Menú

El Equipo A: Me encanta que los planes salgan bien

La adaptación de la popular serie televisiva de los ochenta viene dispuesta a arrasar las taquillas estivales y a hacer pasar un buen rato a los espectadores. El film de Joe Carnahan es el prototipo de película de acción de verano: un film tan entretenido y bien hecho como intrascendente.

0
La adaptación de la popular serie televisiva de los ochenta viene dispuesta a arrasar las taquillas estivales y a hacer pasar un buen rato a los espectadores. El film de Joe Carnahan es el prototipo de película de acción de verano: un film tan entretenido y bien hecho como intrascendente.

Aunque esta vez las cifras de taquilla en EEUU no han acompañado, "El Equipo A" es indudablemente uno de los platos fuertes del verano cinematográfico. Se le puede criticar -con razón- lo poco inspirado de su premisa, la falta de originalidad de su guión o esa discutible tendencia de Hollywood a suplir la falta de ideas recurriendo a la mera actualización de material viejo (aunque me pregunto si a Brian De Palma se le acusó de aquello en la primera entrega de Misión Imposible, con Tom Cruise). Pero no nos engañemos: "El Equipo A" ofrece, gracias a la puesta en escena de Joe Carnahan, dos horas de vibrante y bienhumorado espectáculo, un rato de entretenimiento y diversión sin complicaciones.

Joe Carnahan, director que ni en "Narc" ni en "Ases calientes" me había convencido, potencia la acción de la serie hasta límites imposibles, y actualiza el sentido del humor de aquella sin resultar un calco ni tampoco traicionar su entrañable memoria. Al contrario, "El Equipo" A conserva el entusiasmo, la jovialidad y la alegría que desprendía la serie protagonizada por George Peppard, pero no tiene problema en llevarle la contraria y vestir de efectos digitales, ruido y exceso la inexistente trama. Gracias a esa desvergüenza -precisamente heredada de la serie- pronto olvidamos la falta de originalidad de la idea para entregarnos, sin más, a una montaña rusa de usar y tirar endiabladamente divertida. Y eso es lo que es un blockbuster de verano.

Y si eso sucede es gracias a la labor de Carnahan en la dirección, que destaca en innumerables momentos y en todas y cada una de las abundantes escenas de acción. El director de Narc parece tener un ojo puesto en la musculosa estética de los films de Michael Bay o Tony Scott -por cierto, aquí productor junto a su hermano Ridley-, y el otro en la ligereza más freak del Tarantino más chistoso, utilizando el guión como mera excusa para encaminar a los protagonistas de un punto a otro del planeta y encadenar explosiones, huidas y rescates aptos para todos los públicos y sin ningún respeto por lo verosímil.

Pero el ruido no oculta las nueces, y es que Carnahan sabe manejar con igual soltura los diálogos (dejando que varios personajes hablen a la vez en multitud de ocasiones) y exhibe un dinamismo extremo incluso en las escenas de mera exposición, gracias a un montaje endemoniado y ágil que maquilla la simplicidad del guión y es capaz de entretejer múltiples acontecimientos y alterar la linealidad de la trama a la velocidad del rayo.

"El Equipo A" es, simple y llanamente, una alegre y digna película de acción pasada de rosca, que sorprendentemente también da manga ancha a su reparto para que se divierta y despliegue química y no sólo testosterona. Liam Neeson y Sharlto Copley destacan tomándose con pasmosa naturalidad sus papeles de Hannibal o Murdock, e incluso Jessica Biel acierta al otorgar dignidad al papel de mero adorno femenino. Y no, no nos olvidamos de su efectivo y malévolo sentido del humor (atención al choteo abierto al cine en 3D).

En Chic

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD