El presidente del Gobierno explica su nuevo paquete de medidas en el Congreso
print
EL PP SE PLANTEA LA ABSTENCIÓN

Zapatero engorda el déficit con un "arsenal" de 8.000 millones para ayuntamientos

El presidente del Gobierno anunció en el Congreso de los Diputados un plan de reactivación económica de 11.000 millones de euros. La mayor parte (8.000 millones) serán para obra pública municipal y 800 millones para el automóvil. Zapatero califica el paquete de "arsenal" para los municipios.

El PP no descarta la abstención

Noticia publicada el 27-11-2008

LD (L. Ramírez) El Gobierno sigue apostando por el gasto público para capear los efectos de la crisis económica española, agravada por las turbulencias financieras internacionales. La pieza clave será el fomento de infraestructuras en los ayuntamientos, según afirmó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Congreso de los Diputados.

La vieja receta keynesiana es la opción del Ejecutivo, pero, en lugar de partir del Estado la licitación de obra pública, serán los ayuntamientos los encargados de destinar el dinero de las arcas estatales a proyectos de infraestructuras. 

Para ello, creará “un fondo de inversión pública destinado al ámbito local, para generar empleo y capitalizar nuestras ciudades y pueblos”. A través de esta vía, los ayuntamientos recibirán 8.000 millones de euros para rehabilitación de inmuebles, servicios municipales, apuesta por la tecnología, movilidad sostenible, eliminación de barreras arquitectónicas y seguridad vial”, explicó Zapatero, que calificó su nuevo paquete como un "arsenal".

"El Fondo va a suponer un impulso de primer orden a la inversión municipal y, por tanto, para mejorar las dotaciones de capital precisamente en un momento en el que las entidades locales gozan de un menor margen de actuación", añadió Zapatero. Se artículará con créditos extraordinarios a cargo de los Presupuestos Generales del Estado para 2008.

De esta forma, el Gobierno aumentará el agujero de las arcas públicas, es decir, que se elevará el déficit. Esta brecha entre lo que se ingresa y lo que se gasta deberá financiarse en última instancia mediante deuda, lo que supondrá hipotecar aún más el futuro de las familias y empresas españolas.

La "flexibilidad" del déficit

Para tratar de minimizar los efectos del desembolso de fondos públicos, el presidente recordó que la Unión Europea permitirá “flexibilidad” en los criterios de déficit del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), que establece un límite del 3% del PIB.

“Debemos hacer más y podemos hacer más porque tras estos años de rigurosa política presupuestaria tenemos una holgura en las finanzas públicas, especialmente en deuda pública y el Pacto de Estabilidad europeo permite flexibilidad en estos momentos de excepcionalidad.

Por ello, utilizaremos temporalmente los recursos disponibles a la vez que adoptaremos las reformas estructurales que exige nuestro sistema económico”, declaró el presidente den el Congreso.

Lo que no explicó el presidente es que las cuentas públicas tienen un déficit de más de 13.000 millones de euros, quedándo muy lejos ya los tiempos en los que el Estado cerraba el año con superávit presupuestario.

Con esta iniciativa, el Gobierno pretende “crear 200.000 empleos” y “garantizar la sostenibilidad de las pequeñas y medianas empresas”. El volumen de fondos destinados, indicó el presidente, “supone el doble de la inversión prevista por los ayuntamientos en 2009”.

El Ejecutivo quiere que los municipios empiecen los proyectos presentados a partir del 11 de enero de 2009 “y nunca más tarde del 13 de abril de 2009”. Las asignaciones de los recursos se realizarán “de acuerdo con la población total municipal y beneficiará a todos”, destacó Zapatero.

El control de este multimillonario desembolso se realizará a través de la Intervención General de la Administración del Estado. El plan se aprobará mediante Real Decreto en el Consejo de Ministros del próximo viernes.

800 millones para el automóvil

El paquete también comprenderá ayudas al sector del automóvil para evitar que sigan extendiéndose los expedientes de regulación de empleo y el peligro de cierre de las plantas industriales que quedan en España.

El presidente destacó que el sector del automóvil da empleo a 300.000 personas y es responsable del 20% de las exportaciones españolas.

Por ello, Zapatero anunció que inyectará 800 millones de euros al sector del automóvil, que se combinará con el nuevo plan integral de la automoción, mediante el cual “se exigirá a las empresas beneficiadas que mantengan los puestos de trabajo y que inviertan en formación, tecnología y eficiencia para aumentar la competitividad del sector”.

En cuanto al resto de ayudas públicas, destacan también los 400 millones de euros para asegurar el cumplimiento de la Ley de Dependencia en las comunidades autónomas, 600 millones para cuestiones medioambientales, 500 millones para fomentar la I+D+i, 400 millones para la rehabilitación de casas cuartel y comisarías y 30 millones de euros para lo que Zapatero denominó “turismo social”.

Con todo ello, sumando las ayudas a los ayuntamientos, el Gobierno pretende crear 300.000 empleos, una cifra que, de producirse finalmente, paliaría sólo en parte la debacle del mercado laboral, ya que España ha destruido 800.000 empleos en el último año.

Zapatero admite la exposición española al ladrillo

En cuanto al diagnóstico de la situación, Zapatero reconoció por primera vez que la crisis financiera internacional está teniendo un grave impacto en España como consecuencia de la exposición de la economía al sector del ladrillo.

Reconoció que el principal problema del desempleo proviene de la menor actividad de la construcción y consideró que con este nuevo paquete de medidas de obra pública se permitirá a muchos empleados del ladrillo seguir en el mercado laboral.

El presidente hizo un repaso de todos los desembolsos de fondos públicos realizados en los últimos meses, que se resumen en los 20.000 millones de euros de la devolución de los 400 euros en el IRPF, el cheque-bebé, y la reforma del Impuesto de Sociedades, así como en la supresión del Impuesto de Patrimonio y la moratoria en el pago de las hipotecas.

A esta cifra hay que añadir los 19.000 millones de euros en líneas de crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para mantener la actividad y la prorroga de un año para el pago de estos préstamos, así como los 11.000 millones de euros extra que aprobará el Consejo de Ministros.

Finalmente, se refirió a los 250.000 millones de euros para los bancos y cajas de ahorros. Con todo ello, el Gobierno cree que el déficit público escalará hasta el 4,2% del PIB, aunque la mayoría de organismos nacionales e internacionales estiman que este porcentaje se quedará corto a tenor de la mala evolución de los ingresos del Estado.

Reformas estructurales

El presidente del Gobierno anunció que constituirá la mesa de trabajo para las reformas estructurales en menos de quince días, con el objetivo de consensuar estas iniciativas con todos los partidos y, en especial, con el principal partido de la oposición y cumplir así con el compromiso adquirido con el líder del PP, Mariano Rajoy.

Zapatero aseguró también que estas medidas se centrarán en la modernización del modelo productivo español para salir del ajuste económico, con un modelo de crecimiento "más competitivo".

El jefe del Ejecutivo explicó que las medidas que se pretenden consensuar con el resto de partidos comprenden la introducción de reformas horizontales en el sector servicios, así como en determinados sectores estratégicos como el transporte, la energía y las telecomunicaciones, o la reducción de las cargas administrativas.

Por otro lado, se refirió también a la necesidad de consensuar el proceso de revisión y renovación del Pacto de Toledo en la correspondiente Comisión del Congreso de los Diputados, y recordó que dicha Comisión ya inició su andadura el pasado 18 de noviembre.

Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE


Hay 18 comentarios. Léalos aquí


NOTA: Los comentarios se añaden a una cola, y son revisados por personal de nuestra redacción a diario,
entre las 9:00 y las 23:00. Los que sean remitidos fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
Libertad Digital se reserva el derecho a rechazar, extractar o editar los comentarios enviados por los lectores.
Libertad Digital no se responsabiliza de las opiniones vertidas por terceros en este medio, y no está
necesariamente de acuerdo con ellas al publicarlas. Este servicio está regulado tambiém por
nuestros términos y condiciones.
Email
Contraseña
Si no tiene cuenta de usuario, pinche aquí. Si tiene problemas con su contraseña, acuda aquí.

Enlaces patrocinados