Menú

El verdadero motivo del 'plantón' del Rey a la boda de Alberto de Mónaco

A pesar de ser íntimo de Rainiero, el Rey decidió a última hora no asistir a la boda, iniciando toda una catarata de rumores acerca de la verdadera razón.

0

La ausencia del Rey se ha convertido en notoria, y más aún debido a las presencias de los reyes de Suecia, Bélgica, los duques de Luxemburgo, así como otros herederos de los principales tronos europeos, tal y como publica La Otra Crónica de El Mundo. Y es que la Familia Real española nunca ha faltado a un enlace de esta categoría, salvo en el caso de Diana y Carlos de Inglaterra, debido a su polémica decisión de iniciar la luna de miel en Gibraltar.

La Casa Real se esforzó en justificarlo señalando que el Rey aún se estaba recuperando de su reciente operación de rodilla; que los Príncipes serían los que asistirían finalmente... Toda una oleada de desmentidos y rumores acerca de quién asistiría o no al enlace religioso del sábado, que tiene lugar un día después de la unión civil de la pareja.

LOC se pregunta los motivos reales del plantón. Según una fuente de Zarzuela, se señaló que era el Rey quien estaba invitado, y que quería ir a la boda. Pero a última hora los médicos le aconsejaron no forzar la rodilla, por si eso significaba un paso atrás en la recuperación. Pero hablar de esta hipótesis, la de que el Rey era el único invitado, es del todo cuestionable: según una fuente anónima de Zarzuela, la invitación se suele dirigir a los monarcas pero es el Rey el que finalmente decide quién acude.

La explicación oficial deja lagunas. ¿Por qué Mónaco llegó a confirmar la asistencia de don Felipe y doña Letizia? ¿Por qué se ocultó la voluntad del Rey de acudir a la boda, tal y como se aseguró después? ¿Si el Rey no podía acudir, por qué no lo hicieron los Príncipes en su lugar, o alguna de las infantas, para evitar el plantón?

Algo ha pasado, pues, entre la Familia Real española y la de Mónaco, y más aún teniendo en cuenta la amistad que don Juan Carlos y el fallecido Rainiero se profesaban mutuamente. Sólo tres meses después de su desaparición, en julio de 2005, ocurrió el incidente que LOC menciona como causa principal de la ausencia de la Casa Real en la boda.

Fue en la elección en Singapur de la sede para los Juegos Olímpicos de 2012, en la que Madrid presentaba su candidatura. Alberto de Mónaco, miembro del Comité Olímpico Internacional, cuestionó con frialdad la seguridad de la capital española, ya que semanas antes ETA había hecho estallar una bomba en el estadio de La Peineta.

La delegación española alegó que "la pregunta y el tono eran impropios de un jefe de Estado", derivando en un serio incidente diplomático que provocó que ningún miembro de la Familia Real española acudiese a la entronización de Alberto como soberano, en noviembre de 2005. Posteriormente las relaciones se volvieron a acercar e incluso el propio Alberto visitó la Expo de Zaragoza en 2008 y acudió a Zarzuela a comer con los reyes, en una invitación de protocolo extensible a todos los jefes de Estado que vivieron entonces a España.

No obstante, el año pasado el mismo visitó Cantabria invitado por el presidente Revilla, y ningún miembro de la Familia Real estuvo allí para recibirle. Tal y como dice el suplemento de El Mundo, algo pasa con Alberto.

En Chic

    0
    comentarios
    Acceda a los 21 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD