Menú

Zapatero sí propuso sanciones a la UE y en más de una ocasión

Continúa el revuelo mediático que han levantado las sanciones propuestas por Zapatero. Primero fueron Moratinos y De la Vega quienes lo negaron. Luego López Garrido. José Antonio Alonso desafió a buscar en la "hemeroteca" dicha declaración. Lo hemos hecho, aunque no ha sido fácil.

0
Continúa el revuelo mediático que han levantado las sanciones propuestas por Zapatero. Primero fueron Moratinos y De la Vega quienes lo negaron. Luego López Garrido. José Antonio Alonso desafió a buscar en la "hemeroteca" dicha declaración. Lo hemos hecho, aunque no ha sido fácil.

No hay nada como un desafío por parte de un político para que se estimule una respuesta, y más cuando el desafío entraña cuestionar abiertamente el trabajo de colegas de otros medios de comunicación en Europa.

Y no medios cualquiera, BBC, Frankfurter Allgemeine Zeitung, Le Monde, o Financial Times, son algunos de los medios de comunicación que asistieron al encuentro con Zapatero y recogieron, todos ellos, dichas declaraciones. "Corrective measures" , insisten, "dijo corrective measures, es decir medidas correctoras, sanciones", dicen algunos de estos colegas a Libertad Digital. Otros, como Die Welt, no llevaron las "corrective measures" al titular pero sí lo llevaban escrito en su cuaderno de notas.

Y es que fueron ellos los que hicieron que la espita saltara. Estos diarios extranjeros fueron los que pusieron sobre la pista de dicha propuesta a las agencias españolas y por consiguiente al resto de la prensa.

Pronto se extendió la información y la mayoría de los medios españoles nos hicimos eco de la intención del flamante presidente de turno de la Unión Europea de sancionar a aquellos países que no cumplieran con el plan económico acordado en Consejo. "Sí, fue la idea de sancionar a los países malos", bromeaba uno de los corresponsales franceses con los que se puso en contacto Libertad Digital.

Otro de ellos se mostró extrañado del revuelo ya que el día 7, cuando se publicaron los primeros flashes informativos en los medios no impresos y digitales en Europa, el Gobierno español no reaccionó. También se extrañan de la insistencia en negar que propusiera medidas sancionadoras o "correctoras" ya que "hubo varias preguntas en diferentes idiomas sobre el asunto y repitió la misma idea", nos comenta otro de los corresponsales que asistió al encuentro.

Y esta ha sido la única manera de mirar en la "hemeroteca", como propuso José Antonio Alonso, ya que ni en la web de Moncloa, ni en la de la Presidencia Europea es posible encontrar "las declaraciones del presidente del Gobierno" que dijo haber "repasado" el portavoz socialista en el Congreso. Además, uno de los corresponsales ha comentado a Libertad Digital que, al menos a él no le entregaron ningún tipo de dossier de prensa con las declaraciones del presidente.

La invitación era oficial. La delegación de corresponsales se desplazó desde Bruselas y se hospedó en el Hotel HUSA "Paseo del Arte" en la calle Atocha, por cortesía de la Presidencia española de la UE. El encuentro se produjo a las 18:00 y se prolongó hasta las 19:30 en el palacio de la Moncloa. "Fue una rueda de prensa larguísima", confiesa a Libertad Digital una de las corresponsales que asistió al encuentro.

En primer lugar, hizo una breve introducción sobre la crisis financiera y el tratado de Lisboa para hablar más tarde de la nueva etapa de la Unión Económica y de las bases regulatorias que considera necesarias en el sistema financiero, hablando también de un mercado financiero común. Como ya es sabido, se centró en la extensión de un mercado común.

También dijo que era necesaria una nueva estrategia eficaz en Europa y adelantó que "para el consejo extraordinario del 11 de febrero iba a plantear la incorporación de medidas correctoras", insiste esta otra corresponsal alemana. "Eso lo dijo, lo tengo apuntado" concreta.

Zapatero habló de "medidas correctivas" después de señalar que el principal problema que había tenido la antigua estrategia de Lisboa había sido que los países no cumplieran la estrategia 2020. Por lo tanto insistía en la necesidad de adoptar medidas que avanzaran en el cumplimiento de los países, ofreciendo por un lado "incentivos" y por otro, aplicar "medidas correctoras" a los países que incumplieran.

El Gobierno, encallado en cuestiones semánticas

Entre las explicaciones del Gobierno destaca la disparidad de versiones, la mayoría de ellas estancadas en cuestiones semánticas. De la Vega negó categóricamente que el presidente propusiera algún tipo de sanción y señaló que había hablado de "responsabilidad". Por otro lado, Miguel Ángel Moratinos se limitó a decir que no hay una "propuesta formal" sobre esa posibilidad de sanciones.

El socialista Diego López Garrido, también defendió a Zapatero, insistiendo en que "la idea no es sancionar", sino "premiar" a los países que cumplan los objetivos. En la noche de este mismo martes, era el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso el que desafiaba a la prensa limitándose a decir que no había encontrado la palabra "sanciones" entre las declaraciones del presidente, pero no habló de las famosas "medidas correctivas". Finalmente, Salgado ha señalado que no hablaban de sanciones reales sino "morales".

Los corresponsales, en cambio, coinciden. "Dijo medidas correctoras" después de hablar del incumplimiento de los países que incumplan el plan económico de la estrategia 2020.

En Libre Mercado

    Servicios