo que su "caída provocaría una lluvia de dolor por toda Europa, los Estados Unidos y Gran Bretaña". España es la cuarta economía de la eurozona y está muy expuesta a la banca extranjera, especialmente a la de los países del euro, hasta "727 mil millones de dólares" según cuenta Stelzer.

No todo, sin embargo, es tan malo como las cuentas públicas y privadas de España. La situación es tan delicada que "la canciller Angela Merkel odia la idea de salvar la banca española, pero sabe que si la campaña suena en Madrid reverberará en Berlín. Sabe también que el día de soberanía completa sobre los presupuestos nacionales ha terminado dentro de la zona euro". Eso en la parte que toca a las expectativas, en la real, para Stelzer es una buena noticia que exista "un amplio reconocimiento de que España no prosperará sin una reforma laboral que ya ha empezado a implementarse abaratando el despido".

Eso y el mensaje que el Banco Central Europeo ha enviado a Zapatero asegurándole que la "única vía para lograr el crecimiento económico es la austeridad" pueden ser las claves que permitan a España salir del hoyo en el que se ha metido.

En Libre Mercado

    Servicios