print
MÁS PARADOS Y LA INFLACIÓN MÁS ALTA DE LOS ÚLTIMOS 12 AÑOS

Zapatero y Solbes devuelven la economía española a los tiempos de Felipe González

El triunfalismo económico del que ha hecho gala Zapatero durante 2007 no le ha servido para evitar que la inflación se haya disparado hasta el nivel más alto de los últimos 12 años. Tampoco ha frenado el aumento del paro. Este 2008 comienza con 106.674 desempleados más que hace un año. La confianza de los consumidores ha caído 13,2 puntos. Una situación que recuerda a los tiempos de Felipe González. Así lo creen en el PP desde donde critican que Solbes no haya dado la cara. Caldera, por su parte, le ha quitado importancia: "Los hechos demuestran que no habrá crisis".

Buesa: "Zapatero ha acentuado las diferencias entre ricos y pobres"

Noticia publicada el 04-01-2008

LD (Agencias) De coincidir el dato de inflación adelantado (publicado por el Instituto Nacional de Estadística) con el Índice de Precios de Consumo (que se publicará el próximo día 14), supondría la tasa de inflación más alta desde diciembre de 1995. Además, se trata de la tasa más elevada del IPC Armonizado –que mide la inflación de forma armonizada con el resto de países de la zona euro– desde que comenzó a calcularse este indicador, en 1997.
 
El crecimiento de la inflación unido al de los tipos de interés y la crisis financiera han hecho mella en la confianza de los consumidores españoles, que en diciembre bajó 3,8 puntos y a lo largo del año pasado cayó 13,2 puntos.

Según los datos publicados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), este descenso del Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que se situó en 72,3 puntos frente a los 85,5 de diciembre de 2006, se debió a la caída tanto del indicador que mide la percepción sobre la situación actual de la economía como del que calcula las expectativas, que bajaron 5 y 2,5 puntos, respectivamente.

De esta forma, el indicador sobre la situación actual se situó en 61,7 puntos en el conjunto del año, 20,4 puntos menos que en 2006, mientras que el de expectativas, que había mejorado en noviembre, volvió a caer el mes pasado y se situó en 83 puntos, seis menos que en diciembre de 2006.

La percepción de la situación económica actual fue en diciembre la peor de la historia de este indicador, que en diciembre experimentó un deterioro en todos sus apartados salvo en las expectativas del empleo, que se mantuvo estable respecto a noviembre. Así, ha empeorado la percepción del consumidor respecto a la situación económica actual de su hogar, que cayó 4,5 puntos, mientras que la percepción sobre el empleo se redujo 2,8 puntos.

Las expectativas de los consumidores sobre la economía también se redujeron, concretamente 5,2 puntos, al igual que las expectativas sobre el hogar, que bajaron en menor medida, 2,2 puntos, hasta los 96,7. Pese a que son escépticos sobre su previsión de ahorro y consumo, los consumidores esperan que la inflación y los tipos de interés se reduzcan.

Por parte del Ministerio de Economía, el único que ha dado la cara ha sido el secretario de Estado de Economía. David Vegara ha salido a la palestra para precisar que el deterioro de la confianza de los consumidores comenzó a ser "más acusado" a partir "de los acontecimientos del verano", en alusión a la crisis de los mercados financieros internacionales.

En este sentido, ha asegurado que el deterioro de la confianza de los consumidores es "contemporánea" a estas turbulencias y, sobre todo, a la subida de los tipos de interés, -en el cuatro por ciento desde junio-, que afecta especialmente a las familias con hipotecas. En cualquier caso, Vegara ha dicho que el indicador de confianza es "uno más" entre los muchos que hay y tiene una historia "relativamente limitada", ya que se elabora desde 2004.

El presidente del ICO, Aurelio Martínez, auguró que la confianza de los consumidores se recuperará tras la caída "excesivamente acusada" de los últimos meses que arrancó en agosto por la crisis financiera. Además, consideró que la capacidad de acierto de los consumidores en sus predicciones económicas "es poca, pero es la que es". Martínez insistió en que la percepción de los consumidores está muy influida por las noticias que dan los medios económicos, especialmente las que tratan sobre las turbulencias financieras. A este respecto consideró que hay medios "que no están explicando bien lo que está pasando".
 
2008 comienza en España con 106.674 parados más
 
El año 2007 terminó con 2.129.547 parados, 106.674 más que un año antes, después de una subida del desempleo de 35.074 personas en diciembre. Un dato que el Gobierno atribuye al reajuste sectorial por la caída del empleo en la construcción. La subida del mes de diciembre contrasta con los datos del mismo mes de 2006, cuando el desempleo bajó en 291 personas. En el pasado mes, el paro subió principalmente en la construcción (32.302 desempleados), seguido de la industria (8.443) y los servicios (566), mientras que se redujo en 5.839 personas del colectivo sin empleo anterior y en 398 en agricultura. Los datos de diciembre afectan sobre todo a la ocupación masculina, ya que hubo 51.092 hombres desempleados más, mientras se registraron 16.078 mujeres paradas menos.
 
En declaraciones en Tenerife, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, restó importancia a los datos conocidos este jueves, que atribuyó al "freno" de la construcción, aunque reconoció que ese mes de diciembre ha sido peor que el de otros años. Además, en su opinión, "los hechos demuestran que no habrá crisis en España".
 
En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, disminuyó en 129.942 personas en diciembre, aunque en el conjunto del año hubo 425.496 afiliados más.

La caída de la afiliación en diciembre se debió, según el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, recoge la "desaceleración suave" en la creación de empleo. Granado aseguró que de los 64.000 empleos perdidos en la construcción, unos 50.000 se han recuperado en el régimen de autónomos (RETA), "trasvase" que se explica por la vuelta de estos trabajadores a la situación anterior al "boom" de la construcción, cuando fueron contratados en condiciones "muy buenas" por las empresas.

Por su parte, el secretario general de Empleo, Antonio González, consideró que aunque el empleo cayó en la construcción creció en actividades relacionadas con la sanidad, la educación, los servicios sociales, la industria manufacturera, los servicios a las empresas o los transportes, entre otros, lo que pone de manifiesto el "esperado" cambio de patrón del crecimiento.

A pesar de la repercusión que a corto plazo tendrá la caída en la construcción en sectores relacionados con éste, el secretario general de Empleo dijo que el contexto es favorable para la creación de empleo industrial en 2008 si se mantienen la inversión privada, el consumo y la demanda externa.

González también destacó que 2007 se cerró con el mayor volumen de contratación total y de contratos indefinidos de la serie histórica.

El PP lamenta el regreso a los tiempos de González

Tras conocer estos datos, el secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, denunció que el Gobierno "ha fracasado estrepitosamente con la política económica llevada a cabo durante esta legislatura".Asimismo, ha culpado de esta situación al actual ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, que va a dejar al próximo gobierno una "herencia" en materia de inflación y de mercado de trabajo muy similar a la que dejó en el año 1996.

Por su parte, el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Vicente Martínez Pujalte, se ha preguntado "por qué no dan la cara" los ministros de Economía, Pedro Solbes, y Trabajo, Jesús Caldera, ante el "preocupante" aumento del paro y de la inflación. En declaraciones a los medios en el Congreso, Martínez Pujalte señaló que cuatro años de Gobierno socialista "han bastado para deteriorar la economía española y volver a las cifras de los Gobiernos de Felipe González".

Los sindicatos piden un cambio en el modelo productivo

Comisiones Obreras volvió a reclamar un cambio en el modelo productivo español para mejorar los datos de empleo, con un "imprescindible" impulso de la industria y los servicios de alto valor añadido.

Para UGT, el dato del paro de diciembre es "coherente" con la situación de "desaceleración" del crecimiento de la economía española y señala que la pérdida de empleo en la construcción se ha visto compensada por un descenso del desempleo en la industria.

La CEOE también atribuyó los datos de diciembre a la desaceleración del crecimiento económico, si bien advirtió de que se ha producido el mayor aumento de parados de los últimos cinco años.

IU, por su parte, señaló que el dato es "muy malo" y confirma "el importante receso" que padece la economía española después de años de "bonanza" orientados a "maximizar" beneficios y no a distribuir la riqueza.

Desde el colectivo de autónomos, ATA consideró que el dato del paro presenta un escenario incierto y preocupante, aunque se felicitó por el aumento de afiliación en el RETA, al igual que lo hizo UPTA, que auguró para este año un mayor incremento de trabajadores por cuenta registrados



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados