print
TEMÍAN LA SUBIDA DEL PARO LA INFLACIÓN Y LOS TIPOS

Ya en noviembre el 44 por ciento de los españoles esperaba una recesión económica en 2008

Según un estudio elaborado por Nielsen entre octubre y noviembre de 2007, el 44 por ciento de los españoles creían entonces que la economía sufrirá una recesión en 2008, justo el doble de los que no lo pensaban, el 22 por ciento. Los encuestados temían un deterioro del empleo, la inflación o la subida de los tipos de interés.

Noticia publicada el 21-01-2008

LD (Europa Press) De acuerdo con los datos del último estudio 'Nielsen Global Online Consumer Confidence', elaborado en los pasados meses de octubre y noviembre de 2007 con la participación de 26.312 usuarios de Internet de 48 países, en esa posible situación el mayor problema para los españoles es el posible desempleo, citado por el 58 por ciento de los encuestados, seguido por la inflación, que señalan un 43 por ciento, y la subida de los tipos de interés, con un 36 por ciento.
 
Bastante más lejos quedan los porcentajes de los que temen conflictos civiles, un 15 por ciento; inestabilidad política, un 12 por ciento; y la caída del valor de sus propiedades, un 11 por ciento.
 
Sin embargo, entre los consumidores españoles participantes en el estudio, el 72 por ciento creía que las perspectivas laborales para los próximos 12 meses eran buenas o incluso excelentes, frente al 28 por ciento que las veía malas o no tan buenas, lo que mantiene prácticamente estable el porcentaje respecto al anterior estudio de abril del 2007, y resulta muy superior al de hace dos años, pues a finales de 2005 sólo pensaban que tenían buenas perspectivas laborales el 59 por ciento de los participantes en el estudio.
 
Por otro lado, el 63 por ciento de los encuestados españoles considera  que sus finanzas personales serán buenas o muy buenas este año, igual que seis meses antes, y muy por encima del 52 por ciento de media europea. Pese a todo, sólo el 35 por ciento piensa que estamos en un buen momento para comprar cosas que quieren y necesitan, cuando seis meses antes lo creían el 39 por ciento, y un año antes el porcentaje se elevaba al 41 por ciento. Unas respuestas que se dieron un mes antes de que se confirmara el mayor repunte de la inflación en lo que va de legislatura.
 
Según este estudio, una vez pagados los gastos básicos del hogar, los españoles dedican su dinero sobre todo a ahorrar o destinarlo a vacaciones, ambos citados por el 41 por ciento de los encuestados, seguido de los gastos en ropa y el ocio fuera de casa, con un 39 por ciento.
 
Respecto a seis meses antes, el informe destaca que aumenta cinco puntos el porcentaje de los que piensan comprar ropa, y un punto los que se plantean ahorrar; mientras bajan todos los demás. Destaca el descenso de tres puntos en los que se plantean gastar en vacaciones, ocio fuera de casa y nuevas tecnologías, y dos puntos en los que se plantearían gastar en decoración y complementos para el hogar.
 
La salud es lo primero
 
Más allá de la posible crisis, el estudio elaborado por Nielsen señala que el problema que más preocupa a los españoles es la salud, pues es citado en primer o segundo lugar por el 42 por ciento de los participantes en el estudio, aunque también refleja claramente la sensación de crisis, pues la segunda mayor preocupación es la economía, con un 41 por ciento, seis puntos más que hace seis meses y diez puntos más que un año antes.
 
En tercer lugar aparece la estabilidad laboral, con un 34 por ciento, y dos puntos menos que el anterior semestre, seguido del terrorismo, señalado en primero o segundo lugar por un 19 por ciento de los encuestados, la estabilidad política, un 14 por ciento, y la inmigración y el calentamiento global, con un 11 por ciento cada uno.
 
Recesión a la vista
 
Los datos recogidos por el informe constatan que casi uno de cada tres consumidores de todo el mundo espera una recesión económica en los próximos 12 meses, y en torno a la mitad de la población piensa que aumentará el desempleo y la inflación.
 
Los consumidores latinoamericanos se muestran más afectados por el desempleo y el aumento de los tipos de interés en su región que por una posible recesión mundial, mientras los de Europa, Oriente Medio y África manifiestan mayor inquietud por la inflación y la estabilidad política.
 
Por su parte, Norteamérica es la zona donde se manifiesta mayor temor a una caída del valor de las viviendas y propiedades inmobiliarias si se produce una recesión global.
 
De este modo, el Índice global de confianza ha caído tres puntos en los últimos seis meses, desde 97 a 94 enteros.
 
El mayor descenso se produce en Norteamérica, de 107 a 101; seguido de Asia Pacífico, donde desciende de 96 a 92 puntos; mientras en Europa baja apenas un punto, de 90 a 89. Las otras zonas muestran en cambio mayor optimismo: en Latinoamérica sube de 95 a 101; y en Oriente Medio y África de 92 a 95 puntos.
 
Entre todas las regiones, Norteamérica mantiene así mayor optimismo, mientras Europa sigue siendo la zona donde menos confianza hay en que la situación económica mejore.
 
El país donde los consumidores se muestran más optimistas es Noruega, con un índice de confianza de 135, mientras que en España el indicador alcanza los 100 enteros, sin cambios desde el anterior semestre, mientras Italia registra la caída más pronunciada al bajar 11 puntos, hasta 80 enteros.


Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados